sábado, 27 de octubre de 2012

Enrique Gracia Trinidad


Enrique Gracia Trinidad (Madrid, 1950) se define como escritor, divulgador cultural y actor. Aquí vamos a tratar de su faceta poética como autor, rapsoda e incansable dinamizador de este género literario. Además, Enrique ha creado la red social Netwritters para practicantes y amantes de la literatura por la que os aconsejo dar un paseo, lo mismo que por su web personal

Empecemos por uno de sus poemas:


PISCINA       

Ya sé que una piscina
jamás tendrá los versos de la arena del mar,
ni del sauce de un río
ni del lago y sus aguas que se duermen.

Pero la luna llena
ha bajado esta noche a refrescarse,
y mi piscina ha sido
el mar de las Antillas,
el Duero de los lánguidos amantes,
el lecho de la espada Escalibur.

Estaba tan hermosa que mis ojos
alzaron en la sombra
un canto humilde a sus orillas.

Todo es papel (2002). Enrique Gracia Trinidad.



En este video oiréis a Enrique recitando sus poemas Contafábula y No , y en este enlace nos regala una plaqueta, un resumen de su poemario Juego de Damas, que es una delicia escrita en clave de humor.  

Dibujo de Enrique Gracia, para la portada de la Plaqueta
Adenda de Agosto 2015: Por fin, se ha publicado este libro completo y aprovecho para recomendar que lo busquéis.



Ahora os copio un poema dedicado a Luis Alberto de Cuenca, otro de mis poetas preferidos a quien también he dedicado una entrada en este blog

ANUNCIO POR PALABRAS  (a Luis Alberto de Cuenca)
 
Para negocio sin futuro,
es urgente encontrar hombre o mujer
de edad indefinida, consciente, solidario
y experto en soledad.
No importa la presencia.
Que conozca palabras para versos sublimes.
Preferible experiencia de silencio.
No se tendrán en cuenta referencias.
Salario a convenir, será muy poco,
incentivos en caso de suicidio,
y un puesto asegurado en la oficina del olvido.
Absténganse personas con algo que perder o buen futuro.
No llamen por teléfono, no hay nadie.
Escriban sin demora
al primer apartado de correos de la necesidad,
o a cualquier laberinto,
que aparezca en el libro de sus sueños.

Historias para tiempos raros (1995). Enrique Gracia Trinidad.

Os dejo con una antología de sus poemas, publicada en A media voz 

sábado, 20 de octubre de 2012

¿Seguimos discutiendo...?

Un soneto alejandrino de mi libro Pensando en vosotras que busca una sonrisa o la complicidad en aquel lugar del tiempo antiguo donde los sueños se entremezclan con las realidades, y no sabemos cuanto hay de verdad y cuanto hay de lo que pudo haber sido y no fue.


¿SEGUIMOS DISCUTIENDO...?

                           Me encanta que sigamos discutiendo, eso quiere decir que no nos aburrimos. Si
                           nos ponemos de acuerdo o no, es lo de menos; ya congeniamos en otras cosas.
                         
Me gusta discutir contigo de política
aunque no nos pongamos casi nunca de acuerdo,
perdona que te diga que vas de monolítica,
no atiendes a razones, enloqueces a un cuerdo.

Y hablando de locura, a fe que apocalíptica,
la que siento por ti. Cariño no recuerdo
alguien mejor que tú. ¿Cómo hacerte una crítica
si en negocios de cama pareces jesuítica?

Piensas siempre que el fin justifica los medios,
y a mí ya me va bien, me encanta discutir
por llevarte la contra en nuestros intermedios.

Contigo uno tertulia y el placer de sentir
como vibra tu piel cuando sientes mi asedio,
cuando bajas la guardia, cuando escoges vivir.


Cielo mío, te vuelvo a repetir:
Discutir de política me parece estupendo,
mientras que en el amor vayamos de refrendo.

Ricardo Fernández Esteban ©

Refrendo: Diccionario R.A.E: 4 (coloq.) Volver a ejecutar o repetir la acción que se había hecho. 

Estructura del poema: Este soneto alejandrino con estrambote tiene una rima poco ortodoxa en el segundo serventesio, al repetir -ítaca, pero se lo disculparemos porque el tema es bastante heterodoxo.


Aquí tenéis información y una antología de este libro de rimas Pensando en vosotras. Si queréis más y no lo encontráis en las librerías, ya que la distribución es bastante mala, me lo podéis pedir directamente a: ricardo@lapalabraesmagica.com 


sábado, 13 de octubre de 2012

Federico García Lorca: El poeta pide a su amor que le escriba (Sonetos del amor oscuro)

Federico García Lorca (Granada 1898-1936) no precisa ninguna presentación y su poesía es sobradamente conocida. Hoy os recuerdo este soneto de su última época, perteneciente a una serie de manuscritos que se agruparon bajo el título de Sonetos del amor oscuro  (título provisional que dio a conocer Aleixandre) y no se editaron hasta bastante después de la muerte del poeta. Despues del periodo versolibrista y surrealista, cuyo mejor exponente es Poeta en Nueva York, parece que Lorca volvía a tener interés por los metros clásicos.


EL POETA PIDE A SU AMOR QUE LE ESCRIBA 

Amor de mis entrañas, viva muerte,
en vano espero tu palabra escrita
y pienso, con la flor que se marchita,
que si vivo sin mí quiero perderte.

