lunes, 5 de septiembre de 2011

Juan Lamillar. "Memoria de la luz"

Juan Lamillar (Sevilla 1957) describe en este poema un cuadro de Joaquín Sáenz "Conil". No lo he podido (o sabido) encontrar y os cuelgo otro del pintor "Blandura en el atardecer" también de la misma zona de la costa de Cádiz. Si alguien lo tiene y me lo envía lo añadiré en el blog para poder ver la imagen real que motivó el poema.



MEMORIA DE LA LUZ

También el tiempo es luz, y ahora en la playa
tiempo y luz se detienen, y van a dar al mar:
Juan Lamillar
es el instante de exactitud y magia
que rescatan tan sólo el cuadro o el poema.
La luz es ya triunfo. La vemos vencedora
sobre la calma azul: es mediodía.
Sobre la arena plácida desciende
su memoria de diosa inaccesible.
Hay un rumor de luz sobre las olas:
continuamente cambia su color, su sonido.
En la tela persiste su eterna ceremonia.
También la luz define levemente
el blanco escalonado de las casas,
las delgadas aristas del misterio.
El pincel de la tarde va logrando
un fingido horizonte de magníficos malvas.
Y antes de que paisaje y noche se confundan,
la mano que ha detenido al tiempo,
que ha conversado con la luz más alta,
añade últimas líneas de claridad al lienzo,
traza un nombre: "Conil" y firma Joaquín Sáenz.

Juan Lamillar

Para que podáis profundizar un poco más en la obra del poeta, os dejo una selección de poemas de Juan Lamillar y su entrada en Wikipedia


Adenda de abril 2016: Los que seguís este blog, ya sabéis que me gustan los poemas que se inspiran en cuadros y que tengo un poemario digital De museos por Madrid que permite ver los cuadros que motivaron los poemas. Tengo previsto revisarlo, porque algunos enlaces a los cuadros están desactualizados, y ya os avisaré de la nueva edición.

Por otra parte he descubierto otro cuadro de Joaquín Saénz, que tampoco debe de ser el que inspiró en poema pero abunda en el tema.

 
Playa de La Fontanilla (con Roche al fondo). Joaquín Sáenz

1 comentario:

Pepa Llorens Llopis dijo...

Ricardo, quien como tú, para amalgamar pintura con letras, si no es este cuadro… le va como anillo al dedo!