sábado, 2 de marzo de 2013

Gustavo Adolfo Bécquer. Rimas

Gustavo Adolfo Bécquer (Sevilla 1836, Madrid 1870) es sobradamente conocido por todos; pero éste no es motivo para excluirlo del blog, sino todo lo contrario. Poeta romántico que escribió ya en una etapa final de este movimiento, todos recordamos alguna de sus rimas, con esa levedad que es como un vuelo:                                                                                     
¿Qué es poesía?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¡Qué es poesía! ¿Y tú me lo preguntas?
Poesía... eres tú.

La vida del autor fue mucho más azarosa de lo que pudiera deducirse de sus rimas, que por cierto se publicaron como poemario después de su muerte con la ayuda de sus amigos. Recordemos algunas.


      RIMA L

Lo que el salvaje que con torpe mano
hace de un tronco a su capricho un dios
y luego ante su obra se arrodilla,
eso hicimos tú y yo.

Dimos formas reales a un fantasma
de la mente ridícula invención
y hecho el ídolo ya, sacrificamos
en su altar nuestro amor.


      RIMA XXX

Asomaba a sus ojos una lágrima
y a mi labio una frase de perdón.
Habló el orgullo y se enjugó su llanto,
y la frase en mis labios expiró.
Yo voy por un camino; ella, por otro;
pero al pensar en nuestro mutuo amor,
yo digo aún: ¿por qué callé aquel día?,
y ella dirá: ¿por qué no lloré yo?


 Rimas. Gustavo Adolfo Bécquer


Si os interesa se vida este Bécquer desconocido más allá del mito este es un buen documental.  En este enlace accederéis a una competa edición crítica de sus Rimas de Luis Caparrós efectuada por el Centro Virtual Cervantes  Y por fin, Paco Ibañez cantando Volverán las oscuras golondrinas  




6 comentarios:

Ricardo Fernández dijo...

Os transcribo el comentario de mi amigo Fernando, que a sus casi 90 años sigue en la brecha y dando caña:

"Lo más bello que ha producido la mente humana es la poesía, pero no sólo es belleza ya que, con frecuencia, es filosofía, y es historia, y es sociología, y es política, y es amor, y lo es todo.
No recordaba de Bécquer la rima L, en la que, en pocas palabras, explica nada menos que el origen de las religiones. Es una maravilla. Por eso, para mí, los poetas sois unos seres privilegiados, unos semidioses, más importantes y, sobre todo, más influyentes y poderosos que los semidioses guerreros.
Gracias una vez más, Ricardo, por hacerme recordar algo tan bello. Un abrazo. Fernando”

Rafael Castro martin dijo...

Dicen qu eno hay cosa más grande en la mente humana que la poesía y yo confirmo la misma idea. Lo triste es que cuando conoces la vida de esta gente descubres qu epcoos, por no citar que ninguno vivió de su poesía e incluso, caso de Gustavo llegó ni a verlas publicadas. Fue periodista, hecho qu eno todos conocen y fue ello lo qu ele dió de comer y no sus rimas que de su corazón brotaron... Belleza sin par que duda cabe.. Gracias amigo... como escrito, y en ocasiones poeta, me queda el consuelo de que algún día "alguien" hable d emí... como decía Dalí, aunque sea para bien

Ricardo Fernández dijo...

Rafael, sí que publicó bastantes en revistas y periódicos. Aunque es verdad que, como dices, no se editó un libro de rimas hasta después de su muerte cuando las recopilaron un grupo de amigos suyos.
Respecto a sus modos de vida, hay algunos totalmente opuestos a estas rimas. Concretamente, unos dibujos pornográficos de su hermano con textos suyos que aunque se publicaron con seudónimo la mayoría de los expertos confirman la autoría de los Bécquer. Se refieren a la vida sexual de la corte de Isabel II y los puedes encontrar buscando el título de "Los borbones en pelota".
Te cometo esto para que veas lo dispares que pueden llegar a ser los escritos de un gran poeta.

Blanca Ruiz dijo...

Gracias por traernos el AMOR.

CRIS Vll F dijo...

Gran belleza y verdad la de este comentario y por ello en él dejo el mío, bien pobre y parco pues difícil es encontrar palabras que puedan acercarse mejor a ya lo dicho. Bueno, sólo agradecerte; Ricardo& el acercarnos a esta romántica pluma. Saludos y besos.

Poeta Borracho dijo...

Muy interesante lo de "el lado oscuro de los Bécquer", lo desconocía por completo, pero me encanta el contraste que se produce con la imegen popular de Bécquer de amor, belleza, sensualidad, etc. y esta parte, llamémosla..."gamberra", y que en realidad lo que hace es agrandar su figura, pues te muestra a un artista polifacético capaz de moverse en todos los terrenos.
Siempre se aprendiendo cosas.

Saludos.