sábado, 20 de septiembre de 2014

Diego de Torres Villarroel


Diego de Torres Villarroel (Salamanca 1694 - 1770) escritor,  dramaturgo, poeta, matemático, exorcista, astrólogo, catedrático de Salamanca, de vida aventurera y que llegó al sacerdocio con más de 50 años.

Escritor de éxito en vida, me centro en su actividad poética en ese siglo XVIII, que se había considerado un desierto creativo pero en el que se encuentran interesantes ejemplos de buena poesía. Aquí tenéis un soneto sobre el tema del carpe diem tan tratado en el siglo anterior.


A UNA DAMA

Nace el sol derramando su hermosura,
pero pronto en el mar busca el reposo;
¡oh condición instable de lo hermoso,
que en el cielo también tan poco dura!

Llega el estío, y el cristal apura
del arroyo que corre presuroso;
más ¿qué mucho si el tiempo codicioso
de sí mismo tampoco se asegura?

Que hoy eres sol, cristal, ángel, aurora,
ni lo disputo, niego, ni lo extraño;
mas poco ha de durarte, bella Flora,

que el tiempo con su curso y con su engaño,
ha de trocar la luz que hoy te adora
en sombras, en horror y en desengaño.

Diego Torres Villarroel 

Y otro soneto satírico sobre la sociedad de la época.

CONFUSIÓN Y VICIOS DE LA CORTE

Mulas, médicos, sastres y letrados,
corriendo por las calles a millones;
duques, lacayos, damas y soplones,
todos sin distinción arrebujados;

gran chusma de hidalguillos tolerados,
cuyo examen lo hicieron los doblones,
y un pegujal (*) de diablos comadrones,
que les tientan la onda a los casados;

arrendadores mil por excelencia;
metidos a señores los piojosos;
todo vicio, con nombre de decencia;

es burdel de holgazanes y de ociosos,
donde hay libertad suma de conciencia
para idiotas, malsines (*) y tramposos.

Diego Torres Villarroel

(*) pequeña porción de ganado; (**) cizañeros, soplones. Me extraña que en este magnífico soneto el verso 13º pierda el ritmo por su acento en 5ª sílaba (libertad). He buscado en varias antologías y he llegado a la edición facsímil, pero esta es la única versión que he encontrado. Estoy investigando el tema y un colega recientemente doctorado me sugiere el cambio "donde hay libertad, suma conciencia..." que soluciona el ritmo del verso. Os mantendré informados de las pesquisas.


En la web de la biblioteca Cervantes virtual encontraréis amplia información sobre su vida y obra  y concretamente en este enlace podéis acceder a su obra poética. En el portal A media voz se recopilan varios de sus sonetos más conocidos 

Si queréis profundizar en la poesía de esa época, os recomiendo Poesía española del siglo XVIII en edición de Rogelio Reyes y publicado en Cátedra.


5 comentarios:

Angel de San Martin dijo...

La verdad es que hay errores imperdonables: "tan poco dura", es uno de ellos.
¿Para qué estamos los "doctores"? Pos pa eso, pa tocar los "compañones" a los amigos y "molestar".
El verso 13:
donde hay libertad suma de conciencia
tiene arreglo:
donde hay libertad, suma conciencia.
Esa coma y la supresión de la preposición, deja el ritmo y la rima perfectos. Tal vez sea un error del copista, porque lo del verso 13 no tiene explicación en T. Villaroel.
¿Tienes fijación con los sonetos?
Pero está muy bien. Años hace que no leía a Villarroel.
Muchas gracias.

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Extraordinaria la aportación, Ricardo. Lo más llamativo de Torres Villarroel creo que es el libro que titula "Vida" y que es una autobiografía a su manera realmente jugosa. Hay una buena edición con muchas notas en Cátedra.
Por cierto, al soneto de "A una dama" le sobra una sílaba en el 2º verso ¿error de transcripción o de Torres? Como era un cantamañanas, admirable pero cantamañanas, no me extrañaría.

Ricardo Fernández dijo...

Gracias por tu indicación, Enrique, es cierto que por error mío de transcripción en el tercer verso sobraba una sílaba ya que el poeta puso "instable" y no "inestable". Esa forma de grafía se encuentra en algunos escritos de la época y aún la recoge el RAE.
Lo que aún no he podido solucionar es la aparente falta de ritmo del verso 13º del otro soneto, eso que he llegado a la edición facsímil.
Un abrazo

Ricardo Fernández dijo...

Mi amigo Ángel, con su reciente doctorado como aval, me sugiere para el verso 13º esta posibilidad:
"...donde hay libertad, suma conciencia..." que sin hacer la sinalefa en "donde hay" mantiene coherencia rítmica y semántica.

Gracias por la aportación y un fuerte abrazo.

Ricardo Fernández dijo...

Alfredo Iturburúa me hace esta interesante aportación: "si en ese verso 13 se leyera "libertadsuma" como una sola palabra, también mantendría el ritmo."

Cierto, Alfredo, si leemos "libertadsuma" destonificamos la sílaba "tad" y cargamos el acento en "su". Lo malo es que no podemos preguntar al autor. Un abrazo y gracias por el comentario