miércoles, 25 de mayo de 2011

"Cuento final" de PENSANDO EN VOSOTRAS

En el Cuento final de Pensando en Vosotras, el narrador descubre que por muchas "vosotras" que hayan desfilado por el libro, hay una con la que siempre ha estado jugando al gato y al ratón; pero en otro poema anterior había dicho: recelad, que esto es poesía. Conclusión: En la poesía hay casi tanta ficción como en la vida, aunque se use para camuflar la realidad.





















CUENTO FINAL

            Tantas veces lo intentamos y tantas nos salió mal, que cada vez
            es  más difícil que este cuento tenga un final feliz.

Ya ves que en estas rimas mil veces te he citado,
tenías muchos nombres y rostros de mujeres,
pero tú y yo sabemos que un hombre enamorado,
-esté con quién esté disfrutando placeres-

sólo puede pensar en el ser adorado.
Contigo quise, amor, contar amaneceres
de noches sin final, del tiempo desbordado,
de palabras y sexo, de todos los quehaceres.

Pero la vida es corta y además es estrecha,
nuestros rumbos se cortan en momentos distintos,
si tú quieres yo no, si yo quiero tú pasas.

Con nosotros erró Cupido con su flecha;
como excusa aducimos motivos variopintos
pero cada vez son ya mucho más escasas

las posibilidades de poder ser felices
y acabar este cuento compartiendo perdices.

"Pensando en Vosotras"   Ricardo Fernández Esteban ©
 

Posdata
: Con esta entrada, agradecí vuestro apoyo en las presentaciones de este poemario en la ya lejana primavera de 2011 en Barcelona, Valencia y Madrid, que se cerraron con una fiesta final en homenaje al libro 
y sus auténticos protagonistas, "vosotros y vosotras", que espero os sintáis representados por activa o por pasiva en estos poemas.


Pura Salceda presentándome en el Ateneu de Barcelona
Aquí tenéis los poemas de este libro que he ido colgando en el blog, para los otros habrá que buscar ese antiguo poemario o preguntar al autor.

miércoles, 18 de mayo de 2011

Nieves Álvarez Martín.

Entrada actualizada en enero de 2020

Nieves Álvarez, es una escritora polifacética, además de pedagoga, comisaria artística y muchas cosas más, pero en esta entrada me centraré en su poesía. Descubrí y conocí a Nieves por sus magníficos sonetos, en un grupo de Facebook de amantes del endecasílabo en el que nos cambiábamos y comentábamos poemas. Luego he sido siguiendo su trayectoria artística y he presentado alguno de sus libros. Este 15 de enero presento en Barcelona su última novela, Alicia en el país de las maravillas, estáis invitados.



INVENTARIO

Yo tenía una madre que bordaba
pañuelos en el viento
y dibujaba a lápiz
palomas mensajeras.

Un padre que estudiaba laberintos
y extraía del centro de las piedras
leones y columnas
escuelas, catedrales.

Yo tenía una caja pequeñita,
un rincón escondido,
una muñeca que sabía llorar.

Tenía un lapicero despuntado,
una caja de Alpino, un sacapuntas
de madera, un estuche de hojalata,
una pluma, un secante y un tintero,
una pizarra negra
y un cabás de cartón.

Yo tenía un amante que sabía
leer en las estrellas y en mis ojos.
Inventaba palacios de palabras
y mensajes cifrados y sabía
escribir en mi piel
la magia y la ternura.

Yo lo tenía todo:
una pradera, un río, una montaña.
incluso un pueblo entero
para mí.

Y por eso en las noches de vigilia
tengo un libro y un mundo
que no puedo olvidar.

Nieves Álvarez. Alas de Barro (2008)


HE APRENDIDO... (el poema no lleva título)

He aprendido a buscar esas palabras
que nacen en mis manos
como si fuesen líneas invisibles
que dividen el mar en dos mitades.
Palabras que desarman la tristeza
lo mismo que la lluvia y que combinan
la voz con esa música
que crece en el silencio de los versos.

He aprendido a escribir los sobresaltos
en racimos de sol,
tal vez por eso
las sombras son metáforas de luz.

Nieves Álvarez. Los íntimos secretos de la voz (2010)


Este es un soneto de los que Nieves colgaba en la red cuando nos conocimos virtualmente. 

SE ALQUILA

Alquilo el corazón. Lo vendería
si alguien me promete conservarlo,
limpiar sus vibraciones y llenarlo
de sentimientos nobles y alegría.

Lo alquilo con razón, me gustaría
que fuese mío aún y regalarlo
a todo el que quisiera enamorarlo
para vivir conmigo cada día.

