viernes, 25 de diciembre de 2015

Ángel de San Martín y su Nana de Navidad

La Virgen y el Niño. Botticelli
Para cerrar el ciclo poético de Navidad una preciosa copla de pie quebrado, que incluye una nana, de Angel de San Martín Tudela (Cartagena, 1940).

Con un sencillo, pero profundo, lenguaje este poema llega mucho más allá de los típicos tópicos navideños y nos demuestra que la calidad puede asociarse con las formas populares y no precisa de crípticas envolturas.


NANA DE NAVIDAD

Su carita sonriente,

sus ojitos una fuente
de cristal
y su boquita encarnada
es una flor arrancada
de un rosal.

En sus ojitos con sueño
su Madre contempla el leño
destructor,
ve los clavos y el martillo
que atraviesan al chiquillo
de su amor.

Ve aquella frente tan pura
de espinas y de amargura
coronada,
ve el pecho caliente y tierno
por dura lanza de hierro
traspasada.

La Niña, que es toda bella,
que más que mujer estrella
parecía,
rompe a cantar dulcemente
borrándose de su frente
la agonía:

Duerme, Niño mío,
se ha callado el viento
para que Tú duermas
y no tengas miedo,
duerme que en mis brazos
te daré de besos
cuando estés dormido.
Duerme, Niño bueno.

El Niño ya se ha dormido
porque estaba muy rendido
de llorar.
La Virgen lo besa quedo
porque tiene mucho miedo
de que pueda despertar.


Ángel de San Martín Tudela


Ángel de San Martín, doctor en filología, maestro, novelista, ensayista y sobre todo magnífica persona, no se prodiga públicamente en su labor poética y sólo los amigos tenemos la suerte de recibir algunos de sus poemas. 

La anterior copla creo que la escribió hace muchos en su adolescencia y el siguiente soneto nos lo envió hace unos años en Semana Santa.


GETSEMANÍ


¡Cuánta angustia, Señor! ¡Qué desconsuelo
en tu boca entreabierta! En tu frente
goterones de sangre y, obediente,
ruegas un "si es posible" desde el cielo.

Abrazado al olivo, corderuelo
manso al suplicio, mártir consecuente,
postrado y solo, víctima inocente,
desgarrada tu entraña por mi hielo.

El hielo que te di, Jesús, el hielo
que brota de mi alma tantos años,
tantas veces, Jesús, en mi locura.

Tú eres mi ideal y mi modelo.
Y, a pesar de mi vida, es el instante
de unirme –aun sin saber–, a tu amargura.


Ángel de San Martín Tudela 


Hay muy pocos datos literarios de Ángel de San Martín en las redes. Aquí tenéis información de algunos de sus libros y aquí otros más . Para su poesía tendremos que esperar que se decida a publicar, de momento os dejo tres poemas de los que tengo copia y espero poder ir ampliado estos contenidos poéticos y literarios.


A los 40 años
En su reciente doctorado





viernes, 18 de diciembre de 2015

Jorge Riechmann

En época navideña me gusta traer algún poema ajeno que haga referencia a estas fechas, pero que se aleje del mensaje manido que nos suelen vender y haga hincapié en otra vertiente más socialmente transformadora. He encontrado éste de Jorge Riechmann (Madrid, 1962), lo que además me da la posibilidad de acercarme a este autor, al que aún no había traído al blog.












SANTA CLAUS

Cada día desde hace dos semanas
lo encuentro en la misma acera
cuando voy al trabajo.
El traje de payaso rojo hiriente
la barba postiza, los ojos humillados.
Cuando hace mucho frío
se refugia unos momentos en la peluquería
que le paga. Su trabajo es dejar acercarse
la Navidad en esa esquina
sin oponer resistencia,
recordar a las gentes la alegría coactiva,
la obligación de comprar.
Centinela del consumo: me despiertas la rabia.
Pero enseguida pienso
que entre los tres o cuatro millones de parados
tú al menos has logrado faena para un mes.
Me gustaría saber cuánto te pagan.
Soñar con rudimentos de organización sindical
para estos santaclaus de alquiler
es ya disparatar y me arrepiento.

Jorge Riechmann. El día que dejé de leer El País(1997)


Riechmann es un poeta versolibrista que requiere mucha atención en su lectura, quizá por aquello que indica en una poética de su obra: La poesía es el lugar donde el lenguaje vuelve sobre sí mismo, se asombra, se pone en cuestión, se interroga inacabablemente. Si no es fiel a esta su esencial naturaleza de libertad, para mí la poesía pierde su razón de ser. 

Otro poema de distinta temática, sin puntuar, tal como él lo publica:

AMANTES EMBROLLADOS 

Amar puede ser
un aperitivo con sifón
en una mañana de colores ácidos

o puede ser zambullirse en un lago de montaña
nadar equidistante entre el cielo y el fondo
suspendido de un sol de extrema desnudez

Las buenas chicas no piden
la cabeza del Bautista sobre una bandeja

Ya sé que no eres una buena chica
pero piensa que la cabeza
de cualquier fantasma sobre bandeja de plata
desequilibraría a cualquier bailarina

Las cabezas parlantes
prometen la vida eterna con sifón
pero yo he elegido cocinar contigo
crear contigo follar contigo dormir
en el país que delimita
el aroma de tu cuerpo desnudo

Amor mío
olvídate de decapitamientos con sifón
Ven a nadar al lago donde ya estamos

Rechazar el sueño de la ingravidez
no implica renunciar a la caricia
de la piel azul del cielo
ni del dulce légamo suavísimo del fondo


Jorge Riechmann. El día que dejé de leer El País


En la Biblioteca virtual Cervantes, tenéis su semblanza crítica, su bibliografía y un antología de sus poemas. Y aquí lo tenéis recitando.


sábado, 12 de diciembre de 2015

Poema de Navidad

Ya llegan los tiempos navideños y con ellos mi poema, crítico con lo que no me gusta y utópico por lo que me gustaría. De todos nosotros depende que las críticas no sean necesarias y las utopías puedan hacerse realidad.


