domingo, 6 de mayo de 2012

Islario de pasiones

Releo este poema en Diciembre de 2016. Es un soneto y el único rimado de un poemario, del mismo título, que comenzó a escribirse en la travesía en velero que me llevó en mayo del 2012 desde Valencia al Dodecaneso griego. Lo escribí teniendo a la vista la costa de Sicilia y en mi diario anoté: 

Mi travesía por el Mediterráneo me lleva a Trápani, en el oeste de Sicilia, desde donde zarparemos para recorrer su costa norte y, tras cruzar Mesina y el Jónico, llegar a Grecia.  Luego seguiremos por el golfo de Corinto y el Egeo hasta llegar a nuestro destino, el archipiélago del Dodecaneso. Va a ser un mes de singladuras a través de un islario de pasiones.


Un delfín nos visita en el Tirreno

ISLARIO DE PASIONES 

Todo el mar por delante, el horizonte
marca un círculo azul omnipresente
con pedazos de blanco. De repente
rompe la raya algún perfil de monte

que anuncia riesgo, que te dice: ponte
a imaginar islarios en tu mente,
no pierdas más el tiempo, sé valiente
  y aleja singladuras con Caronte.


 Poco a poco el perfil adquiere vida,
las manchas se hacen pueblo, los colores
son bosques y en tu proa ves un puerto,

que amigable te ofrece su acogida.
Dicen que hay tantas islas como amores
y yo puedo afirmaros que eso es cierto;


al navegante experto
ni Escilas, ni Caribdis, ni Sirenas
le disuaden de hollarlas por docenas.

 Ricardo Fernández Esteban ©

El Pandora en orejas de burro
Aún no he publicado completo este poemario, pero sí una plaquette bilingúe español - griego que recoge 7 de sus poemas, y en este blog podréis leer algunos más.

Por si queréis saber más de ese viaje que me llevó en un velero desde Valencia al Dodecaneso griego en Mayo del 2012, éste es un pequeño Cuaderno de Bitácora

10 comentarios:

Marta Mañes dijo...

Feliz de recibir tu link Ricardo...disfruta a tope y transmitenos con palabras tu travesía. La espero!!!! Un saludo. Marta.

frelises dijo...

Buen viaje para el marino, buen premio al poeta con la inspiración mediterranea entre la marea azul junto a peces vigorosos y esbeltos que te acompañan en tu entrada a la isla más grande del Mediterraneo. Descansa y recupera fuerzas entre el Etna, Taormina y toda la catania. Bebe un buen vino (vega Sicilia)

Saludos, ya a queda menos!!!

frelises

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Excelente soneto y magnífico tema.
Te sigo en tus navegaciones aunque sea nadando y con la lengua fuera.
Un abrazo grande para que lo guardes en tu cuaderno de bitácora.
Enrique

marina dijo...

"... para evitar la barca de Caronte"

¡Qué bella imagen!

Cristina Cella dijo...

Mi primer viaje en velero fué en el verano 1974 y precisamente en las islas griegas....inolvidable....irrepetible....único...te deseo lo mismo y si pasas por Delos saludame el guardián del faro

Antonietta Zeni dijo...

Que envidia Ricardo, maravilloso viaje, te sigo...
Antonietta

Malu dijo...

¡Qué aventura tan maravilloso y que foto! Espero que estés disfrutando. Aquí te espero a tu vuelta para que me expliques con detalle tus experiencias.
Besos
Malu

Anónimo dijo...

Es maravilloso todo lo que escribes, no es falta de interes la mia, pero me cuesta leer mis ojitos muy cansados ya besos....

aureavicenta dijo...

Excelentes recuerdos y un bello verso.
Enhorabuena para el poeta y viajero.
Saludos.

Terly (Juan José Romero Montesino-Espartero) dijo...

Navegar entre islas y que las musas te visiten para escribir un gran soneto como éste, ¡qué más se puede pedir.