lunes, 29 de agosto de 2011

"Amor y poesía" de "Pensando en Vosotras"

Éste fue el primer soneto que escribí, hace ya muchos años, y abre los Misterios de pasión de mi poemario Pensando en vosotras. Lo dediqué a un amor difícil, lo que no quiere decir que lo fuese ya que la poesía puede ser ficción, o quizá sí lo fue porque hay musas a las que les gusta la realidad. ¿Qué más da!

Con el tiempo he revisado el poema (os dejo la versión original para comparar). Eso me sirve para plantear la pregunta de si hemos de dejar reposar la poesía escrita en paz, y de si os gusta más la nueva o la antigua versión.


AMOR Y POESÍA (soneto para un amor difícil). 
 
Amor y poesía: eres tú.

Es ver tus ojos de mirar profundo,
son tus palabras al rozar mi oído,
es sentirte quitándote el vestido,
es habitar tu cuerpo vagabundo.

No puedo imaginar en este mundo,
mayor placer, mi amor, que aquel vivido
las pocas noches nuestras que he podido
gozar tu eternidad en un segundo.

Contemplar tu figura es adorarte,
acariciar tu piel enloquecer,
y sentirme en la gloria es el besarte.

Hoy he tenido un sueño y no dormía,
compartía tu vida y tu querer,
uniendo, en ti, amor y poesía.



Versión inicial del poema

Amor y poesía eres tú;

es ver tus ojos de mirar profundo,
son tus palabras al rozar mi oído,
es sentirte quitándote el vestido,
es habitar tu cuerpo vagabundo.

No puedo imaginar, en este mundo,
mayor placer, mi amor, que aquel vivido
las pocas  noches nuestras, que he podido
despertarte con besos un segundo.

Verte es quererte, oírte es adorarte,
acariciar tu piel enloquecer,
nunca me canso, cielo, de besarte.

Hoy he tenido un sueño, y no dormía,
compartía tu vida y tu querer,
porque tú eres —mi amor— mi poesía.

Ricardo Fernández Esteban ©

En este enlace encontraréis más información sobre este libro de poemas Pensando en vosotras  , y en este otro una recopilación de poemas del libro publicados en el blog. 

martes, 23 de agosto de 2011

José Luis Mejía. Perdona, soledad.

Jose Luis Mejía (Lima, 1969) fue uno de mis grandes descubrimientos en los grupos poéticos de Facebook que cultivan la poesía métrica. Dice él "cultivo la poesía rimada para horror de los críticos", y añado yo: "no para sus lectores, sino todo lo contrario". Mejía es un polifacético escritor y pedagogo, que vive en extremo oriente, pero por suerte las nuevas tecnologías nos lo ponen al alcance de un "click". Os adjunto un soneto publicado en un grupo de endecasílabos de la red.


PERDONA, SOLEDAD

Perdónenme los tristes, los furiosos,
los huérfanos de amores y de abrazos,
los que miran un beso y, envidiosos,
se devoran los labios a pedazos.


Perdón a los que hierven en pasiones
y espasmos de alquiler; mis camaradas
de abandono y de sed. Son mis traiciones
inocentes también, pobres y honradas.

Perdona, soledad, tanto dejarte,
tanto olvidar tus noches en mi boca;
tan solo ayer te hallaba en cualquier parte

y hoy te he mordido el corazón de roca.
Perdóname dolor, si no te espero,
si voy feliz amando a la que quiero. 
 

José Luís Mejía

 

Áquí tenéis la dirección del Blog de José Luis, donde encontrareis información sobre su vida y obra muy interesante. Además, un magnífico regalo que nos ha hecho a sus amigos de Facebook: un poemario digital de coplillas y haikus, Morir acaba en tu vientre, que es una delicia, no os lo perdáis: 

martes, 16 de agosto de 2011

Botticelli. "De museos por Madrid"

Esta historia del Decameron que pintó Boticelli en cuatro cuadros, nos recibía con tres de ellos en la antigua configuración del Prado (el cuarto está en una colección particular, pero nada se resiste a la red virtual y aquí lo tenéis también colgado). Era una visión que me cautivaba al inicio de mis visitas, y éste es el poema que le dediqué: 



La historia de Nastagio degli Onesti. BOTTICELLI.

Como Cocó Chanel controlando la entrada (*),
al llegar al museo recibe Botticelli
con su excitante cuento contado por entregas.
Lo escribió un tal Boccacio y lo pintaste tú,
habla de un caballero y sucede en un bosque;
ocurrió en cuatro cuadros de los que aquí hay tres
y no nos ponen foto del cuadro que les falta,
aunque a mí no me importa, y no lo echo de menos
porque eres un experto en explicar historias.
¡Qué guión tan magnífico, si por aquel entonces,
Leonardo ya hubiera predescubierto el cine!

De museos por Madrid. Ricardo Fernández Esteban ©

(*) Para los que no lo sepan, en los restaurantes se llama mesa "Cocó Chanel" a la más cercana a la entrada, ya que a la diseñadora le gustaba ver y que la viesen.




