sábado, 27 de abril de 2013

Luis Cernuda. Donde habite el olvido

Luis Cernuda (Sevilla, 1902; Méjico D.F., 1963) es otro de los grandes poetas de la generación del 27 marcado por un doble exilio; el interior por su, en su momento, difícil condición de homosexual y el físico-político desde 1938 hasta su muerte. La conciencia de su aislamiento le llevo a decir que se veía como un naipe cuya baraja se ha perdido.
Este es el poema inicial de Donde habite el olvido, título tomado de un rima de Bécquer, a su vez inspirada en un soneto de Garcilaso. Así la poesía, como los templos, se va construyendo sobre sí misma.


DONDE HABITE EL OLVIDO...

Donde habite el olvido,
en los vastos jardines sin aurora;
donde yo sólo sea
memoria de una piedra sepultada entre ortigas
sobre la cual el viento escapa a sus insomnios.

Donde mi nombre deje
al cuerpo que designa en brazos de los siglos,
donde el deseo no exista.

En esa gran región donde el amor, ángel terrible,
no esconda como acero
en mi pecho su ala,
sonriendo lleno de gracia aérea mientras crece el tormento.

Allí donde termine este afán que exige un dueño a imagen suya,
sometiendo a otra vida su vida,
sin más horizonte que otros ojos frente a frente.

Donde penas y dichas no sean más que nombres,
cielo y tierra nativos en torno de un recuerdo;

donde al fin quede libre sin saberlo yo mismo,
disuelto en niebla, ausencia,
ausencia leve como carne de niño.

Allá, allá lejos;
donde habite el olvido.

Luis Cernuda. Donde habite el olvido (1935)


En la introducción al poemario, el poeta indica: ¿Qué queda de las alegrías y penas del amor cuando éste desaparece? Nada o peor que nada; queda el recuerdo de un olvido... De ahí esta aniquilación, desaparición y silencio para desprenderse del dolor y de la desesperación del recuerdo, donde el deseo no exista. Aquí os dejo una grabación del poema, supuestamente en la voz de Cernuda. 



Y para compensar ...donde el deseo no exista, un poema suyo titulado Deseo

DESEO
Por el campo tranquilo de septiembre,
del álamo amarillo alguna hoja,
como una estrella rota,
girando al suelo viene.

Si así el alma inconsciente,
Señor de las estrellas y las hojas,
fuese, encendida sombra,
de la vida a la muerte.


Luis Cernuda 


Como en otras ocasiones, os recomiendo la web A media voz para acceder a una recopilación de sus poemas  



sábado, 20 de abril de 2013

Luis Muñoz

Luis Muñoz (Granada, 1966) es otro de los buenos poetas de la generación del cambio de siglo. En su web, además de una antología de poemas, se recoge su biografía, bibliografía y una suerte de poética que escribió como prólogo de uno de sus poemarios. En esta poética dice: "La fábula del tiempo" es el primer poema que escribí con conciencia de que podía hacer que coincidieran una corriente vital y una verbal,...


LA FÁBULA DEL TIEMPO

Seguramente, si lo piensas,
estos años no van a repetirse.
Vivirás su carencia irremediable,
se llenará de sombras tu mirada,
te habitará el vacío y, con el tiempo,
se destruirá tu imagen del espejo.


Y esperarás cansado, te aseguran,
muchas tardes morir en tu ventana,
buscando en la memoria
ese tiempo feliz, siempre perdido,
esa estación dorada que tuviste
y que debe ser ésta, más o menos.


Septiembre (1991). Luis Muñoz ©

De otro poemario diez años posterior.

UN PAISAJE CON GENTE

Estar así fundido en el paisaje.
Ser parte de él.
Una hebra prendida,
una gota de un curso,
un pequeño motor
del movimiento.

No ser tan sólo uno,
ser uno entre los otros,
en esa irrigación
que das y dan los otros.


Correspondencias (2001). Luis Muñoz ©



En el excelente portal poético A media voz encontraréis una antología de sus poemas.

No obstante, pero mi consejo sigue siendo que si os interesa un poeta vayáis a la fuente, a la lectura de sus poemarios, porque un libro de poemas es mucho más que la suma de los poemas que contiene.

Os dejo con un vídeo suyo recitando Dr. Poema   



sábado, 13 de abril de 2013

Sant Jordi 2013. Poesía en la calle.