POEMA DE NAVIDAD (críticamente utópico)


La utopía es el principio de todo progreso y el diseño de un futuro mejor
Anatole France
Ya han colgado las luces en las calles
con mensajes de amor, pura rutina,
y en medio del asfalto plantan árboles
que, sin echar raíces, morirán.
Las tiendas de los centros comerciales
engalanan vitrinas con pesebres,
contubernio falaz, ¡viva la venta!
todo vale si alienta el consumismo.

Y los que no creemos, los agnósticos
de dios y del consumo nos callamos.
Pero quien calla otorga y yo me niego,
y alzo una voz que busca compañía
para cambiar el rumbo de este mundo,
para que de una vez la Navidad
sepulte las fronteras, tanto físicas
como otras aún peores, las mentales.

Si existe Dios tendrá que ser amor,
porque si no, le quito la mayúscula;
y a los que usan su nombre, más que en vano,
para matar, forzar o sojuzgar,
les deseo el infierno en este mundo,
por si acaso no existe más allá
y evitan, de rositas, el castigo.

Respecto al consumismo, de anatema,
os niego que por mucho consumir
amanezca sin crisis, al contrario:
consumo responsable e inversión
en bienes duraderos, en cultura,
en sanidad, y en que el nivel de vida
consiga superar al de pobreza.

Sí, sí, ya sé que como cada año
vas a decir que sigo siendo utópico,
¡pues claro que lo soy, y a mucha honra!
porque, por muy difícil que lo sea,
será cierto, si todos lo pedimos
de regalo para esta Navidad.

Ricardo Fernández Esteban, 2015 ©



Quizás me repita demasiado en mis poemas navideños, pero hay que reconocer que esta fiebre consumista me lo pone fácil, y que de lo otro, de la complacencia y lo bonito, ya hay mucho y ya está todo dicho. 




Pero, aunque sea crítico con ese espíritu navideño consumista, no quiero dejar pasar la ocasión de desearos lo mejor, tanto a los que os conozco personal o virtualmente, como a aquellos que no y encontréis este mensaje navegando por la red.

Estas fiestas sirven para reencontrarse con las personas más cercanas, disfrutadlas con ellos y pensad que la utopía podría hacerse realidad. Éste es mi brindis que quiero compartir con vosotros.


Brindemos por nosotros, por la gente querida,
por familia y amigos, por los que ya no están,
por los desconocidos, por los que tanto dan
y porque la utopía nos cambie nuestra vida.

Un fuerte abrazo

sábado, 5 de diciembre de 2015

Silvia Gallego. "Espía mi bolso".


Silvia Gallego (Madrigalejos, Cáceres, 1980) ha publicado este año su primer poemario Espía mi bolso, después de varias plaquettes y participar en antologías.

Dice en el prólogo Luis A. de Cuenca: es una auténtica delicia. Parecía que la poesía amorosa había dado todo lo que tenía dentro, que constituía una proeza inasequible escribir algo sobre el amor que no se hubiese escrito de antemano, y hete aquí que tú contradices ese parecer desde la frescura, la pícara ingenuidad, la docta sencillez de tus poemas.

Pues si Cuenca, experto en este tipo de poesía, lo dice habrá que comprobarlo. Aquí tenéis un poema en el que desde su formación de filóloga se acerca al género amoroso. 


ANÁLISIS SINTÁCTICO

Quiero hacer sintaxis
con tu delicioso cuerpo.

Yuxtaponerme contigo
en una coordinada,
copulativa, sin disyuntiva…
explicativa.

Variar entre subordinadas,
jugar a ser sustantiva
del sujeto
de tu complemento agente

—toda oración pasiva
me parece peligrosa—.

Jugar a ser adjetiva
especificarme contigo,
ser complemento
del nombre que eres.

Jugar a ser adverbial
entre tantas circunstancias.
Temporales, modales…
siempre aportan al núcleo.

Por no ponerme concesiva
o condicional
en este análisis sintáctico.

Espía mi bolso. Silvia Gallego


O este ESPEJO CON-VEXO

Misterízate conmigo,
bolericemos las miradas,
versifícame las manos.

Si me descifras
d e l e t r é a m e.

Espía mi bolso. Silvia Gallego.

Os dejo una entrada a su blog Bosque marlunado en que recopila algunos de sus poemas, y hemos de estirarle un poquito de las orejas porque no ha publicado en los últimos meses. Aquí tenéis un vídeo del programa de Sasi Alami en Radio Marbella en la que la entrevistan a raíz de la publicación de su libro. Y en este otro recita sus poemas en la presentación en la Feria del libro de Granada



Como siempre mi recomendación es acudir a las fuentes, o sea a los poemarios completos. Aquí tenéis el enlace a la editorial Cuadernos del laberinto que ha publicado su libro donde además hay más información y una serie de vídeos de la autora.