El aire es inmortal. La piedra inerte
ni conoce la sombra ni la evita.
Corazón interior no necesita
la miel helada que la luna vierte.

Pero yo te sufrí. Rasgué mis venas,
tigre y paloma, sobre tu cintura
en duelo de mordiscos y azucenas.

Llena, pues, de palabras mi locura
o déjame vivir en mi serena
noche del alma para siempre oscura.

Federico García Lorca
Sonetos del amor oscuro (1935-36)



Este es un soneto de los llamados "De circunstancias" ya que parte de un hecho preciso: el poeta espera una carta que no llega, que es lo que relata el primer cuarteto.

Para entender el 2º cuarteto hay que descubrir algunas de las claves lorquianas: La sombra es la muerte y la piedra al no tener vida no la conoce; por otra parte, la luna también está asociada con la muerte. Aquí se entrecruzan la muerte y el amor, pero un corazón interior no siente y por eso no se puede enamorar.

El primer terceto supone un giro: Pero yo (sí) te sufrí, en una vivencia apasionada relatada en pasado que enfrenta animales opuestos (tigre y paloma) y sentimientos de dulzura y violencia (en duelo de mordiscos y azucenas)

El terceto final tiene un guiño de admiración a San Juan de la Cruz "la noche oscura del alma", en esa mezcla de relación mística y amorosa, y el poeta pide a su amor que se defina.

Respecto a los Sonetos del amor oscuro, en esta entrada de Wikipedia se describe su gestación, tardía publicación y las influencias de Lorca en esa última etapa de su vida.Si os interesa la biografía y bibliografía del poeta, están bien expuestas en ese apartado de su Fundación. Y para una antología de su obra poética os dirijo al portal A media voz.

Y aquí tenéis una magnífica interpretación de este poema por Miguel Poveda




domingo, 7 de octubre de 2012

Singladuras

Este poema pertenece a Islario de Pasiones un conjunto sobre la navegación por el islario griego y el tópico de qué es más importante si el camino o el destino. En la primavera de 2015, se ha publicado una plaquette bilingüe que contiene 7 de estos poemas traducidos al griego por Maira Fournari

Cae la tarde en un puerto del Jónico

SINGLADURAS

Recién llegado, al fin, al pontos griego,
Eptánisa recibe al navegante. (*)

Es otro mar, es Jónico, e Ítaca
rasga con su perfil el horizonte,
pero no atracará, sólo fondea.
Muchos puentes en el azul de plata
ha de surcar su nave, y si Penélope
desespera tejiendo y destejiendo,
y escoge pretendiente, acertará.
El marino prefiere hacer camino,
el puerto es sólo unión de singladuras
y el único destino navegar.
Las odiseas han de serlo, luego
ya llegarán los tiempos del retiro,
de añoranza del mar desde la costa.

¡Ya llegarán!, repite el navegante
y jala las amarras, popa al viento.


                                           (soltando amarras)

Ricardo Fernández Esteban ©

(*) Los Aqueos, pueblo indoeuropeo que invadió Grecia el XVIII a.C., denominaban Pontos al Camino. Entonces esa palabra cambió su significado por el de Mar, ya que ese es el camino natural que une las islas. Eptánisa (las siete islas) es el nombre en griego de las islas Jónicas.

Islario al norte del Dodecaneso

La edición en lengua griega de estos poemas me hace mucha ilusión, porque es la primera vez después de escribir tanto inspirado por esas islas que lo veo publicado en su idioma. Gracias Maira por tu magnífica traducción.


Ρότες

Άρτι αφιχθείς, εν τέλει, σ’ ύδατα Ελλάδος, 
τα Επτάνησα δέχονται το ναυτίλο.
Είναι άλλος πόντος, Ιόνιο, και η Ιθάκη
τον ορίζοντα με τις γραμμές της σχίζει,
μα δεν θα δέσει εκεί, μόνο θ’ αράξει.
Πολλά λιμάνια στο ασημένιο μπλε
μέλλει να διασχίσει, κι αν η Πηνελόπη 
αποκάμει υφαίνοντας, ξεϋφαίνοντας,
και μνηστήρα επιλέξει, δεν θα σφάλλει.
Αρέσκεται ο ναύτης ν’ ανοίγει δρόμο, 
ο λιμήν είναι απλώς παράταξη από ρότες
κι ο πλους μοναδικός προορισμός.
Γι’ αυτό είναι οι οδύσσειες, κατόπι
θα ‘ρθει άμποτε ο καιρός ν’ αποσυρθείς,
απ’ την ακτή πόντο να νοσταλγήσεις.

Θα ‘ρθει! Μονολογεί ξανά ο ναυτίλος
βίρα τις άγκυρες, πρίμα τ’ αγέρι.

                                (λύνοντας κάβους…)

Ρικάρδο Φερνάντεθ Εστεβαν. Μετάφραση της Μάιρας Φουρνάρη

Οι Αχαιοί, λαός ορεσίβιος, που εισέβαλαν στην Ελλάδα περί τον 18ο αι. π.Χ. χρησιμοποιούσαν τη λέξη «Πόντος» για τον δρόμο, και αφού εγκαταστάθηκαν πια στην Ελλάδα ονόμαζαν έτσι τη θάλασσα καθώς είναι ο δρόμος που ενώνει τα νησιά.