sábado, 2 de enero de 2016

Despropósitos para el nuevo año

Eso de los propósitos del año nuevo es un tópico típico de estas fechas. Aquí tenéis una interpretación mía del tema; además, hay que tener en cuenta que este año tendremos un día más para acertar o para equivocarnos.


DESPROPÓSITOS PARA EL NUEVO AÑO

Un año más que cae, si vas de pesimista,
u otro que vas a disfrutar, si de optimista.
Me apunto a lo segundo, que por mucho
que se lamente uno no se alarga la vida,
sino al contrario se disfruta menos.
De eso se trata pues, de disfrutar
y no de dar doctrina que “hoy no toca sermón”
y lo que me apetece es brindar por vosotros.

Pero una voz me atruena con la copa en la mano:
Hoy no toca a los otros sino a ti,
te receto un sermón de autodoctrina

que pueda liberarte de tareas,
en busca de ese tiempo
que huye inmisericorde dando paso al estrés.
Busca la obligación, deja las devociones,
ponte prioridades, diles no cuando toca,
y aprende a ser consciente de que uno
no puede ser un dios y estar en todas 
partes.

Doy un trago a la copa, un beso a mi vecina,
y le digo a la voz que se calle y no empreñe:
Soy feliz con mi estrés y no me aburro
guárdate tu doctrina para los sofá-adictos,
prefiero cosechar miles de estrellas,
cruzar los horizontes, poner nombre a las olas,
volar bajo los mares, coleccionar pasiones,
y colocarme por sombrero el universo,
que lo que tú propones. Triste voz,
que vendes calma y anticipas la vejez,
uno aún puede ser joven de espíritu
y de cuerpo luchar por mantener el tipo;
y cuando no se pueda, ya sabes, “ajo y agua”

y "a ver si alguien me quita lo bailao".


Ricardo Fernández Esteban ©


El protagonista del poema lo tiene muy claro, pero su autor no tanto. Habrá que organizarse un poco para poder colocarse por sombrero el universo.


Aquí tenéis otros poemas míos de fin de año publicados en el blog. Os deseo un magnífico 2016 y que nos volvamos a poder felicitar muchos años.

4 comentarios:

Amanda Maria Buisan dijo...

Si hay que elegir entre el crapula y el sabio lo tenemos muy crudo, como siempre. Y no es cuestion de pesimismos ni optimismos!

Doris Dolly dijo...

Ricardo... me encantaron tus letras..rescato donde dices
que prefieres cosechar miles de estrellas....
entre ellas está mi blog " estrella solita "
pasa a leer mi relato ¡¡ Hola señor carnicero ..!!
y verás que soy una mujer optimista ...
no solo en ese relato, en todos los que llevo
publicados.... me da risa lo que escribo.
Recibe mi saludo desde Argentina.

JOSEP GONZALEZ dijo...

Yo me inclino por la segunda, la vida hay que vivirla , lo que ahora no vivas, no lo podrás vivir.

Muy bueno Ricardo

Pepa Llorens Llopis dijo...

Brindo por tus letras, y a vivir lo mejor de cada día!