domingo, 3 de junio de 2012

Regreso a puerto

En Mayo de 2012 atravesé todo el Mediterráneo en un velero recorriendo casi 2.000 millas que me llevaron hasta el Dodecaneso griego. Esta es una reflexión escrita al regresar.

Más tarde he ido agrupando poemas sobre la adicción por el mar en un poemario en elaboración del que os hablaré después.


REGRESO A PUERTO

Todas las travesías tienen fin,   
las costas cierran mares y las islas
son conjuntos que puedes numerar.
Sumando singladuras, quien navega
va restando camino hacia el destino
y acumula experiencias mientras duda:

¿No sería mejor abandonarme,
romper el plan de ruta, capeando
simplemente los vientos sin saber
el nombre del abrigo en que fondee? 
 
Pero el dudar le impide decidir
y una noche descubre que en su proa
brillan las luces que lo despidieron,
porque cerró su círculo de mar.

No es malo estar de vuelta, la experiencia
es el fruto veraz de lo vivido
y queda la ilusión de un nuevo viaje
para ampliar islarios de pasiones.  

Ricardo Fernández Esteban ©


En esta página del blog encontraréis un resumen de mis singladuras de ese viaje. Gracias a todos los que me habéis seguido y apoyado, la compañía siempre es buena y aún más lo es en las travesías.


Adenda de 2016: El viaje ya está lejano y el tiempo desdibuja los contornos del recuerdo, pero no el deseo de repetirlo. De momento, he ido agrupando los poemas relacionados con la adición por el mar en un poemario en elaboración Islario de Pasiones y he tenido la gran suerte de que Maira Furnari me haya traducido 8 al griego, que hemos publicado en una plaquette bilingüe. Ya seguiremos hablando de este proyecto, de momento os copio este poema en griego que cierra esa plaquette.


Επιστροφή σε λιμένα

Κάθε διάβα έχει κι ένα πέρας,
οι ακτές κυκλώνουν θάλασσες κι οι νήσοι
είναι μόνο σύνολα αριθμήσιμα.
Αθροίζοντας τις ρότες, ο ναυτίλος
συντομεύει την πορεία για τον προορισμό
και μαζεύει εμπειρίες ενώ διστάζει:

«Δεν θα ‘ταν καλύτερα να αφεθώ,
τον χάρτη να σχίσω, παραδομένος
έρμαιο εις τους ανέμους αγνοώντας
τ’ όνομα του απάγκιου που θ’ αράξω;»

Μα ο δισταγμός την απόφαση κωλύει
και μια νύχτα από την πλώρη του διακρίνει
τα φώτα του κατευόδιου να λάμπουν,
κλείνοντας τον θαλασσινό του κύκλο.

Δεν ‘ναι κακός ο γυρισμός, η πείρα
είν’ ο αληθής καρπός των βιωμάτων
και μένει τ’ όνειρο για νέο ταξίδι
να εμπλουτίσει νησολόγια παθών. 

                                               (κλείνοντας τον κύκλο…)

Ρικάρδο Φερνάντεθ Εστεβαν. Μετάφραση της Μάιρας Φουρνάρη

9 comentarios:

Pedro P. Vico dijo...

Precioso poema lleno de belleza, nostalgia y esperanza.¡Felicidades¡

Verba volant, scripta manent dijo...

"queda la ilusión de un nuevo viaje
para ampliar islarios de pasiones." Me apunto los versos.
Qué fascinantes las fotos, me encantan! Tanta belleza me abruma. Seguro que ha sido una aventura excelente!

Marta Mañes dijo...

Te felicito por todo. Tu experiencia,tus poemas, tus fotos, y tu compartir...porque lo has compartido con todos nosotros. Gracias Ricardo y bien venido a casa.

Leonor Fernandez Mula dijo...

Todo regreso es a uno mismo, la tristeza facilitará el recogimiento, y este la integración de la experiencia adquirida. Y antes de anticipar una nueva odisea, situarse en este melancólico hoy, hace que comprendamos que ninguna experiencia se pierde, solo pasa a incorporarse en nuestra renovada y original alma.

Natxo dijo...

Bienvenido a casa. Aunque ya no sé dónde te sientes más acogido: aquí o en tus islas griegas.

JuanPablo dijo...

Un velero e medio del mar
da para reflexionar en la existencia
y en los rumbos que la vida puede seguir
según el timón de la voluntad se mueva.

Felicidades por el viaje y por el poema.

Paula Ameijenda Garrido dijo...

Nunca te han dicho que no se debe suscitar envidias? XDD
Si con mirarte ya me imagino que fue una experiencia inolvidable.
Por supuesto que se abren nuevos caminos,nuevas ilusiones y espero que se cumplan tus propósitos.

L. A. F. dijo...

Me ha gustado mucho tu poema.


Lu Folino

Ainaroa dijo...

Debió ser una experiencia única y emocionante , de esas que marcan de por vida, para bienn, claro. Supongo que en medio del mar, perdido entre los azules , de alguna manera el ser humano se encuentra a sí mismo. Si ese ser humano es poeta, por supuesto que ese viaje da lugar a un gran poemario.Besos