miércoles, 26 de marzo de 2014

Respinela laica a Suárez

Ha muerto Adolfo Suárez y todo son alabanzas, suerte que tenemos memoria histórica para recordar lo que hacían esos loadores en tiempos de gobierno de Suárez, personaje al que admiro (con sus luces y sus sombras) porque en buena parte gracias a él la transición política fue pacífica y hoy en democracia podemos intentar cambiar las cosas, que antes ni eso.

Suárez se enfrenta a Tejero para defender a Gutiérrez Mellado,
 el resto (menos Carrillo) escondidos debajo de los escaños.

RESPINELA LAICA A SUÁREZ  (1)

Todos le hacen panegíricos
cuando antes lo criticaban
o hasta lo despellejaban
pidiendo castigos píricos.  (2)
En estos versos satíricos
quiero rendir homenaje
a Suarez, un personaje
que nunca fue de mi cuerda
—yo estaba más a la izquierda—
pero que tuvo coraje.

Se enfrentó al guardia civil
mientras todos los demás
por los suelos, que  jamás
vi una actitud tan pueril. (3)
De esos con miedo al fusil,
un listillo que es un zote                             
se atrevió a ponerle el mote
“de tahúr del Misisipi”;
pues él “todo menos hippie”
porque aún chupa del bote.   (4)

Suárez vino del franquismo,
pero cambiando de planta
en plena Semana Santa
legalizó el comunismo.
En cuanto al nacionalismo

creó las autonomías
—cosa buena aquellos días
cuando trajo a Tarradellas—
pero diecisiete estrellas
son olla de algarabías.   (5)

Un ejemplo para hoy:
los pactos de la Moncloa
fueron muy dignos de loa
y toma nota Rajoy.
Una alta nota le doy,
aunque falló en varios temas
hay que ver en qué dilemas
le pusieron sus “amigos”,
el rey y sus enemigos:
por todas partes problemas. (2)

Descansa en paz, lo mereces,
el tiempo que todo aclara
te hace figura preclara,
y te has ganado con creces
que te dedique estas preces.

Ricardo Fernández Esteban ©

(1) Respinela: porque mis modestas espinelas no pueden ni quieren compararse con el Responso a Verlaine de Ruben Darío que colgué hace unos días.

(2) Casi a la hoguera como en la inquisición. Los de su partido le hacían la cama, los militares medio sublevados, los terroristas golpeando todo lo que podían, la oposición tomando posiciones que hoy sonrojan, el rey abandonándolo a su suerte cuando consideró que ya no le servía, etc. etc.

(3) Cuando Tejero, teniente coronel de la guardia civil, asaltó el Congreso de los Diputados sólo Suarez y su vicepresidente de Defensa, Gutiérrez Mellado, se opusieron e intentaron detener el golpe. El resto de los diputados obedecieron las órdenes de los sublevados (excepto Carrillo, el líder comunista) y se tumbaron bajo los escaños.

(4) Alfonso Guerra, el autor del mote, es el único diputado que ha repetido en todas las legislaturas democráticas.

(5) La mala definición del estado autonómico, a base de café para todos que al final no contenta a nadie es uno de los problemas que arrastramos de esa época.

En esta página del blog recojo otras sátiras ético-políticas que he ido publicando.

sábado, 22 de marzo de 2014

Ruben Dario. Responso a Verlaine

Rubén Darío, poeta nicaragüense (Metapa 1867, León 1916) máximo representante del modernismo y renovador de la poesía  castellana. Cuesta acercarse a su obra en una breve entrada y escojo su Responso a Verlaine, que escribió al poco de su muerte, como ejemplo de su lenguaje poético desbordante con pinceladas musicales, ideográficas y plásticas. La dificultad del texto requiere alguna explicación:

RESPONSO A VERLAINE

Padre y  maestro mágico, liróforo celeste
que al instrumento olímpico y a la siringa agreste
diste tu acento encantador;
¡Panida! Pan tú mismo, que coros condujiste
hacia el propíleo sacro que amaba tu alma triste,
¡al son del sistro y del tambor!

Que tu sepulcro cubra de flores Primavera,
que se humedezca el áspero hocico de la fiera,
de amor, si pasa por allí;
que el fúnebre recinto visite Pan bicorne;
que de sangrientas rosas el fresco abril te adorne
y de claveles de rubí.

Que si posarse quiere sobre la tumba el cuervo,
ahuyenten la negrura del pájaro protervo
el dulce canto de cristal
que Filomela vierta sobre tus tristes huesos,
o la harmonía dulce de risas y de besos
de culto oculto y florestal.

