sábado, 12 de mayo de 2012

José Florencio Martínez. Teseo no saldrá del laberinto.

En 2012 atravesé el Mediterraneo en velero y sólo me acompañó un libro en papel (los otros iban en mi E-book) “Teseo no saldrá del laberinto” de mi buen amigo José Florencio Martínez, que acababa de publicar in-VERSO. 

Qué mejor poesía y tema para acompañarme en este viaje desde nuestras costas hasta las míticas islas griegas.


VIVIR ERA REMAR (a Constandinos Kavafis)

Remar era la vida. Y la esperanza.
Luego llegamos a Ítaca y los sueños
­-sin metas ni horizontes- se esfumaron
y las naves se pudren en la playa.

Sin Cíclopes, ni Circes, ni fenicios
a quien comprar sus bellas mercancías,
sin aventuras y experiencias nuevas,
sin belleza es insípida la vida.
 
En las doradas playas del recuerdo
sólo hay sombras o espectros de los años.
Vivir era remar, soñar… Ahora,

sentados a la sombra de la parra,
sólo esperamos, viendo los confines,
que arribe ya la barca de Caronte.

Teseo no saldrá del laberinto. José Florencio Martínez.


En una entrada anterior ya os colgué otros dos poemas de José Florencio, uno de ellos “Islario” que me dedicó cuando presentó en nuestra tertulia del “Laberinto de Ariadna” mis Cuadernos poéticos de viaje por las islas griegas y que también ha incluido en este libro que os recomiendo especialmente.

Adenda de 2013: En esta entrada podéis leer otro poema de José Florencio que dedicó a nuestro amigo y gran poeta Enrique Badosa cuando le hicimos un homenaje por sus más de 60 años de poesía.

3 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

El Teseo de José Florencio Martínez es uno de los mejores libros de poesía que he leído junto a las aguas de este mar antiguo. Me cupo el honor de hacer su presentación.
Salud
Francesc Cornadó

Ricardo Fernández dijo...

Tienes toda la razón, Francesc, es de lo mejor que se ha publicado últimamente. Tu tuviste el honor de presentarlo y yo de que incluyese un poema dedicado a mí, sólo por eso ya somos afortunados e igual se nos pega algo de la sapiencia poética de José Florencio.

José Bretones dijo...



La poesía de José Florencio Martínez tiene esa madurez rotunda, ese sabor cuajado de todo lo bien hecho. A sus versos no les falta ni les sobra nada y se leen siempre con paladeo de manjar apetecido.

7 de julio de 2016. José Bretones Salinas.