sábado, 20 de octubre de 2012

¿Seguimos discutiendo...?

Un soneto alejandrino de mi libro Pensando en vosotras que busca una sonrisa o la complicidad en aquel lugar del tiempo antiguo donde los sueños se entremezclan con las realidades, y no sabemos cuanto hay de verdad y cuanto hay de lo que pudo haber sido y no fue.


¿SEGUIMOS DISCUTIENDO...?

                           Me encanta que sigamos discutiendo, eso quiere decir que no nos aburrimos. Si
                           nos ponemos de acuerdo o no, es lo de menos; ya congeniamos en otras cosas.
                         
Me gusta discutir contigo de política
aunque no nos pongamos casi nunca de acuerdo,
perdona que te diga que vas de monolítica,
no atiendes a razones, enloqueces a un cuerdo.

Y hablando de locura, a fe que apocalíptica,
la que siento por ti. Cariño no recuerdo
alguien mejor que tú. ¿Cómo hacerte una crítica
si en negocios de cama pareces jesuítica?

Piensas siempre que el fin justifica los medios,
y a mí ya me va bien, me encanta discutir
por llevarte la contra en nuestros intermedios.

Contigo uno tertulia y el placer de sentir
como vibra tu piel cuando sientes mi asedio,
cuando bajas la guardia, cuando escoges vivir.


Cielo mío, te vuelvo a repetir:
Discutir de política me parece estupendo,
mientras que en el amor vayamos de refrendo.

Ricardo Fernández Esteban ©

Refrendo: Diccionario R.A.E: 4 (coloq.) Volver a ejecutar o repetir la acción que se había hecho. 

Estructura del poema: Este soneto alejandrino con estrambote tiene una rima poco ortodoxa en el segundo serventesio, al repetir -ítaca, pero se lo disculparemos porque el tema es bastante heterodoxo.


Aquí tenéis información y una antología de este libro de rimas Pensando en vosotras. Si queréis más y no lo encontráis en las librerías, ya que la distribución es bastante mala, me lo podéis pedir directamente a: ricardo@lapalabraesmagica.com 


1 comentario:

Angel de San Martin dijo...

Yo renuncié a discutir con las mujeres: siempre llevo las de perder.