lunes, 31 de enero de 2011

Ana Rossetti. Chico Wrangler.

Ana Rossetti (San Fernando, Cadiz, 1950) es una de nuestras mejores poetas contemporáneas, que siempre merece ser releída. También ha escrito teatro, prosa y libretos de ópera. 

Adjunto uno de sus poemas cortos más famoso, Chico Wrangler, en el que supo colocar al hombre como objeto de deseo. 


CHICO WRANGLER   

Dulce corazón mío de súbito asaltado.
Todo por adorar más de lo permisible.
Todo porque un cigarro se asienta en una boca
y en sus jugosas sedas se humedece.
Porque una camiseta incitante señala,
de su pecho, el escudo durísimo,
y un vigoroso brazo de la mínima manga sobresale.
Todo porque unas piernas, unas perfectas piernas,
dentro del más ceñido pantalón, frente a mí se separan.
Se separan.

Indicios vehementes (1985). Ana Rossetti

No he sabido reencontrar aquella imagen del anuncio publicitario, que recuerdo y que motivo este poema. Si alguien la tiene y me envía la referencia la incorporaré.

Aquí tenéis varias webs, para proseguir con su obra:

Selección de poemas en A media voz . Otra selección de poemas en Arte poética  y un interesante artículo de Eugenio Ramón Luján sobre Los devaneos de Erato: El mundo clásico de Ana Rosetti , donde trata del uso de temas del mundo greco latino en su poesía erótica.



Adenda de marzo 2017: Ana Rossetti presentó el pasado año su último poemario "Deudas contraídas". Aquí tenéis una reseña de dicho libro de Blanca Carvajal.

martes, 25 de enero de 2011

Miquel Barceló en "De museos por Madrid"

Varios. Miquel Barceló.




















Miquel Barceló es uno de los pintores actuales que más me interesan y en varios poemas del libro digital "De museos por Madrid" he tratado sobre su presencia o ausencia del "Reina Sofía".

En Junio de 2005 no encontré ninguna obra suya en el Museo:

AUSENTE DEL MUSEO

Ausente del museo (o no lo veo)
nuestro mejor artista de estos años.
Si hay motivo, me tiene sin cuidado,
me falta su presencia permanente,
para que sea realmente permanente
ésta maravillosa colección.

Chispas del Sofía. "De Museos por Madrid". Ricardo Fernández ©

Por suerte en Noviembre de ese mismo año, ya encontré una obra suya:

El estudio de las esculturas. Miquel Barceló, 1993
















EL ESTUDIO DE LAS ESCULTURAS, 1993.

Por fin o al fin, te veo en el museo!
No sé si aquí eres nuevo o eras un cuadro oculto;
¡y qué importa, si al fin estás presente!

Aunque no sea de tus obras, ésta
de las que más me gustan —y son muchas—
ya vendrán las demás cuando les cuentes
que a pesar de que estás mal colocado
—y mal acompañado—,
despides permanente, cierras ciclo,
y dejas, a tus fieles observantes,
tan buen sabor de boca que repiten.

Un poco del Sofía, en "De museos por Madrid". Ricardo Fernández ©

Dejuner sur l'herbe II. Miquel Barceló, 1988
















En Septiembre del 2008, ya pude contemplar tres obras de Barceló y pensé que ya se había normalizado su presencia en la colección permanente:

ME RINDO, TE TRIPLICAN

Me quejé de tu ausencia, Barceló,
luego aplaudí tu cuadro que cerraba
—con algunas lagunas— permanente,
y ahora por fin me rindo, te triplican.

Le dejuner sur l’herbe II, frutal
composición, comida a compartir
blancos y grises sobre la amplitud.

Louvre (noir et blanc), visión de la ruptura,
una vez más los blancos y los grises
pero ahora dando forma, definiendo.

Y el que ya conocían mis poemas:
Estudio de esculturas, tu taller;
sólo falta el autor que aquí se esconde
de las metamorfosis de su obra.

El Sofía se renueva, "De museos por Madrid". Ricardo Fernández ©


Louvre (noir et blanc). Miquel Barceló, 1988
Me rendí demasiado pronto, siempre hay que seguir luchando. En una visita posterior a finales del 2009 sólo encontré una obra y medio escondida; y en Diciembre del 2010 no encontré ninguna, espero que fuese por la obras de reforma de la colección, pero nunca se sabe cuáles son los gustos de quienes deciden qué se coloca y que se guarda en los almacenes. Yo hice una pregunta por escrito y se me contestó con evasivas.

