domingo, 30 de septiembre de 2012

Katy Parra

He llegado a la poesía de Katy Parra (Totana, Murcia, 1964) a través de la lectura de su poemario Por si los pájaros (Ed. Visor, 2008). Es un libro sensual en el que la autora une a una buena técnica el uso de un lenguaje cotidiano en el que se expresa de forma breve y directa. Dice el editor: Los poemas constituyen el diario de una pasión destinada al naufragio... Narran el principio y el fin de algo hermoso y fatal al mismo tiempo, un eterno capítulo de amor y viceversa.


PARA SIEMPRE

Es posible que nada
vuelva a ser como entonces.
Las promesas de amor
terminan descumpliendo su propósito.
No quiero que te espantes
si mañana la vida parece más confusa
y tus ojos, atentos a mis manos,
acaban confundiendo el arco iris
con un breve anticipo de la inmortalidad.

No me pidas jamás
que vuelva a ser el sueño que inventaste.

Pídeme que me quede para siempre.


SOBREMESA

Te pediste un café
sin mirarme a la cara,
sin apagar del todo aquel cigarro.
Sobre la mesa,
el enésimo intento
para recuperarte
y una copa de vino,
lenta y abandonada,
como si fuese un barco a la deriva.
Dudaste unos segundos
antes de pronunciarte
y arrojar al mantel
la llave de mi casa
y aquel anillo breve y plateado
que te compré una tarde
sin saber hasta cuando me amarías.
Lo siento -me dijiste-,
y la tarde cedió como una sombra
buscando su destino entre el escombro.

Katy Parra. Por si los pájaros (2008)

En su página web podréis encontrar su bibliografía, y algunos poemas con videos recitados por la autora y uno cantado por Jorge Soria; y aquí una entrevista con ella.

sábado, 22 de septiembre de 2012

Epidemia poética

Tranquilos no hay peligro, este virus sólo infecta al alma, o sea que los no poéticamente creyentes estáis a salvo, vosotros os lo perdéis.

El resto, debéis exponeros rápidamente al contagio, no sea que inventen el antídoto y la cursilería y el oropel barato vuelvan a reinar en los cenáculos poéticos.


¡PELIGRO! LA POESÍA PURA RESURGE DEL OLVIDO


Vino primero pura,
vestida de inocencia;
(... /...)        
Y se quitó la túnica,

y apareció desnuda toda…

¡Oh pasión de mi vida, poesía

desnuda, mía para siempre!
Juan Ramón Jiménez


La versopolicía  ha sido acuartelada.
¡Peligro!, una cepa de poesía pura
resurgió del olvido y contagia al leerla.
Han puesto en cuarentena todos sus poemarios
y preparan hogueras, por si acaso prosigue
la infección y resisten los versos el exilio.
 
No saben que aunque quemen los libros de poemas
o tachen las palabras que les suenen sencillas
no podrán extinguir esa antigua epidemia.
Resulta que, por fin, después de su destierro
de años en catacumbas, de lecturas ocultas,
resurge con más fuerza y no conoce antídoto.

Ojalá que muy pronto nos infecte ese virus
que se ceba en lo cursi y pudre el oropel.
Bendita enfermedad la de esa poesía
combatida por falsos poetas que prefieren
el boato y halago a la palabra mágica,
la que llega desnuda como toda pasión.


Ricardo Fernández Esteban ©


En este enlace podréis encontrar otros metapoemas que tratan de la poesía, la literatura o su crítica.

domingo, 16 de septiembre de 2012

José Gutiérrez. De la renuncia. La vida vieja.

José Gutiérrez (Nigüelas, Granada, 1955) es un poeta al que se clasifica, si es que poetas y poesía son clasificables, dentro de la llamada poesía de la experiencia; el mismo dice: la poesía es transformar la experiencia en emoción mediante el lenguaje. Gutiérrez no es un poeta demasiado conocido y yo lo he descubierto a través de la antología Poesía española reciente (1980-2000) de Juan Cano Ballesta, que os recomiento. Os copio el poema que da nombre a su poemario De la renuncia. 


DE LA RENUNCIA 

Si con el tiempo muere la quimera
de buscar una luz que nunca es nuestra,
si los sueños se tornan negra sombra
bajo un cielo cerrado de tormenta,
si el lugar del amor es la amenaza
y su desnudo un brillo de monedas,
si el placer no nos basta y la costumbre
es ese espejo roto, sin belleza
dobléguese la vida y que la vana
memoria del silencio sea tu herencia
escrita en el final que nos condena.

Jose Gutiérrez. De la renuncia, (1989)

Por si queréis conocer más de este autor, os adjunto una reseña bio y bibliográfica , y también una crítica de su último poemario publicado La tempestad serena del 2006 

No he encontrado en la red recopilaciones de poemas de este autor, y lo único que os puedo ofrecer es una publicación de la Fundación Agua Granada que recoje una serie de versos del autor relacionados con el agua de título Agua cautiva pertenecientes al 2º Ciclo "El agua y la palabra" del 2009. 

