viernes, 14 de diciembre de 2012

Poema de Navidad

Como cada Navidad cuelgo un poema mío para que reflexionemos. ¿Qué éste es utópico? Pues claro, pero cómo podría quedarnos esperanza si desterrásemos la utopía de practicar lo que tanto se proclama en estas fechas.

  
Imagine there's no heaven      
and no hell below us.
Imagine there's no country,
it isn't hard to do.
Imagine all the people
sharing all the world.

(John Lennon)

La poesía es un arma cargada de futuro
(Gabriel Celaya)


Me indignan religiones convencidas
de ser únicas fuentes de verdad,
que a los demás arrojan a las llamas
de infiernos terrenales o plutónicos.

Me asustan las banderas ondeantes
de patrias exclusivas o excluyentes
que opinan que el restar les beneficia
y la suma diluye su poder.

Me crispan quienes dicen ser la voz
que habla en nombre de un pueblo, nos engañan
no hay pueblos enfrentados, hay personas
y el pueblo debe ser la Humanidad.

Nos cerca el fanatismo, pero no,
no cejaré en la lucha, mis palabras
si cuentan con la ayuda de las vuestras,
armas serán cargadas de futuro.

Imaginar un mundo compartido
sin fronteras mentales ni oficiales
puede ser un ensueño, pero quién
es capaz de impedir que lo desees.
Y si ya lo deseas, ponte en marcha
dándole un contenido más auténtico
a las frases de buenas intenciones,
que escribes cuando llega Navidad.
Unamos por encima de creencias,
razas, lenguas, partidos o naciones,
al hombre con el hombre, sin más título,
olvidando los lucros personales.

Si me acusáis de utópico, lo soy.
Soy alguien orgullosamente utópico,
que pide vuestra ayuda, porque cree
que un sueño puede ser realidad.


 Ricardo Fernández Esteban, 2012 ©


Aquí tenéis la magnífica canción de Lennon, Imagine, que se ha oído mucho pero se tendría que escuchar más:




En este enlace Paco Ibáñez canta La poesía puede ser un arma cargada de futuro de Celaya y ésta es la letra del poema 

Os deseo unos felices días de fiesta rodeados de aquellos a quienes apreciáis, y con un recuerdo y una acción en contra de la intolerancia y en beneficio de tantos que lo pasan peor que nosotros.

Aquí teneéis todos mis poemas de Navidad que he ido publicando en el blog.

Un fuerte abrazo 



15 comentarios:

Anna Benítez del Canto dijo...

Quizá muchos lo encuentren inapropiado para felicitar las fiestas, pero creo que es importante llamar a la reflexión y sobre todo, poner el corazón en los buenos deseos que adornamos en las tarjetas navideñas. Felices fiestas Ricardo!!!!!!

Maria Soler dijo...

Muchas gracias Ricardo. Soy una asidua lectora de tus poemas, que me encantan. Lectora pasiva porqué sólo leo y no participo. Tus deseos de Navidad son pura utopía, pero yo creo que la vida misma es una utopía. Paz, amor, buenas lecturas, buenos deseos para todos....buena salud...eso es lo que yo deseo para tí y para los seguidores de este blog. Maria Soler

Natxo dijo...

Gracias, Ricardo.
Poema sin el azúcar de los pastorcillos, la noche de Belén,...
Estoy convencido de que tu utopía se parece a la que el niño que nació en aquella Navidad comunicó al mundo.
Paz y bien!
Natxo

José Domingo dijo...

Querido Ricardo,

Has dado forma de poema al auténtico espíritu de la Navidad, el de la paz a todos los hombres de buena voluntad.

Un hombre más otro hombre, más otro....la humanidad. Sumar y no restar

Felices Fiestas y próspero 2013 a tí y a todos tus seguidores

José Domingo

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Yo prefiero que me feliciten así estas fiestas. Mi complicidad contigo, amigo.

Jesus Pardo dijo...

Gracias Ricardo por estos momentos de evasión lírica que nos proporcionas enmedio de un entorno tan deleznable como el que nos rodea. Lastima que tu utopía se quedará en eso en ilusión virtual.... de lo contrario ya no sería utopía y encontraría su topos o lugar en este mundo... en cuyo caso tampoco sería este mundo sino otro muy distinto.

juan muñoz dijo...

Repito el comentario

Quiz as no sea adecuado para estas fiestas, pero sin duds es verdad como la Vida misma
Ganso
Juan munoz

Anónimo dijo...

Un comentario de Mª Teresa, que ella no ha podido colgar:

Me gusta lo que has escrito. Para mi no es una utopía aunqué lo parezca ya que la realidad es que estamos suspendidos en una inmensidad cósmica repleta de galaxias, llena de soles y que toda la humanidad estamos cobijados en un pequeño y precioso planeta azul. ¿Puedes imaginar mayor hermandad que esta? Para mi esa es la realidad. Aunque vivamos muy engañados y de espaldas a ella yo confio en que esa visión falsa, algún dia cambiará. La fraternidad y el amor entre los humanos no puede ser tan solo una utopía, es el único posible futuro para la humanidad y su única posible realidad.

Te deseo de corazón que no solo en la Navidad, sino también en el dia a dia, se cumplan todos tus sueños. Un abrazo.

Mª Teresa

Anónimo dijo...

Querido amigo Ricardo: ¡Qué magnífico poema!. Nunca el hombre es tan sublime como cuando
lucha por una utopía. Y nunca produce tanta alegría y satisfacción como conseguir realizada una
utopía. ¡Luchemos por ellas, sobre todo por algo tan bello como "un mundo compartido sin fronteras
mentales ni oficiales"!.
Enhorabuena. Felices fiestas y un excelente año nuevo, con un fuerte abrazo. Fernando Orbaneja

Pablo Tovar dijo...

Gracias, Ricardo. Es entrañable e insporador esto que compartes con nosotros. ¡Y que actuales y cercanas son algunas palabra de Celaya (Me crispan quienes dicen ser la voz
que habla en nombre de un pueblo...). Un abrazo y felices fiestas, Pablo.

José Ramón Fernández de la Cigoña Fraga dijo...

Imaginar, soñar y utopia tres palabras frente a una pero que nos hacen libres.

Felices fiestas

Tere Garibay dijo...

Tu poema es bellísimo Ricardo. Felicidades y gracias por compartirlo.
Besos.

Adelaida López Marcos dijo...

Muy bien que haya una voz que aúne a otras voces para formar un coro que reclama una Navidad mejor y acorde a sus orígenes. Felicidades por hacernos mirar y ver. Saludos.

Ricardo Fernández Moyano dijo...

Felices fiestas Ricardo, me encanta tu felicitación. Un abrazo.

Ricardo Fernández Moyano dijo...

Felices fiestas Ricardo, me encanta tu felicitación. Un abrazo.