viernes, 24 de abril de 2015

Antonio Martínez Sarrión


Antonio Martínez Sarríón (Albacete, 1939) es un poeta de largo recorrido que ya fue incluido en la mítica antología de Castellet Nueve novísimos poetas españoles de 1970 dentro del grupo de los seniors.

Comencemos con un poema de su penúltimo libro Poeta en diwan, publicado en el 2004 donde nos habla del transcurso del tiempo en su poética.


CONFIDENCIA

Soy consciente del tono cuaresmal                    
de estos versos: ya no hay lujo,                              
ni vuelo de metáforas, ni riesgo.                            
Es muy amortiguada poesía de vejez:                  
lo más seguro                  
es que valgan bien poco.                           

A ellos me entrego con aplicación                          
de artesano maníaco,                  
al amparo del porche,                  
en un pueblo pongamos que con mar.                
Acaso de maestro guitarrero,                  
probando sus maderas y barnices,                        
afinando las cuerdas,                   
dándole brillo al traste.               

También yo me daría por pagado
si el compás se conserva (y la cadencia)
y una mano amigable,
al final, y con todo, me los toma.


Antonio Martínez Sarrión. Poeta en diwan (2004)

Y ahora saltemos hacia atrás hasta su poemario El centro inaccesible


ARRIBADA 

¿Quién habla de una fácil travesía?                       
Las noches se poblaban de sirenas,                      
de cuartos donde ardía la revuelta,                       
de exilios que a tu cuerpo devastaron.                
Mi amor fuerte, mi amor loco y profético                          
con vestidos que el puro azar cosía                       
y que eran desflecados por la bruma                   
entre las carcajadas repulsivas                
de una Europa siniestra y satisfecha.                    
Son muchos los agravios, risueña. Pero algo                     
desatado y veloz, a mí te trajo a flote,                 
indemne, victoriosa, con el floral tesoro                             
de tu ternura oceánica, de tus ojos de miel.                     
Y en la tranquila tarde de este día de mayo                       
cruzas serenamente por tu sueño y yo velo,                    
mientras pasan los lentos veleros de la música,                              
tu tos de fumadora y tu jersey grandón.

Antonio Martínez Sarrión. El centro inaccesible (1981)


En Cervantes virtual podéis consultar su bio y blibliografía y una buena antología de sus poemas; y haciendo arqueología de textos, la revista Poesía en el campus le dedicó un monográfico en el curso 1993-94. Esta es la ficha de su último poemario El farol de saturno del 2011 que os recomiendo, ya que a los poetas es conveniente leerlos completos y no sólo en antologías.


domingo, 19 de abril de 2015

Luces y sombras de Sant Jordi

Nota de Abril 2016: Esta entrada se escribió hace ya un año y la reescribo invitándoos a acompañarme mañana en la Diada de Sant Jordi en que libros y rosas, con su luces y sus sombras, invaden Barcelona.

Estaré de 10 a 12 en Ònix Editor (Paseo de Gracia 106) y de 18 a 20 en el puesto de ACEC (Canuda 6 - Plaza Villa de Madrid). Os espero.



EL DRAGÓN, LOS LIBROS Y LAS ROSAS

El libro invade un día Barcelona
con cientos de "paradas" bordeando las calles
y esa Barcelonandia que tanto critiqué
—por haberse vendido más que el alma al turismo—
vuelve a ser lo que fue, ciudad de los prodigios
en que sus habitantes se regalan cultura.
Ya sé que es poco un día,
pero menos es nada y quizá se contagie,
benéfica epidemia la de un virus
que nos haga leer.

Dudo sobre las rosas, sobran muchas,
lo que fue tradición, la prueba de un amor,
se multiplica en puro compromiso.
Nos llegan a millones de países lejanos,
nacieron bajo plásticos, fueron contaminantes
y mueren otra vez rodeadas de plástico.
No les queda ni olor, y acaban repartidas a voleo.
Cuida tú que las tuyas no lo sean.

Los libros y las rosas se merecen
que los críen pensando en su destino
y perfumen la mente o el olfato.
Haz compra responsable, piensa quién
recibirá el regalo y quién lo crea.
Así, Sant Jordi vencerá al dragón
que en estos tiempos luce disfraz de consumismo.

Ricardo Fernández Esteban ©


Una pequeña explicación sobre las rosas de Sant Jordi. En Cataluña se venden ese día unos 7 millones de rosas (tantas como habitantes) y la mayor parte provienen de invernaderos, cultivos con pesticidas y con precarias condiciones laborales en lejanas partes del mundo, lo que ha motivado la denuncia de organizaciones humanitarias y ecologistas.

Respecto a los libros, la facturación de ese día puede superar el 10% del total anual. Bienvenida sea, pero no iría mal un poco más de reparto y de selección de títulos más allá del bestseller de turno.