Poesía en la Calle vuelve este Sant Jordi de 2013 en Barcelona. Inma Arrabal, María de Luis, Rosa Mª Torrens y Ricardo Fernández os ofrecen sus poemarios e invitan a todos los amigos de El Laberinto de Ariadna a recitar poemas en Paseo de Gracia 77.




POESIA EN LA CALLE 2013

Sant Jordi, Barcelona, libros, rosas.
“Poesía en la calle” es nuestro lema,
recita en este puesto, prodigiosas
volarán las palabras del poema.
 
Comparte con nosotros la alegría
de esta fecha en que reina la escritura.
Ya sabemos que es poco, solo un día,
pero hay que demostrar que la cultura
 
no merece recortes. No hay futuro
si los pueblos olvidan que en el verso
se hace magia de luz sobre lo oscuro,
para verle el perfil al universo.
 
Ojalá que os convenza la propuesta,
venid a visitarnos a la fiesta.

Ricardo Fernández Esteban ©


Os animamos a que os suméis a esta fiesta de la literatura el 23 de Abril en las calles de Barcelona y vengáis a visitarnos en Paseo de Gracia 77 (entre las calles de Mallorca y Provenza). Como os decía, para que la fiesta sea completa la tertulia poética de El Laberinto de Ariadna va a colocar un micrófono en nuestro puesto que estará abierto para todos los amigos de la tertulia. Así, si os acercáis, podréis recitar algún poema y haremos realidad la Poesía en la calle en defensa de la cultura.

Aquí tenéis el evento que hemos creado en Facebook, para sumaros a la fiesta e indicar si vendréis a recitar con nosotros.
https://www.facebook.com/?ref=tn_tnmn#!/events/294060130727114/?context=create

Gracias a todos, la respuesta está siendo magnífica y con la ayuda de  la tertulia poética de El Laberinto de Ariadna http://www.ariadna-web.org  vamos a hacer posible el lema de nuestro puesto "Poesía en la calle"

 
María de Luis y Ricardo Fernández
Inma Arrabal
Rosa Mª Torrens

sábado, 6 de abril de 2013

Pedro Calderón de la Barca

Pedro Calderón de la Barca (Madrid 1600-1681), con quien se alcanza la culminación del teatro barroco del siglo de oro español en verso, escribió unas 200 obras entre tragedias, comedias y autos sacramentales.

He seleccionado el conocido Monólogo de Segismundo, del drama La vida es sueño, escrito en espinelas y un soneto de la tragedia El principe constante que trata del tópico del Carpe Diem.


MONÓLOGO DE SEGISMUNDO

Es verdad, pues: reprimamos
esta fiera condición,
esta furia, esta ambición,
por si alguna vez soñamos.
Y sí haremos, pues estamos
en mundo tan singular,
que el vivir sólo es soñar;
y la experiencia me enseña,
que el hombre que vive, sueña
lo que es, hasta despertar.
Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe
y en cenizas le convierte
la muerte (¡desdicha fuerte!):
¡que hay quien intente reinar
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte!


Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.

Yo sueño que estoy aquí,
destas prisiones cargado;
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.


Pedro Calderón de la Barca

En esta escena Segismundo ha sido devuelto a su encierro narcotizado, después de ser llevado al palacio de su padre el rey, y se pregunta si esa experiencia ha sido sueño o realidad. El final de estos versos es una excelente muestra de la expresión del desengaño en la época barroca.

ESTAS QUE FUERON POMPA Y ALEGRÍA...

Estas que fueron pompa y alegría
despertando al albor de la mañana,
a la tarde serán lástima vana
durmiendo en brazos de la noche fría.
Este matiz que al cielo desafía,
Iris listado de oro, nieve y grana,
será escarmiento de la vida humana:
¡tanto se emprende en término de un día!
A florecer las rosas madrugaron,
y para envejecerse florecieron:
cuna y sepulcro en un botón hallaron.
Tales los hombres sus fortunas vieron:
en un día nacieron y expiraron;
que pasados los siglos, horas fueron.

Pedro Calderón de la Barca

Este soneto se basa en el tópico del "Carpe diem" (toma el día) entendido como aprovechar el momento y no malgastar el tiempo ante la brevedad de la vida. Es un tema recurrente en el siglo de oro muy bien tratado por Calderón, que compara la vida tan corta de la flor más bella con la humana observada desde la lejanía del tiempo.

Si queréis más información sobre el autor y sus obras. os dirijo a este completo enlace del Instituto Cervantes