miércoles, 30 de marzo de 2011

Pensando en vosotras

Mi poemario Pensando en vosotras, se presentó en Abril del 2011 en el Ateneu Barcelonès donde inició su vuelo en libertad fuera del control de su autor. El libro recorre las experiencias que según el protagonista le fueron inspiradas por mujeres que habían cruzado la senda de su vida o que a él le hubiera gustado que la hubieran cruzado, y que se plasman en poemas rimados agrupados por capítulos que van reflejando los distintos estadios de esas experiencias. 

Pero, qué mejor prólogo que el poema inicial del libro, que le da título.


PENSANDO EN VOSOTRAS (como prólogo)

Para todas vosotras, las reales y las inventadas, que habéis hecho posibles estas historias ofreciéndome lo mejor de la vida. Gracias por vuestra imagen, vuestra bondad, vuestra pasión y vuestra amistad.

Escribí estos rimados al pensar en vosotras,
las que me acompañasteis en todos estos años,
en ti, en ti, en ti y también en las otras,
recordando placeres sobrevolando daños.

Y nunca me atreví a intentar publicarlos
pensaba que era pronto, que el tiempo es necesario
para hacer buenos vinos o para descartarlos,
y ahora, que son “Reservas”, presento el poemario.

Veréis que en estos versos hay gozo y hay dolor,
hay pasión, “voyeurismo”, bastante sentimiento,
algo de pasotismo y máximas de autor,
pero no encontraréis el vil aburrimiento.

Hay historias reales, otras son inventadas,
a unas os quise mucho a otras nunca las vi,
entre todas vosotras las hubo enamoradas
pero también las hubo que pasaron de mí.

Al pensar en vosotras surgió la inspiración
de escribir estos versos, no digo poesía
simplemente son rimas que dictó la pasión,
llamarlas de otra forma jamás me atrevería;

es verdad que en el libro —si sabéis rebuscar—
entre mucha morralla hay alguna lubina,
el mérito no es mío sólo fue reflejar
esa luz que irradiaba de una estrella vecina.

Con mengana una noche solamente salí,
algunas fueron flashes, con ella me casé,
he besado a centenas y también conviví,
pero asimismo es cierto que a muchas inventé;

contigo tuve paz y tú me diste guerra,
de ti admiré tu estilo, de ti tu inteligencia,
ya sé que no acerté —quién más prueba más yerra—
pero hay pocas que digan que me falta decencia.

Mil veces lo intenté, mil veces fracasé,
hay algunas que piensan que he buscado imposibles:
sensible, deportista, divertida y ¿por qué
me gustan con zapatos de puntas increíbles?

Yo quiero que seas una y todas las mujeres,
que seas cuerda y seas loca, recatada y cañera,
de acostarte de día, de ver amaneceres;
como amante o amiga has de ser la primera.

Es verdad pido mucho, ¿y yo cuánto os ofrezco?:
en la cama corriente, de palmito normal,
realmente no sé cuanta nota merezco
si mi cartera es breve y mi voz es fatal.

Toca acabar el prólogo, quitarse el antifaz,
por mucho que sean tantas las historias que cuento,
tú sabes que en el fondo sólo han sido un disfraz
para disimular y esconder lo que siento.

Y te habrás dado cuenta que he ocultado tu nombre
de todas las vivencias que un día te escribí,
pero estoy tan seguro como de ser un hombre
que sabrás que las hice pensando sólo en ti;

por eso, yo te ruego que no guardes rencor
si al leer este libro descubres que a las otras
también he escrito versos y hasta citas de amor;
yo nunca te he olvidado, ni “Pensando en vosotras”.

Pensando en Vosotras (2011). Ricardo Fernández Esteban ©

.




















Adenda de Agosto 2016:

Cinco años después de su publicación, la gestación de este poemario es un grato recuerdo que se hace actual cuando recibo comentarios de lectores. Por ejemplo, hay quien lo ha calificado como catecismo de imprescindible lectura para entender las relaciones hombre mujer, lo que es uno de los mejores elogios que he recibido, porque esa era mi intención.