Os dejo con otro poema suyo, creo que también de "De la renuncia"

LA VIDA VIEJA

Cuando pasen los años
y los días se tormen oscuros sin remedio
para quien nada espera de la vida,
yo elegiré quizá
ese extraño placer de vivir en hoteles
de ciudades fastuosas
que no tuve ocasión de conocer
cuando, joven aún, buscaba el cuerpo
placeres más intensos, el latido cercano
de tanta belleza perdida
y de aquella que pude retener
dejándome cegado para siempre
con su luz tan efímera.

El placer de vivir en los hoteles
colmaría quizá esa vida desierta;
nómada, solitario y silencioso
de una ciudad a otra
intentando olvidar lo que no tuve,
mientras la juventud sigue pasando
frente a quien fue vencido por el tiempo.

José Gutiérrez.

sábado, 8 de septiembre de 2012

Arcano

Hay palabras que nos resistimos a emplear, que no se integran en nuestro discurso habitual por parecernos demasiado cultas o rebuscadas. Arcano, que la R.A.E define como dicho de las cosas secretas, recóndidas o reservadas, es una de ellas en mi caso. Estos versos pertenecen a un poemario en elaboración que trata de las palabras, su significado y su relación con las personas.
 
 


ARCANO 

Cuando eras sólo un mero transeúnte
que, muy de tarde en tarde, aparecías
entre una multitud de conocidos,
indagué sobre ti, por conocerte,
para saber de tu nombre y de tu origen.

Pero a veces nos cuesta hacer amigos.
Todavía después de tantos años,
me cuesta mucho usarte, me da corte
nombrarte al conversar, pues me pareces
demasiado elitista al compartirte
con las otras palabras cotidianas.

Y ya que hablo de ti, de tu apariencia,

para ser realmente distinguido
deberías vestir con tono esdrújulo,

que siempre ha sido signo de cultismo.
Además, el acento adelantado

te daría un aroma de suspense
más acorde con todo lo que ocultas.

Árcano, sí impodría acatamiento.
 
Ricardo Fernández Esteban ©
 

 

DRAE: (Del lat. arcānus). 1. adj. Dicho especialmente de las cosas: Secretas, recónditas, reservadas. 2. m. Secreto muy reservado y de importancia. 3. m. Misterio, cosa oculta y muy difícil de conocer.



sábado, 1 de septiembre de 2012

José de Espronceda. La canción del pirata.


José de Espronceda (Almendralejo, 1808; Madrid, 1842) es uno de nuestros mejores poetas románticos. A pesar de su agitada y corta vida (periodista, político, miliciano, exiliado, parlamentario y muchas más cosas), tiene una obra poética considerable, con ese estilo que hoy nos parece algo grandielocuente, pero que es ameno y se lee muy bien.

No me resisto a copiar la primera parte de su famosa Canción del Pirata, de la que creo todos recordamos algunos versos. El resto y otros poemas los encontraréis en A media voz 


CANCIÓN DEL PIRATA (primera parte)

Con diez cañones por banda,
viento en popa, a toda vela,
no corta el mar, sino vuela
un velero bergantín.
Bajel pirata que llaman,
por su bravura, El Temido,
en todo mar conocido
del uno al otro confín.
 
La luna en el mar riela
en la lona gime el viento,
y alza en blando movimiento
olas de plata y azul;
y va el capitán pirata,
cantando alegre en la popa,
Asia a un lado, al otro Europa,
y allá a su frente Istambul:

Navega, velero mío
sin temor,
que ni enemigo navío
ni tormenta, ni bonanza
tu rumbo a torcer alcanza,
ni a sujetar tu valor.

Veinte presas
hemos hecho
a despecho
del inglés
y han rendido
sus pendones
cien naciones
a mis pies.
 
Que es mi barco mi tesoro,
que es mi dios la libertad,
mi ley, la fuerza y el viento,
mi única patria, la mar.
(.../...)

José de Espronceda

Otro de sus poemas más famosos es la elegía Canto a Teresa dedicada a su amante Teresa Mancha y escrita en octavas reales después de su muerte. Os cuelgo un enlace a la Biblioteca Cervantes donde os podéis descargar el PDF de una edición de 1909  

Y para quienes queráis leer algo muy distinto de Espronceda os recomiendo su Poesía licenciosa editada por Visor que recoge poemas escritos por él, o a cuatro manos con amigos, con textos soeces, pornogáficos, blasfemos, escatológicos y misóginos, vamos lo que hoy diríamos políticamente incorrectos, pero que nos permite hacernos una idea de la otra cara de los románticos.