Que púberes canéforas te ofrenden el acanto,
que sobre tu sepulcro no se derrame el llanto,
sino rocío, vino, miel;
que el pámpano allí brote, las flores de Citeres,
y se escuchen vagos suspiros de mujeres
¡bajo un simbólico laurel!

Que si un pastor su pífano bajo el frescor del haya,
en amorosos días, como en Virgilio, ensaya,
tu nombre ponga en la canción;
y  que la virgen náyade, cuando ese nombre escuche,
con ansias y temores entre las linfas luche,
llena de miedo y de pasión.

De noche, en la montaña, en la negra montaña
de las Visiones, pase gigante sombra extraña,
sombra de un sátiro espectral;
que ella al centauro adusto con su grandeza asuste;
de una extra-humana flauta la melodía ajuste
a la harmonía sideral.

Y huya el tropel equino por la montaña vasta;
tu rostro de ultratumba bañe la luna casta
de compasiva y blanca luz;
y el Sátiro contemple, sobre un lejano monte,
una cruz que se eleve cubriendo el horizonte,
¡y un resplandor sobre la cruz!

Ruben Darío. Prosas profanas, 1896  


La musicalidad del texto es desbordante, y la complejidad del lenguaje impactó a los lectores acostumbrados al uso de palabras desgastadas por la utilización cotidiana. Al respecto, se cita chistosamente a quien al llegar a Que púberes canéforas te ofrende el acanto... Exclamó: De todo esto sólo he comprendido una palabra "que". 

Si queréis un análisis profundo del texto os recomiendo el artículo de Alan S. Trueblood "El responso a Verlaine y la elegía pastoral tradicional"  Aunque hay muchos otros artículos críticos sobre este poema y su significado; entre otros citan que además de una ser elegía tiene un alto componente de autorretrato, o tratan de las dos visiones: la epicúrea-apolínea y la simbolista-decadente.

Algunas claves. Pan (bicorne): dios sensual, sátiro, fauno que representa a Verlaine. El cuervo, pájaro protervo: la muerte. Instrumento olímpico, Siringa, Pífano, Flauta: el lenguaje, la pluma del poeta. El pastor y la canción: el poeta y el poema. Canéfora: doncella que lleva ofrendas para los sacrificios.  Filomena: ruiseñor, ya que los dioses la convirtieron en ese pájaro.  La negra montaña: El Parnaso. Citeres: Isla griega entre el Peloponeso y Creta donde apareció Afrodita.  Sobre el significado de la cruz final hay distintas opiniones acerca de la redención del poeta al cristianismo y la inmortalidad o otras leyendas sobre los sátiros atraídos por la nueva fe.

Si queréis repasar la obra de Rubén os recomiendo la Antología poética efectuada por Guillermo de la Torre y publicada por editorial Losada, ordenada no por poemarios sino por temáticas de los poemas, que creo da una visión sistemática y muy coherente de su poética.

Para una visión más completa, en la biblioteca virtual Miguel de Cervantes encontraréis acceso a su obra, ensayos, grabaciones sonoras e imágenes. También en el portal Grandes poetas famosos podéis leer una amplia antología de sus poemas.

sábado, 15 de marzo de 2014

Si quieres puedes...

Estas espinelas se rebelan ante el hecho de que patronales y sindicatos se repartan los fondos que deberían utilizarse para formación, la clase política navegue por la corrupción y la justicia sea ineficaz y lenta. A pesar de todo, si nos implicamos creo que podemos cambiarlo.


SI QUIERES PUEDES...

Pues es verdad que la ley
a todos debe tratar
con igualdad al juzgar
desde el mísero hasta el rey.
Mas hay clases en la grey
y el pobre acaba en chirona
por robar una litrona,
mientras que al mendaz político,
si ha sabido no ser crítico,
el gobierno le perdona.
 
Ante esto reflexiona
y cuando hayan elecciones
antes de las votaciones
busca, compara y razona.
No digas que no funciona
la democracia, ¡qué error!,  
que aunque falle es lo mejor,
¿o prefieres dictaduras
que nos dieron amarguras
en la época anterior?

Limpiemos el deshonor   
de patronales que pagan
con la pasta que sufragan
cursos del trabajador.
Pero no es menos traidor
ese falso sindicato
que alimentó a su aparato
sisando de ayuda pública,
mientras pedía la república
y abolir el concordato.

Al César, al candidato,
al juez, obispo o patrón
se exige dedicación
y que nos salga barato.
Si quieres puedes, constato

que con tu voto y tu grito
tu poder es infinito;
ejércelo en democracia,
que ya es momento de audacia
y que te abstengas no admito.

