lunes, 29 de noviembre de 2010

Sor Juana Inés de la Cruz

Dedico esta entrada a mis amigos Latinoamericanos y a las mujeres, ya que Sor Juana Inés de la Cruz, que nació y vivió en Méjico en la segunda mitad del siglo XVII, es sin duda la literata más importante del barroco en lengua castellana y una feminista "avant la lettre". No obstante, su valía no es muy conocida en España fuera de los círculos literarios, tema que deberíamos intentar solucionar entre todos.

Sor Juana escogió la vida conventual por su amor a la cultura, ya que -por su época y condición- la vida matrimonial le habría impedido continuar con sus estudios y publicaciones. Quizá sus versos más conocidos sean aquellos que comienzan:


Hombres necios que acusáis
a la mujer, sin razón,
sin ver que sois la ocasión
de lo mismo que culpáis;

si con ansia sin igual
solicitáis su desdén,
por qué queréis que obren bien
si las incitáis al mal?

Combatís su resistencia
y luego, con gravedad,
decís que fue liviandad
lo que hizo la diligencia.

(...)


Aquí tenéis un enlace a estas redondillas recitadas completas.

Como ejemplo de su  poesía amorosa (que hay que recordar que en el barroco no correspondía a una situación emocional real sino a un juego de estilo), os copio un soneto sobre el tema del desinterés del amado por el amante, cuando éste le hace caso y a la inversa. Asunto que ella trata en varias de sus poesías, que además se destacan por este "yo poético femenino", en aquella época en que era notoria la dificultad de la mujer por expresar sus sentimientos.


AL QUE INGRATO ME DEJA, BUSCO AMANTE

Al que ingrato me deja, busco amante;
al que amante me sigue, dejo ingrata;
constante adoro a quien mi amor maltrata;
maltrato a quien mi amor busca constante.

Al que trato de amor, hallo diamante,
y soy diamante al que de amor me trata;
triunfante quiero ver al que me mata,
y mato al que me quiere ver triunfante.

Si a éste pago, padece mi deseo;
si ruego a aquél, mi pundonor enojo:
de entrambos modos infeliz me veo.

Pero yo, por mejor partido, escojo
de quien no quiero, ser violento empleo,
que, de quien no me quiere, vil despojo.

Juana Inés de Abaje "Sor Juana Inés de la Cruz" (1648-95)


Si deseáis más información sobre la completa obra literaria de Sor Juana, que además de distintos tipos de poesía abarca dramaturgia y prosa religiosa, os dirijo a su página en la Biblioteca Cervantes Virtual y al portal A media voz donde hay una antología de sus poemas

Un grupo de amigos decidimos hacer un homenaje a uno de nuestros sonetistas preferidos, manteniendo las palabras finales de uno de sus sonetos y cambiando el texto pero de forma que fuese un contrapunto al tema original. Yo escogí este soneto de Sor Juana Al que ingrato me deja... y aquí podréis leer Quise que fueras mi mejor amante   

2 comentarios:

adefesiosa dijo...

Me sorprende la poesía de estas mujeres que escogieron el convento y que hablan de sentimientos o pasiones sin haberlas vivido. No opino de sus poesías porque no tengo suficiente conocimiento, pero ellas me parecen rebuscadas y complicadas, si bien las reconozco adelantadas a su tiempo.

Tarta Tatin y el gato de Cheshire dijo...

Gracias por recuperar a esta mujer de letras que,como tantas otras escritoras,músicas o pintoras, escogieron el convento para ser libres entre rejas...Un abrazo.