domingo, 2 de septiembre de 2018

Lo escrito, escrito está

Verba volant, scripta manent (las palabras vuelan, lo escrito queda) es una cita tomada de un discurso de Cayo Tito en el senado romano que fue la inspiración de este poema, "Lo escrito, escrito está", surgido en un trabajo conjunto de poetas a partir de tercetos encadenados sobre la escritura.



LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ

Para mí la escritura es como un dique 
que guarda del olvido a la memoria 
y permite que un texto certifique 
si fue verdad, o no, aquella historia. 
“Lo dicho, dicho está”, pero es muy breve 
el recuerdo que deja la oratoria. 

En cambio lo que escribo nunca es leve, 
el negro sobre blanco es duradero, 
es comparar la piedra con la nieve 
o el flácido cartón con el acero. 
Por eso, yo prefiero la escritura; 
“lo escrito, escrito está”, os lo asevero, 
y compite por ser literatura.

Ricardo Fernández Esteban ©



Un breve poema, de un trabajo conjunto encadenando tercetos, que aquí he variado ligeramente para darle cierre a las rimas y por la mayor libertad individual, al no tener que eliminar palabras ya utilizadas anteriormente.


Dos, también, breves reflexiones: La palabra oral vuela alto y transmite sentimientos, pero la palabra escrita (al menos hasta la época de la falaz posverdad) permanece inmutable y da fe, o mejor razón, de lo escrito. Por otra parte, los trabajos conjuntos poéticos nos ayudan a todos los participantes y demuestran que las denostadas redes sociales también tienen cosas positivas, si se sabe buscar y trabajar en equipo.

3 comentarios:

Silvio Manuel Rodríguez Carrillo dijo...

Muy buen poema, estimado Ricardo.

Le lograste unos encabalgamientos que uno se desliza como por un tobogán, y ahí, con el apoyo de la rima, variando en sus pies, es todo un juego en lo formal. Se nota por un lado el saber hacer y, por otro, el disfrute en el hacer.

En el fondo, y sobre todo cuando marcás lo de "las denostadas redes sociales", es como en todo. No sé cuándo "la mayoría" fue excelente en qué lugar, o en qué ramo. Me parece que los excelentes siempre fueron minoría, que la cuestión "natural" es la pirámide. Siempre hay gente buena en todos lados, y dispuesta a trabajar en equipo por mil causas nobles.

Un abrazo, poeta.

Jeremías Asensio dijo...

He conocido su blog gracias Leopoldo Alas Mínguez, buscando cosas suyas me topé con usted. Me ha impresionado este poema, muy bueno, a la altura de cualquiera de los grandes,como Leopoldo. Un saludo.

Yhedra Yhomisma dijo...

Muchas veces también me sirve a mí para eso la escritura de un poema, para grabar un instante ; de algunos de ellos conservo vívido el retrato de la circunstancia y del momento en que nacieron. Luego, para otras muchas situaciones de la vida real , tener constancia por escrito es de lo más conveniente , Me gustan los tercetos encadenados,un tipo de estrofa que es agradecida, aunque no de las más sencillas, pero que ha caído mucho en desuso ( yo misma creo que no la he usado nada más que en dos, a lo sumo,tres, ocasiones...)Besos