sábado, 17 de mayo de 2014

Medias tintas

Rehago esta entrada en julio de 2016, en recuerdo de los recitales El Deseo. Voz a voz de poeta y cantautor, efectuados al alimón con mi buen amigo y cantautor Jordi Albero. El último fue en la primavera de 2014 y esperamos volver a convocaros el próximo otoño. 

Como muestra, uno de los sonetos que recité en el último y que navega entre el humor y la seducción. Luego os explico de dónde surgió la idea, porque como supongo que sabéis se dice que un verso lo sugiere la musa y el resto se los curra el poeta.


MEDIAS TINTAS

Quejándote de mí, con toda la franqueza,
dijiste: Basta ya de tantas medias tintas,
yo busco explorador, no un vulgar cagatintas;
y si hablamos de medias, ten la total certeza

que sólo me interesan con liga y seducción,
o sea que decide, lo tomas o lo dejas.

Me colgaste el teléfono, y esa lluvia de quejas
por lo que te interesa despertó mi pasión.

Desde que te escuché, no pienso en otra cosa
que escribir un soneto debajo de tu espalda;
caligrafía en piel, donde cubre tu falda
y descubre la seda que antes fue mariposa.

Ya se acaba este verso, con él la teoría,
pasemos a la práctica: ¿en tu casa o la mía?


Ricardo Fernández Esteban ©


Iniciamos los Voz a voz en el 2011 en el Horiginal del Raval, seguimos en el 2012 en el Habana- BCN de la Barceloneta, el 2013 en el Tastam Café de Sant Gervasi (donde se grabó el vídeo que adjunto) y en el 2014 en Sant Anastasi del Port de Badalona.  Después de un pequeño descanso creemos que ya toca volver a convocaros el próximo otoño. Aquí podéis volver a ver más información sobre El Deseo.  



Respecto al soneto, la idea inicial proviene de un juego de palabras respecto al significado de "medias tintas" y el comentario de que "yo nada de medias tintas, las medias sólo me interesan con ligas y para seducir" que leí en Facebook, cuando una amiga desconocida decía que otra no la había defendido suficientemente ante los ataques de un acosador virtual de los que proliferan por las redes sociales. 

De ahí en adelante la responsabilidad ya es mía. Como supongo que sabéis, porque lo repito bastante, creo que casi todos los temas caben dentro del paraguas poético si se etiquetan bien y no pretender engañar. Pues esto es un soneto alejandrino de estructura inglesa, con contenido festivo que mezcla humor y deseo, y que no pretende ser veraz pero sí verosímil.




3 comentarios:

Angel de San Martin dijo...

Ese tacón infame que destroza tus pies,
final incuestionable de las tintadas medias
que acaban en liguero -de tantas tentaciones-
y deja en entre las manos el final de tu espalda,
y el ansia del poseso que sueña nuevamente
con esa hora hermosa en que nos encontramos.
¿Dónde quedaste, Richard? ¿Fue en tu casa, tal vez?
¿O tal vez fue en la suya adornada de tules
destacando entre sombras sus pupilas azules?

Alonso Barán dijo...

Esta bien. ;)
Un saludooo

Pepa Llorens Llopis dijo...

Aplausos por el soneto y por verte recitar!