Ricardo Fernández Esteban ©


En esta página recojo las sátiras ético-políticas que he ido publicando en este blog. 

sábado, 8 de marzo de 2014

Ángel Rodriguez Abad. El centinela perpetuo

Sé poco de Ángel Rodríguez Abad (Londres, 1961) y he llegado por casualidad a este poema suyo que os cuelgo. Luego indagando he descubierto que pertenece a su único poemario publicado El centinela perpetuo (2011) que contiene obras escritas en los 80's y 90's con los que el autor siente ahora escasa sintonía.

No he encontrado obra reciente suya para comparar, por lo que de momento tendremos que quedarnos con sus alejandrinos blancos. Si alguien sabe más que nos lo aporte.


MADEMOISELLE GIVENCHY 

                                          (Escarlata O'Hara)

Me has dado la alegría de tus altos tacones,
el bebedizo alcohólico de tus medias de zorra
y la provocación del color de tus ojos
que Valera robase en Pepita Jiménez.
Me has seducido, en fin, con tu carmín idólatra
y el tóxico feroz de tus cejas negrísimas.

Y me has dado también el licor de tus labios,
el spleen de Madrid en las tardes de otoño,
el aroma de kif de Valle en sus Sonatas
y una luz turbadora en el show de los palcos.
El gesto y desafío -devoto y altanero-
que Marilyn brindase al cuento de Capote.

En la noche más honda tu presencia ilumina
la amarga y devastada ausencia de la aurora,
y la frivolidad de tu risa miope
se hace rosa profana de salvación perpetua.
Aterrizaste ociosa con tus alas de maga
para contaminarme en mi desasosiego.

Bajo la luna llena, desnuda y melancólica
atraviesas espejos de deseo y de vértigo
con la aniquiladora belleza de la fiebre
invitando a un viaje de magia y de arrebato.
Si arcángel de ebriedad serás imán y pétalo,
si reina de las nieves, aviador y diamante.
                           

 
El centinela perpetuo. Ángel Rodríguez Abad.


Aquí tenéis una reseña crítica de El Centinela perpetuo  y otros dos poemas de este poemario 

Como os dije al principio, quien tenga más información sobre la poesía actual del autor, si es que ha seguido escribiendo, me la podría facilitar para incluirla en la entrada.

Adenda de febrero 2016: AL FIN LIEBRE ediciones digitales, me pasa un enlace a unos artículos de crítica literaria publicados por Rodríguez Abad de Revista de Libros. Gracias, no son poemas pero nos ayudan a conocerlo mejor.

sábado, 1 de marzo de 2014

El poeta atribulado


Otro poema escrito a vuelapluma, éste sobre la dificultad de inspirarse para escribir un poema y, una vez superado este primer escollo, los obstáculos para poder publicar dignamente. Creo que hay algo de ironía, pero también unas cuantas verdades. Juzgad vosotros, compañeros de afición.

 
EL POETA ATRIBULADO

Difícil me lo pones, que las musas
no visitan tu casa y el salir
en busca de aventura que te inspire
es cada día más lejana meta.
¡Con lo bien que se está viendo la tele
o, subiendo el listón, leyendo un libro!

Pero, en rapto de honor, voy y me lanzo,
y me bebo los bares, ya sin humo,
y me suena la flauta, ligo ligue,
y le escribo en su piel ese poema,
que es el hilo que teje un poemario.
¡Ya tenemos producto!, ¿quién lo compra?

Pues resulta que yo. Coedición,
—palabreja que indica que tú pagas—
es de uso frecuente en estos días.
Doscientos ejemplares, poca cosa,
seguro los colocas entre amigos,
te dice un ¿editor?, por decir algo.

Y piensas: pues entonces me autoedito.
Pero es el mismo rollo, dar la lata
cual vulgar vendedor de enciclopedias
(se me nota en el léxico la edad,
que con la red y wiki no se venden).
¡Claro, tenemos red! ¿Por qué no un blog?

Me animo, pongo en marcha la bitácora,
y no entra nadie a verme. ¿Qué te piensas,
que esto se mueve solo?, promociona
me dice un enterado. Y aquí estoy,
descubriendo que en “tuiter” y en “feisbúk”
todo el mundo publica y nadie lee.

Concluyo ya, que el verso ha de ser corto
de no más de una página, o aburre
en épocas de “tuits” y “whasapeos”.
Me guardo el poemario, queda inédito
y vosotras, las musas del Parnaso,
¡dejad de molestarme, por favor!

Vuelaplumas (2014). Ricardo Fernández Esteban ©

Aquí tenéis otras vuelaplumas de temática variada que voy publicando en el blog.