La antigua tradición de regalar un libro y una rosa, como símbolo de la transmisión de cultura y amor, ha caído en manos del consumismo. Son las sombras de este mundo que sería bueno intentar reconducir hacia las luces.




sábado, 11 de abril de 2015

Cuentas de Cuentos. ¿Cómo ha de ser un buen minirrelato?

Entrada actualizada en Junio de 2016:

Acabo de publicar en digital mi libro de minirrelatos Cuentas de cuentos, aquí lo podéis adquirir en cinco plataformas digitales y obtener más información. Son breves historias que se pueden leer en dos minutos. Aquí tenéis más información. 

De momento, buscando unir poesía y minirrelato os copio un soneto sobre cómo creo que debería ser un minirrelato: conciso, que nos haga cómplices y que suela sorprender en su desenlace.



¿CÓMO HA DE SER UN BUEN MINIRRELATO?

Como un endeca, un buen minirrelato
ha de ser fibra q
ue mantenga el tono.
Ni permitas jamás el abandono
en palabras superfluas al relato,

ni debes reiterar explicaciones.
Igual que cambio rimas con cuarteto
por darle variedad a este soneto,
deberás ir al grano en tus renglones.

Sorpréndeme al llegar al desenlace.
“Clic” le llaman los técnicos; "alarde"
prefiero decir yo, si el texto arde
al leerlo, porque si no lo hace

es otro vulgar cuento: Una falacia
que no nos deja rastro, falta gracia.

Ricardo Fernández Esteban ©

Este es un booktrailer del libro, y luego os cuento algo más de su contenido.




Cuentas de Cuentos, publicado en digital por Bebookness y en papel  por ÒNIX Editor, es una colección de minirrelatos que buscan captar al lector y sorprenderle. Un leve sedal argumental enlaza la primera con las últimas cuentas, y el resto completa un collar de pequeñas historias unidas por la vida de los personajes, sus amores, desamores, ilusiones, frustraciones, utopías e ironías.

Ningún relato supera las dos páginas, porque los quiero ágiles, con músculo y sin grasa innecesaria que distraiga la atención del lector. Todo menos la indiferencia es su lema, que espero se cumpla y esas comprimidas vivencias os atrapen y os dejen el buen sabor de boca de querer saber más de las mismas. Las cuentas están acompañadas por unas sencillas ilustraciones de Mª José Portolés, inspiradas en de alguna parte del cuento, que ayudan a su engarce y lectura.

En esta página de mi blog, podéis leer dos de las cuentas, obtener más información y ver fotos de la fieta donde presentamos el libro. 

viernes, 3 de abril de 2015

Teresa de Cepeda y Ahumada (Santa Teresa de Jesús)

Estos días se conmemoran los cinco siglos del nacimiento de Teresa de Cepeda y Ahumada (Ávila, 1515 - Alba de Tormes 1582) más conocida como Santa Teresa de Jesús y este blog quiere recordarla como poeta.

Copio su célebre glosa al poema popular Vivo sin vivir en mí, tema que también trató su compañero de fatigas San Juan de la Cruz


VIVO SIN VIVIR EN MÍ

Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de mí,
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí:
cuando el corazón le di
puso en él este letrero,
que muero porque no muero.

Esta divina prisión,
del amor en que yo vivo,
ha hecho a Dios mi cautivo,
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a Dios mi prisionero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel, estos hierros
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida
me causa dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué vida tan amarga
do no se goza el Señor!
Porque si es dulce el amor,
no lo es la esperanza larga:
quíteme Dios esta carga,
más pesada que el acero,
que muero porque no muero.

Sólo con la confianza
vivo de que he de morir,
porque muriendo el vivir
me asegura mi esperanza;
muerte do el vivir se alcanza,
no te tardes, que te espero,
que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;
vida, no me seas molesta,
mira que sólo me resta,
para ganarte perderte.
Venga ya la dulce muerte,
el morir venga ligero
que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba,
que es la vida verdadera,
hasta que esta vida muera,
no se goza estando viva:
muerte, no me seas esquiva;
viva muriendo primero,
que muero porque no muero.

Vida, ¿qué puedo yo darle
a mi Dios que vive en mí,
si no es el perderte a ti,
para merecer ganarle?
Quiero muriendo alcanzarle,
pues tanto a mi Amado quiero,
que muero porque no muero.

Teresa de Cepeda y Ahumada (sobre 1571-73)


Parece que el poema del mismo título de San Juan de la Cruz se escribió entre 1572-78, pero los expertos no se han puesto de acuerdo sobre las influencias o contaminaciones entre los dos.

En la Biblioteca virtual Miguel de Cervantes encontraréis una completa información sobre su vida y obra  , aquí un facsímil de Poemas de Santa Teresa publicado en 1861, y en este otro enlace a la web Los poetas una antología de su obra poética