Por otra parte, según mi gusto, este museo no ha tenido mucho gusto en la selección de obras de Barceló; recuerdo monográficas muy buenas como las que le dedicó en Barcelona el MACBA o el Caixaforum. 



Adenda de Abril 2017: No sé cuántas obras se exponen actualmente de Barceló en el Museo. En una rápida visita hace un año no vi ninguna y aquí os coloco las que aparecen en la web del museo.

Barceló tenía una página web propia muy completa y ordenada que permitía visualizar toda su obra, pero hace años que está inactiva, lo que es una pena.


Respecto a mi poemario digital De museos por Madrid, (que permite ver las obras en que se inspiraron los cuadros) hace tiempo que os prometo una nueva edición. No lo he olvidado y está en mi lista de prioridades.

miércoles, 19 de enero de 2011

Jordi Virallonga. El delirio de Patrizia

Jordi Virallonga (Barcelona, 1955) es catedrático de literatura de la Universidad de Barcelona, y a la vez es poeta y presidente del Aula de Poesía de dicha Universidad.

Por tanto, Jordi une tres facetas del mundo poético: la teoría, la práctica y la divulgación. Esto es algo difícil de encontrar en una sola persona, y se lo agradecemos todos los que nos movemos en este pequeño mundo en el que todas las ayudas y aportaciones son pocas para ayudar a difundir la poesía.


EL DELIRIO DE PATRIZIA

Mira mis brazos, se cubren de neón,
abarcan la luz nocturna de los barrios y aeropuertos;
ese esparcimiento de órbitas tardas en peceras de cristal,
zona a zona,
planta a planta, la cometa de ascensores.

Mira mis ojos, todo lo ocupan
-más inmensos que el iris de la noche,
que la luz de la bahía resguardada de los puertos-,
derramados en la incógnita inicial del horizonte,
donde están los sueños todavía por crear.

Mira mi sexo,
mira su longitud cavernal
recibir la láctea dispersión de caminos boreales.
Mira mis piernas levantarse por encima de las patrias,
apuntalar la tierra, embovedar planetas,
también la lejanía ignorada,
de océano a océano,
piedra a piedra, el malecón de asfalto.

Mira mi huella pisar las calles,
sombrear la estela de los faros autónomos en los escaparates.
Mira mi pecho, imagina la nada impensable
y amnistía tu legítimo deseo.

Mira hombre mi ansiedad,
el húmedo filtro que atraviesa los cristales,
la perfecta distribución de las horas, las luces,
el sugestivo encaje de los vientos
y alza sobre mí
la dispuesta obscenidad de tu semblante.
Levántame los diciembres, el cristal vaporoso,
la línea suburbial donde acaba tu viaje.

No respondas al teléfono, es gerencia:
mira seis veces mi ropa,
acércame las sales, esa colonia agreste.

Déjame descansar y el mundo será nuestro,
también el baño de alto standing, estatura brutal,
y el dúplex de porcelana en que te espero.

Los poemas de Turín (2000). Jordi Virallonga


Por si queréis profundizar más, os adjunto un link a un artículo de Virallonga sobre su poética que os dará muchas pistas. Y para disfrutar de la voz del poeta leyéndose, aquí lo tenéis en la web de la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña (ACEC) donde recita 19 poemas suyos. También, en A media voz  y en Respiro encontraréis más ejemplos de su producción poética

Aquí tenéis otro ejemplo del autor recitando 






Adenda de abril 2017: Jordi Virallonga publicó en 2015 un nuevo poemario, Incluso la muerte tarda, aquí tenéis una crónica de Eduardo Moga y un poema del mismo.

PROFESIONALES DE LA POBREZA 

Me pregunto,
los pobres de hoy, no aquellos
con los que lucharon algunos
de nuestros padres y recibieron a cambio
desdén o muerte, los pobres de hoy,
los que ya no son los sujetos de la historia,
los que nunca supieron
qué era esto del sujeto de la historia,
los que saben muy poco
y no les gusta que otro sepa
o que hable dos lenguas,
los profesionales de la pobreza, digo,
no los obreros que perdieron su trabajo,
los locos o los minusválidos,
los pobres que ya no son una clase
sino una estirpe que sigue viviendo a sueldo
de la inmovilidad y de la paz burguesa,
los que no pagan escuela, hospital
ni impuestos, los pobres
a quienes lo que más les interesa
es su dinero, lo mismo que a los ricos,
los que nunca creyeron necesario emprender
ni trabajar demasiado, que todo era inmutable,
los que cada vez menos mansos y humildes
están hoy inquietos, miran a los lados con rabia,
acusan a quienes dejaron de saciarles,
se cagan tanto en dios, esos pobres, me pregunto,
¿son los bienaventurados que hace lustros y lustros
admiran al millonario, al hijo pródigo
y mejor o peor siguen heredando la tierra?


Jordi Virallonga. Incluso la muerte tarda (2015)

jueves, 13 de enero de 2011

Mi Odisea y Pido la guardia del amanecer

Estos dos poemas describen mi primera llegada a las islas griegas en velero a travesando el mar Jónico desde Sicilia en mayo de 2010. Después de haber ido muchas veces a las islas en avión y en ferry, fue emocionante descubrir de madrugada el perfil de la isla jónica de Kefaloniá, e Ítaca tras ella, empujados por el viento. 


No duró mi Odisea veinte años
—consumió apenas quince días—,
ni tomé Troya oculto en una trampa,
ni volví a pisar Ítaca —en busca de Penélope y mi reino—;
pero crucé los mares para verte:
a través del Tirreno llegué a la “Magna Isla”
pasé entre Escilas y Caribdis,
y atravesé el mar Jónico en tu busca.
Por conocer otra parte de ti,
soporté temporales, ceñí fuertes levantes,
y seguí a las estrellas en largas singladuras,
que a mí me parecieron más cortas que un suspiro,
porque cuando llegué, por fin, a Heptánisa
vi otro rostro de Grecia y eso me hizo feliz.

Adenda de Bitácora. Cuadernos de las islas griegas.
Ricardo Fernández Esteban ©

(*) La "Magna isla": Sicilia (en el sur de Italia que se conoció como la "Magna Grecia"). Escilas y Caribdis: Dos monstruos míticos que guardaban un estrecho que se identifica con el de Mesina. Heptánissa: las siete islas (nombre en griego de las islas Jónicas)




Por si queréis oír el poema, ésta es la grabación en el recital "Voz a Voz de Poeta y Cantautor. El Deseo/ El Desig", que hicimos Jordi Albero y yo en el "Horiginal" de Barcelona el 27 de Octubre de 2011. 



A veces el destino, como dice Kavafis, no es lo más importante sino que lo es el camino. En este viaje a Grecia en velero (el "Pandora Lys" de 54 pies) lo fueron ambas cosas, el viaje y el destino. Aquí describo cuando, en la madrugada del Jónico, comencé a vislumbrar el perfil de las islas.


Pido la guardia del amanecer,
para poder anticipar las luces de mi Grecia.
Primero, de entre el negro surgen brillos,
luego surge del mar Kefaloniá.
Cuando comienza el día entramos al canal:
Ítaca hacia el costado —por la amura—,
Lefkada al frente, y más allá más islas,
Kastos, Kalamos, Meganissi...
Despunta el sol tras una nube
en este amanecer que abre colores,
y llego a mi destino, un mar
que por primera vez no es el Egeo
pero es azul profundo y griego.

Adenda de Bitácora. Cuadernos de las islas griegas.
Ricardo Fernández Esteban ©


Estos poemas pertenecen a mi trilogía Cuadernos de las islas griegas 

jueves, 6 de enero de 2011

Abelardo Linares. Qué corta fue la noche

Abelardo Linares (Sevilla, 1952) es poeta, librero, bibliófilo y editor. Yo descubrí sus poemas en "Poesía española reciente (1980-2000)" de Juan Cano Ballesta (Catedra), antología que os recomiendo.

Os copio su poema Qué corta fue la noche, unos magníficos alejandrinos blancos sobre la ausencia, y un enlace para que lo sigáis leyendo.


QUÉ CORTA FUE LA NOCHE

Huelen a ti las sábanas, amor, y todavía
está tu libro abierto encima de la mesa
y hay libros por el suelo y discos y tabaco.

Aunque aquí ya no estés, mis brazos aún te buscan.
Y en este fingimiento de abrazarte en la almohada
persigo tu recuerdo, tu cintura, tus hombros.

Tu cuerpo no fue un sueño y quizás en el baño
mi cepillo me espere, mojado de tu boca,
o húmedas toallas que secaron tu pelo.

Huelen a ti las sábanas. El barrio se despierta.
Hay voces en la calle y luz tras la persiana.
El sol debe estar alto. Qué corta fue la noche.

Abelardo Linares. Sombras (1986)



Fotografía: Steve Diet

Ahora os dirijo a la excelente web de poesía "A media voz" para que podáis disfrutar de una selección de sus poemas  y os animéis a continuar por las fuentes, o sea sus poemarios.