Estos son los poemas del libro publicados en el blog. No busquéis en los poemas referencias autobiográficas, si las hubiera ya han sido sepultadas por ese personaje que tomó el mando de la historia guiando la mano del autor. Por último, aquí tenéis más información del libro, de cómo conseguirlo y de las fiestas que le organizamos para presentarlo.  

jueves, 24 de marzo de 2011

Carlos Marzal. Media verónica para D. Manuel Machado

Carlos Marzal (Valencia, 1961) es uno de los grandes representantes de la poesía de la experiencia, cuya obra se recoge en El corazón perplejo (Poesía reunida 1987-2004). Escojo algo, poco típico en él, unos alejandrinos en pareado dedicados a Manuel Machado; gran poeta a la altura de su hermano que por sus malas inclinaciones y loas políticas de sus últimos años ha sido postergado, pero que a mí me gusta leer en sus excelentes poemarios anteriores como "Alma" o "El mal poema". Os dejo con su media verónica, que hace que pidamos ya la música.  


MEDIA VERÓNICA PARA D. MANUEL MACHADO

La crítica, tan crítica, tan lista, me ha indicado
que soy nieto cercano de don Manuel Machado.
Y aunque lo puse fácil, lo normal es el hecho
de que jamás los críticos embistan por derecho.
Hay que enseñar el trapo, embarcarlos muy lento,
darles tiempo a pensar, lidiar con fundamento.
Si se les saca un pase ya es toda una faena;
lo normal es que doblen las manos en la arena.















Qué le voy a contar, don Manuel.
                                              He pensado
que usted, en su barrera, me observa con agrado.
Me ve cargar la suerte y jugar bien las manos,
lo que no es muy frecuente entre nuestros hermanos.
Disfruta con los plagios con que le doy salida
a ese toro con guasa del hierro de la vida.
Y aunque mi repertorio es corto y sin alardes,
puedo estar en poeta, al año, algunas tardes.
Por eso le he copiado -para usted, don Manuel-
esta media al gitano, de Paula, Rafael.
Venida de muy lejos, mientras me quedo quieto,
oscura, lenta y única. Para usted, de su nieto.

De "La vida de frontera" (1991). Carlos Marzal


Como supongo que querréis más, aquí tenéis en enlace a Red de Poetas (de la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña -ACEC). Buscad el libro de Carlos Marzal y encontrareis una entrevista, bibliografía y al autor recitando.  

Si queréis leer una antología de sus poemas, os dirijo al portal A media voz . Por último, para los que estéis interesados en poetas de esa generación, os recomiendo la antología "Poesía española reciente (1980-2000), editada en Cátedra por Juan Cano Ballesta.

jueves, 17 de marzo de 2011

Aurora Luque: "Gel"

Me gusta Aurora Luque (Almería, 1962) porque es una magnífica poeta. Además, leí por primera vez este poema que hace referencia a Grecia durante un viaje por sus islas y me sentí totalmente identificado con el final.

Tanto es así que esa sensación de dependencia inspiró un poema de mis Adendas del Dodecaneso: Cuando se llevan muchas playas...  Espero que disfrutéis tanto como yo leyendo sus versos.


GEL

Preparo la toalla. Me descalzo. Esa esponja
porosa y amarilla que compré en un mercado
obsceno de turistas en la isla de Hydra
qué dócil bajo el agua cotidiana
tantos meses después, en el exilio.
De pronto el gel recuerda -su claridad lechosa,
su consistencia exacta- el esperma del mito,
el cuerpo primitivo y trastornado de Urano,
un susurro de olas mar adentro
y una diosa que aparta
los restos de otra espuma de sus hombros.
Me punza una emoción tan anacrónica,
un penoso latir, hondo y absurdo,
por ese mar. Por ese sólo mar. Busco una dosis
de mares sucedáneos.
Cómo podría desintoxicarme.
Dependo de por vida
de una droga. De Grecia.

