domingo, 4 de noviembre de 2012

Agustín García Calvo "In memoriam". Tú, cuya mano...


Agustín García Calvo (Zamora 1926 -2012) Lingüista, dramaturgo, ensayista, traductor, filósofo y "last but not least" poeta, nos acaba de dejar en su juvenil inconformismo a los 87 años. Habría mucho que decir de él pero aquí nos referiremos como siempre a su poesía, aunque no la podremos desligar de su constante rebeldía.


TU, CUYA MANO...

Tú, cuya mano me ha bañado
de un fuego transparente las espaldas,
cuyos ojos en claros naufragios hundieron
algunos principios elementales de mi alma,
tú eres mi patria.

Tú, que no tienes apellido,
que no sé si eres pájaro o si alcándara,
que de todos tus brazos las letras de plomo
cayéndose han ido, como si fueran nueces vanas,
tú eres mis padres
y mi patria.

Tú, que ni tú te acuerdas dónde
tendiste a orear las nubes blancas,
que de tantos amores que tienes confundes
el nombre de todos los días de cada semana,
tú eres mi Dios
y mis padres
y mi patria.

Tú, que tan dulcemente besas
que el cielo bocabajo se volcaba,
y que no se sabía de quién ya la lengua,
de quién la saliva, de puro sabrosa y templada,
tú eres mis leyes
y mi Dios
y mis padres
y mi patria.

Tú, que apacientas calaveras
por las praderas de la verde África
y a los rojos leones les echas de pasto
las rosas de leche de aquella luna de Sumatra,
tú eres mi ejército
y mis leyes
y mi Dios
y mis padres
y mi patria.

Eres mi ejército y mis leyes
y mi Dios y mis padres y mi patria,
y el ejército y Dios y las leyes y todas
las patrias y padres se creen que tú no eres nada:
que no eres nada.

Agustín García Calvo

Aquí lo podéis  ver y escychar cantado por Amancio Prada


Y aquí Amancio canta Libre te quieroEn este enlace podéis oír a García Calvo interpretando 23 poemas suyos, aunque su forma de recitar es algo demasiado solemne para mi gusto. Por último, un obituario de "El Cultural" que sobrevuela su "vida y milagros"

2 comentarios:

Jesus dijo...

Entrada sensacional Ricardo!
Un abrazo

pepa llorens llopis dijo...

Grande Garcia Calvo, es un lujo todo lo que nos regalas Ricardo!!!