sábado, 23 de enero de 2016

Declaración de pleitesia

Esta pleitesía es un juego de rimas que escribí hace mucho tiempo, rimando por derecho y por revés, por hacer mano o por retar en un quiebro a tanto ripio que corre por el mundo. Aunque quizá, buceando entre la niebla del olvido y el deseo de lo que pudo ser y no fue, tuvo otro origen y quiso recuperar lo ya perdido con palabras en vez de con hechos. Pero, ¡qué importa ya!, aquí está y que cada uno lo juzgue o critique como le parezca. 



DECLARACIÓN DE PLEITESÍA

Me pides poesía y yo, tu servidor,
te rindo pleitesía y empiezo la labor,
¡ojalá que mis ripios se conviertan en versos! 
Después de tantos sitios que me fueron adversos, 
me refugio en tus ojos, en toda tu hermosura, 
y acato tus antojos, tu paz y tu locura. 


 Me pides poesía, dices que no te escribo,
que ya no es como antes cuando tanto lo hacía;
y yo, que cada día soy de ti más cautivo,
con palabras galantes te hago una pleitesía

que a mí me encantaría que fuese de recibo:
Hay poemas brillantes de estructura vacía,
pero que ganaría si escribiese a lo divo
mil versos arrogantes, si con ello —alma mía—

con premios te perdiera y aunque me dieran fama
tú —mi amor— me olvidaras, tú que eres la primera,
mi luz, mi primavera, la reina de mi cama.

Si tú no ya no me amaras, tan sólo te pidiera
que me fueras sincera. ¡Siempre serás mi dama,
y en oscuras o claras, la mejor compañera!


Ya ves, harto de rima, te pido ser querido
luchando por tu estima, temiendo por tu olvido.


Ricardo Fernández Esteban ©


Estas rimas pertenecen a mi poemario Pensando en vosotras publicado hace ya cinco años. Aquí tenéis más información del libro y una serie de poemas publicados en el blog.

Respecto al poema, se aceptan y piden comentarios, tanto de las fronteras entre el ripio y la rima, como lo que cito de "hacer mano rimando", de la vigencia de los poemas rimados en el siglo XXI, de la realidad o ficción en los contenidos poéticos, etc.

3 comentarios:

Julito Chés dijo...

En mi opinión, la forma rimada exige un contenido específico a transmitir con el poema. Cuando a las palabras que han de rimar se las fuerza en su significado el ripio estalla en el oído lector. En los poemas líricos esto suele ocurrir con demasiada facilidad. Quizá por eso se han abandonado las rimas para cantar los deleites amorosos.

Angel de San Martin dijo...

Rubén Darío. Eso es lo que me suena en este soneto con estrambote. Hay un poema que R.D. escribió a la esposa de Leopoldo Lugones, que mantiene esa asonancia, aunque es en alejnndrinos y formado por pareados. Pero muy bien. Juegas cada vez más con el lenguaje.

Pepa Llorens Llopis dijo...

Ricardo, eres un maestro de las letras!