domingo, 18 de noviembre de 2012

Rafael Alberti. Lo que dejé por ti. Ángel desconocido

Rafael Alberti (Puerto de Santa María, Cádiz, 1902-99) es uno de nuestros grandes poetas del siglo XX y supera su adscripción a una generación concreta, en su caso la del 27 que es la época en la que se dió a conocer, por los diferentes estilos poéticos que cultivó a lo largo de su dilatada vida que se han clasificado como Populista, Gongorino, Surrealista, Político y Nostálgico.
Este soneto que os reproduzco a continuación pertenece a su madurez, y es de su época nostágica del exilio, unos años antes de regresar por fin a España:


LO QUE DEJÉ POR TI

Dejé por ti mis bosques, mi perdida
arboleda, mis perros desvelados,
mis capitales años desterrados
hasta casi el invierno de la vida.

Dejé un temblor, dejé una sacudida,
un resplandor de fuegos no apagados,
dejé mi sombra en los desesperados
ojos sangrantes de la despedida.

Dejé palomas tristes junto a un río,
caballos sobre el sol de las arenas,
dejé de oler la mar, dejé de verte.

Dejé por ti todo lo que era mío,
dame tú, Roma, a cambio de mis penas,
tanto como dejé para tenerte.


Roma, peligro para navegantes, 1968. Rafael Alberti


La generación del 27. Alberti es el primero por la izquierda.

La época surrealista de Alberti es una de sus cimas poéticas, y considero que su poemario Sobre los ángelesPoeta en Nueva York de Lorca, son los máximos exponentes de esta vanguardia en castellano. Os dejo una crítica del Centro Virtual Cervantes   y un poema:

EL ÁNGEL DESCONOCIDO

¡Nostalgia de los arcángeles!
Yo era...
Miradme.
Vestido como en el mundo,
ya no se me ven las alas.
Nadie sabe como fui.
No me conocen.

Por las calles, ¿quién se acuerda?
Zapatos son mis sandalias.
Mi túnica, pantalones
y chaqueta inglesa.

Dime quién soy.

Y, sin embargo, yo era...
Miradme.


Sobre los ángeles, 1928. Rafael Alberti


Además, también fue un buen pintor y a quienes os gusten ambas artes os recomiendo su poemario A la pintura. Para  información general sobre el autor podéis ir a su fundación   y para una antología de poemas a A media voz .

Por último, pero no menos importante, aquí lo tenéis interpretando a sus 90 años A galopar al alimón con Paco Ibañez  y a Serrat cantando La paloma  








5 comentarios:

Stefania Ceruti dijo...

Gracias Ricardo por traer este Soneto que hace arder la sangre. Solo desearía inclinarme ante tanto dicho en él, otra vez mil gracias, es una joya de la Literatura.

Blanca. patricia Ruiz Narvaez dijo...

Ante todo esto...me rindo ..tiro la toalla,soy nada,nadie,no merezcoNada.Y quien se crea algo despues de leer esto....Gracias Ricardo,un pacer!!!!!!

Ulises Nobody dijo...

Desde joven me atrajo la sencillez de "Marinero en tierra"; era Alberti mozo y entre pintor y poeta, con ese poemario ganó un premio nacional o cosa así, y se compró la obra íntegra de Gil Vicente, síntomátia y estratégica ingenuidad en que abrevar. Leyendo en voz alta a Alberti parece ser fácil ser un gran poeta, tal vez es que, como decía Eliot: había conquistado su tradición. De allí que suene tan genuino. Con respecto al soneto que nos ha ud. brindado; es notable como la férrea forma no lo encorseta, y ondula la prosodia, leyéndolo en voz alta, escandiendo con galanura.

CRISTI Vll F dijo...

Coincido totalmente con el comentario de Ulises

Pepa Llorens Llopis dijo...

Grande Alberti; Paco Ibañez, Serrat, Geniales y tu Ricardo, la luz cribadora de alhajas!!!!