lunes, 22 de junio de 2020

Ante "La nueva normalidad"

Con el verano nos llega la "Nueva normalidad" que no sabemos muy bien el porcentaje de normalidad que va a tener. Yo le dedico un poema como cierre de estos tres largos meses anormales que nos ha tocado sufrir. Empecé el ciclo con "La humanidad pende de un virus" cuando nos confinaron y continué durante la parte más dura de la reclusión con las cuarenta "Espinelas del confinamiento" y ahora espero cerrarlo definitivamente. 


ANTE LA NUEVA NORMALIDAD

Al llegar el verano, los que mandan
nos encienden el ámbar del desconfinamiento.
Han sido unos cien días
de dudas, de mentiras, de poca previsión,
de buenas intenciones,
de mucha solidaridad, de entrega…;
en los que hemos pasado
de no salir de casa a transitar
por la “nueva normalidad”, concepto
que no sabemos exactamente lo que es,
ni lo que durará, ni si será normal.
Poco sabemos, aparte de que es nuevo,
porque ha pasado más de un siglo
desde la última pandemia en nuestras tierras.

Por aquello de “hacer de la necesidad virtud”
hemos buscado invertir esos meses
en ponernos al día de todo lo pendiente;
yo, por ejemplo, he acabado dos libros
que ya están a la venta,
aunque no haya podido convocaros
a ese bautizo laico que, al menos para mí,
es lo mejor de una publicación.
Por eso, y por lo otro, hubiese preferido
seguir con los agobios
de la normalidad no adjetivada.

En este tiempo hemos dejado
jirones de la vida,
conocidos, amigos y familia,
a los que el virus ha vencido,
y no sabemos si también
nos cambiará la vida en ese próximo futuro,
que para unos es relativamente poco
y para otros es mucho,
todo depende del previsible trecho
que quede hasta llegar a ese horizonte,
en el que el mar ya no es camino
ni creo que nos ofrezca un buen destino.

Ricardo Fernández Esteban ©

Un poema bastante prosaico, pero es que la situación no da para lenguajes floridos ni barrocas imágenes líricas. La forma poética, como cualquier género literario, se ha de adaptar al medio y al contenido.


Ya que he citado a los dos libros en papel que he editado y puesto a la venta durante la reclusión aprovechando las nuevas tecnologías, os informo algo de los dos. Islario de pasiones es un libro de poemas sobre la adicción por los mares y las islas griegas, dudando entre continuar el camino o recalar en alguno de los destinos, aquí os lo explico un poco más. En cuanto a Métrica poética del español es un tratado de métrica, o sea del porqué de la armonía de los versos de un poema; todo poeta debería tener conocimientos de métrica, porque "hasta para saltarse las normas hay que conocerlas, ya que si no, el salto es al vacío" y creo que el libro también ayuda a los buenos lectores de poesía, aquí os explico más de qué va.  





Ahora solo falta que os gusten para que mi aislamiento haya sido productivo.

Un abrazo

miércoles, 10 de junio de 2020

Jaime Siles

Jaime Siles (Valencia, 1951), poeta, filólogo, catedrático, traductor y crítico literario. Tiene una amplia obra poética, con más de 20 libros desde 1969, que destaca por la musicalidad y armonía de sus poemas. 


CONVENTO DE LAS DUEÑAS

El oscuro silencio tallado sobre el tacto
golpea sin tocar la luz de esta materia,
de esta altura perdida persiguiendo
la eternidad donada a sus figuras.


Un sosiego perenne asciende hasta la música.
difumina los ecos sonoros del espacio
y pulsa, impele, domeña, geometriza
la mágica sorpresa del aire en surtidores.

Infiel al arbotante, a la jamba convexa,
al ritmo que la mano con claridad impone,
deja un aliento verde para llegar al sueño,
al éxtasis que crece desde la piedra en fuga.

Y queda un resplandor, una callada imagen,
un fragmento de tiempo que impreciso se ahonda
y nunca más se ha sido: se está siendo
porque en su dimensión la forma dura.

De "Canon" 1973. Jaime Siles












Pero Siles también tiene otros poemas de temas más cotidianamente ligeros que siguen siendo muy buenas expresiones poéticas.

MAYO DEL 68

La falda resbalaba
por el fucsia frambuesa
de sus medias. La lava,
por su tez de tigresa.


Nevaba, sí, nevaba
una canción francesa.
Por su boca marchaba
la armada japonesa.

Era París en mayo
Boticelli: la diosa
que surgía del tallo.

Cimabué. Cimarosa.
Libertad: aquel rayo
de pestaña furiosa.

Jaime Siles


En este enlace en "A media voz" encontraréis una antología de sus poemas,y  aquí una entrevista con Isabel Alamar. Pero, como siempre digo, la oralidad es muy importante y tenemos la suerte que en el Archivo audiovisual de la ACEC (Asociación Colegial de Escritores de Calaluña) estén colgados unos vídeos de 2007 donde el poeta nos explica su poética y una completa exposición de sus preferencias y nos recita nueve  de sus poemas

Os enlazo el magnífico poema ecfráctico Acis y Galatea, donde el narrador que contempla un cuadro acaba comprendiéndolo mejor a través de la visión de otra espectadora del mismo:


Pero como se llega mejor a un autor es a través de la lectura de sus libros. Aquí os dejo algunos de muestra: