martes, 9 de agosto de 2011

Andrés Trapiello. En tus mejores años.

El polifacético escritor Andrés Trapiello (Manzaneda del Torio, León 1953) es novelista, periodista, ensayista, publica sus diarios y, además, es un magnífico poeta y como tal lo traigo al blog. Más abajo os dejo unos enlaces donde podréis seguir su obra y sus reflexiones diarias.


EN TUS MEJORES AÑOS

Cuando te veo ahora en tus mejores años
con toda la belleza de una copa de vino,
brillándote en los ojos el deseo y las noches
estrelladas de agosto, imagino ese invierno
en que, vieja y cansada, te entregues al recuerdo.

He querido llegar antes que tú a ese día.
Y revivir los tiempos en que tú levantaste
de esta ruina una casa, plantaste en ella higueras,
y alimentaste fuegos que a todos nos hicieron
imaginar la vida muy lejos de los muertos.

Ya ves que ahora han llegado, siniestros, silenciosos.
Por eso tu poeta ha venido contigo
a recorrer de nuevo nuestras amadas ruinas,
y si ayer fue tu risa, hoy será tu silencio,
cuando, vieja y cansada, de nada sirve el sueño.


Andrés Trapiello de Acaso una verdad, 1993


El autor mantiene una página web donde hay información sobre su biografía, obra y aficiones; y en la solapa "obra", dentro de "textos excogidos", encontraréis una amplia selección de su poesía. Además, en su almanaque "Hemeroflexia" publica sus reflexiones diarias.

Para profundizar más, os recomiendo una entrevista en el programa de televisión "Nostromo" (minuto 2 al 26 del vídeo) en que habla de sus últimos libros.


Y para despedirnos un soneto del mismo poemario:

EL ÁRBOL DE LA CIENCIA

Dicen, mi amor, que es imposible hacer
versos de amor feliz, de enamorado,
que sólo lo perdido o no alcanzado
se canta en la poesía, el padecer

olvido o el sufrimiento de volver
al recuerdo de todo lo pasado.
Unas veces la sed de lo vedado;
otras, el vino del amargo ayer.

No hagas caso, mi amor, habladurías.
Contigo todas mis melancolías
son ramas escarchadas en anís

donde se posa un pájaro de nieve.
Escúchale cantar tan hondo y breve.
Que no te engañe su plumaje gris.


 Andrés Trapiello de Acaso una verdad, 1993

2 comentarios:

Libros Que Voy Leyendo dijo...

Qué bonito poema...

Gracias por descubrírmelo.

Saludos

Lourdes

Terly (Juan José Romero Montesino-Espartero) dijo...

Desconocido para mí, lo tengo en cuenta.
Dos bonitos poemas.