Este poema pertenece a un poemario digital "De museos por Madrid", que está en reelaboración. Ya os avisaré de su nueva edición.

Si queréis ver la obra de Botticelli, la tenéis en este enlace .

martes, 9 de agosto de 2011

Andrés Trapiello. En tus mejores años.

El polifacético escritor Andrés Trapiello (Manzaneda del Torio, León 1953) es novelista, periodista, ensayista, publica sus diarios y, además, es un magnífico poeta y como tal lo traigo al blog. Más abajo os dejo unos enlaces donde podréis seguir su obra y sus reflexiones diarias.


EN TUS MEJORES AÑOS

Cuando te veo ahora en tus mejores años
con toda la belleza de una copa de vino,
brillándote en los ojos el deseo y las noches
estrelladas de agosto, imagino ese invierno
en que, vieja y cansada, te entregues al recuerdo.

He querido llegar antes que tú a ese día.
Y revivir los tiempos en que tú levantaste
de esta ruina una casa, plantaste en ella higueras,
y alimentaste fuegos que a todos nos hicieron
imaginar la vida muy lejos de los muertos.

Ya ves que ahora han llegado, siniestros, silenciosos.
Por eso tu poeta ha venido contigo
a recorrer de nuevo nuestras amadas ruinas,
y si ayer fue tu risa, hoy será tu silencio,
cuando, vieja y cansada, de nada sirve el sueño.


Andrés Trapiello de Acaso una verdad, 1993


El autor mantiene una página web donde hay información sobre su biografía, obra y aficiones; y en la solapa "obra", dentro de "textos excogidos", encontraréis una amplia selección de su poesía. Además, en su almanaque "Hemeroflexia" publica sus reflexiones diarias.

Para profundizar más, os recomiendo una entrevista en el programa de televisión "Nostromo" (minuto 2 al 26 del vídeo) en que habla de sus últimos libros.


Y para despedirnos un soneto del mismo poemario:

EL ÁRBOL DE LA CIENCIA

Dicen, mi amor, que es imposible hacer
versos de amor feliz, de enamorado,
que sólo lo perdido o no alcanzado
se canta en la poesía, el padecer

olvido o el sufrimiento de volver
al recuerdo de todo lo pasado.
Unas veces la sed de lo vedado;
otras, el vino del amargo ayer.

No hagas caso, mi amor, habladurías.
Contigo todas mis melancolías
son ramas escarchadas en anís

donde se posa un pájaro de nieve.
Escúchale cantar tan hondo y breve.
Que no te engañe su plumaje gris.


 Andrés Trapiello de Acaso una verdad, 1993

martes, 2 de agosto de 2011

"Detective Privado"

Este poema narrativo es un "divertimento" en cuartetos alejandrinos, con el que me presenté a un concurso de poesía cuyo tema estaba relacionado con la "Novela negra". Obviamente no tenía ninguna posiblilidad; en los concursos poéticos, aunque estén relacionados con la novela negra, siempre suele primar lo lírico sobre lo narrativo. En éste creo que ganó un poema escrito cibernéticamente, habrá que leerlo.



DETECTIVE PRIVADO (1)

Una placa en la puerta “Detective privado”,
dos sillas, una mesa y, al lado del armario,
la botella y el vaso. Un hombre con pasado
que antes tuvo otra placa cuando era comisario.

¿Y cuál fue su problema?: No saltarse las normas,
no aceptar un soborno, no querer ser amable,
hacer lo que debía y, sin guardar las formas,
detener al culpable aunque fuese “honorable”.

Porque luego la chica, esa rubia platino
que conoció en el club, una guapa corista,
le dejó en la estacada, le engañó como a un chino.
Su principal testigo era una chica lista

que sucumbió al dinero, cambió su testimonio,
lo implicó en una estafa que manchó su expediente.
Le parecía un ángel y resultó un demonio:
Lo siento mucho, pero... me llamó el presidente.


No respondió a la dama, presentó su renuncia.
Él era un caballero y estaba enamorado;
ahora ejerce por libre (como la placa anuncia),
malvive de recuerdos, es un “puto privado”


Ricardo Fernández Esteban © 2011
 
(1) No he encontrado la definición de Detective privado en mis diccionarios. De Detective, el “La Fuente” de 1955 (época en que se ambienta la historia) indica : Agente de policía particular. El "María Moliner detalla más: Persona que se dedica a aclarar sucesos misteriosos, por ejemplo a descubrir los autores de robos o asesinatos, o a hacer investigaciones reservadas por encargo de un cliente. Yo me quedo con la imagen de las antiguas “pelis” de serie negra que veía de niño.


Este poema pertenece a una serie, aún no publicada en papel, que homenajea a las palabras a través de su significado y su relación con las personas, e incluyen una cita con su definición. Aquí podréis leer otros publicados en el blog.