Carpe noctem (1994). Aurora Luque

El Egeo desde Ios, a la izquierda Síkinos



















Os adjunto dos enlaces a "Cervantes virtual". En el primero tenéis una amplia selección de sus poemas, y en el segundo unos videos con una entrevista y Aurora recitando tres poemas suyos.

martes, 8 de marzo de 2011

Aislado en una isla

Este poema trata de un redundante, pero gozoso, aislamiento en una isla, concretamente en la recóndita Furni, situada entre Samos e Ikaria, al norte del Dodecaneso griego.



















AISLADO EN UNA ISLA

Tras haber recalado en tantas islas
es la primera vez que estoy aislado,
el ferry no ha salido, tiene problemas técnicos.
Y aquí me veis, aislado en esta isla,
en estos dieciséis kilómetros cuadrados,
con unas cuantas más de veinte playas
y con bastantes menos de habitantes por cala
—sin ir más lejos hoy de Robinsones,
arena y tamariscos para dos—.



















Buscando soportar este duro aislamiento,
acabo de encargar para cenar
una buena langosta en compañía
de espaguetis y de mi bella musa.
La noche es fresca, el viento se ha calmado,
hay mesas junto al mar, tranquilidad,
ha salido una luna completamente llena
y comparto contigo el aislamiento.

Como creo os podéis imaginar,
ojalá tarden mucho en arreglar
ese bendito ferry que falló.

Adendas del Dodecaneso. Cuadernos de las islas griegas.
Ricardo Fernández Esteban ©



















En este enlace podéis encontrar más poemas dedicados a las islas griegas que he colgado en el blog.

martes, 1 de marzo de 2011

Gerardo Diego. Insomnio

Mujer dormida. Pablo Picasso
Gerardo Diego (1896-1987) es uno de los grandes poetas del 27 y el antólogo de la "Poesía Española Contemporánea (1901-34)". Yo lo conocí por su soneto del Ciprés de Silos, que incluían los libros escolares "Enhiesto surtidor de sombra y sueño, que acongojas el cielo con tu lanza...", después nos hemos encontrado en diferentes momentos, aunque menos que lo que debiéramos.

Ayer, gracias a la profesora Rosa Navarro, lo redescubrí en su magnífico soneto amoroso Insomnio.


INSOMNIO

Tú y tu desnudo sueño. No lo sabes.
Duermes. No. No lo sabes. Yo en desvelo,
y tú, inocente, duermes bajo el cielo.
Tú por tu sueño y por el mar las naves.

En cárceles de espacio, aéreas llaves
te me encierran, recluyen, roban. Hielo,
cristal de aire en mil hojas. No. No hay vuelo
que alce hasta ti las alas de mis aves.

saber que duermes tú, cierta, segura
-cauce fiel de abandono, línea pura-,
tan cerca de mis brazos maniatados.

Qué pavorosa esclavitud de isleño,
yo, insomne, loco, en los acantilados,
las naves por el mar, tú por tu sueño.

Alondra de verdad (1941). Gerardo Diego


El poema expresa la angustia del "yo" ante el sueño de su amada que le impide comunicarse con ella; ella, dormida, no se da cuenta de su zozobra y él se siente aislado, "pavorosa esclavitud de isleño, yo insomne, loco, en los acantilados", y lo expresa desgarradamente en esa exclamación. Es un placer poder leer un soneto amoroso, que aúne la intensa levedad de su rima con la profundidad del sentimiento y sin caer en la cursilería.

Encontraréis más información sobre su vida y obra en la web de su fundación , podéis leer una selección de sus poesías en el portal "A media voz" ,y para ver y oír, cantado y con comentarios, su "Ciprés de Silos" este interesante vídeo del que sólo os puedo decir que ha sido publicado por "Chusnorriso Chanel"

Por último, ya que me he referido a las magníficas clases de comentarios de textos poéticos de Rosa Navarro, si no podéis asistir personalmente, os podéis consolar con su libro "La mirada al texto" publicado por Ariel.