Alquilarlo es seguro una locura,
pero tengo que hacerlo urgentemente
para evitar que muera de dolor.

¡Alquílalo!, es barato y su ternura
se puede demostrar perfectamente:
siempre ha vivido en brazos del amor.

Nieves Álvarez. (Soneto colgado en Facebook) 



ROTACIÓN SOBRE EL EJE Z

La vida (esa película de miedo
que cambia de escenario,
de paisajes, actores,
atrezzo, director,
y una escaleta múltiple
de fracasos y logros imposibles)
es el guión: el mismo, siempre el mismo.

Al final, muere el protagonista.

A veces, sin embargo,
las escenas ofrecen
momentos lujuriosos,
romanticismo cómplice
de errores en los versos.

Como muestra, una toma.
Comienza con un plano de recurso:
camisón en el suelo, zapatos de tacón,
botella de champán, perlas, corbata...
Imaginas un hotel en París,
joyas, dinero, lujo, sobresaltos,
amor eterno, gloria...
Plástico de felicidad, carmín, confeti.

Y finge la pantalla en su metraje,
se ríen las secuencias,
sientan plaza, hacen norma
los cánones de ritos y de cuerpos
que empalagosamente invaden la retina,
cumpliendo la canalla misión de las estatuas:
descolocar al gremio de los vivos.

Cuando vuelves a casa
vira el plano, salta lo que te espera
y todo se termina.

Sólo queda una imagen por rodar:
tu sangre salpicando la pared.

Nieves Álvarez. Tremor de polvo rojo (2018)

En este enlace un poema de Desde todos los nombres, libro que presenté yo en Barcelona en 2014, cuando tuvimos la ocasión de conocernos personalmente, dedicado a unos personajes a los que como ella dice "les robaron la vida pero nadie tiene derecho a robarles la memoria"

En esta web encontraréis amplia información sobre su obra y curriculum y os recomiendo que os perdáis por los versos de sus poemarios haciendo descubrimientos.  







lunes, 9 de mayo de 2011

¿Cuántas islas habitan el mar griego?

Esta es una pregunta que me suelen hacer en mis charlas sobre las islas griegas. Pero el número no es lo más importante, sino  poder vivirlas. ¡Será por años, no por islas, el no llegar a conocerlas todas! 


¿CUÁNTAS ISLAS HABITAN EL MAR GRIEGO?

Unos dicen que casi cuatrocientas,
otros creen que superan el millar…
Si aceptas en la cuenta a todo islote
que rompe el horizonte del azul,
yo voto por que pasan de diez mil.

Pero, ¿tiene importacia cuántas son?
Ni se trata de hacer un inventario,
ni nunca quise visitarlas todas;
además, echaría en falta años
para agotar el número de islas.

Por eso, cuando viajo lo que busco
es más profundidad que  cantidad:
conocer realmente lo que piso,
la gente que lo habita, sus costumbres,
sus montañas, sus costas y sus pueblos.

Qué nunca diga: si hoy es martes Kálimnos
y si estamos a miércoles pues Kos,
saltando de isla en isla en una búsqueda
de insustanciales récords que prescinden
el inmenso placer de residirlas.

Adendas del Dodecaneso. Ricardo Fernández Esteban ©

Nota: Kos y Kálimnos son dos cercanas islas del Dodecaneso que se pueden visitar en días sucesivos si uno busca más la cantidad que la calidad.

He recitado este poema en muchas de mis charlas sobre mis Viajes poéticos por las islas griegas, que se basan en fotos y poemas de mis libros, pero recuerdo especialmente la que hice en 2015 en la Comunitat Greca de Catalunya cuando presenté mi plaquette bilingüe "Islario de Pasiones (Νησολόγιο παθών)" traducida al griego por Maira Furnari. Ver algunos de mis poemas inspirados en Grecia en su idioma ha sido una de mis grandes ilusiones.

Adenda de mayo de 2018: Respondo a la pregunta inicial, para los que creen que el número es importante: Se dice que hay unas islas 140 habitadas, y entre 2.000 y 10.000 según sea el tamaño de lo que se considera isla o escollo en el mar.

Yo ya llevo visitadas más de 60 islas, y alguna más caerá en el viaje en velero por el sur del Dodecaneso que inicio dentro de pocos días. En el enlace anterior lo podréis seguir, así como el de del año pasado en el que visité el norte de ese archipiélago.

jueves, 5 de mayo de 2011

Jon Juaristi.

Jon Juaristi (Bilbao, 1951) es otro de los buenos poetas contemporáneos adscritos a la corriente de la poesía de la experiencia.

Hoy os copio dos poemas suyos, pero podrían ser muchos más. Podréis encontrar una selección en el portal poético "A media voz" 


ROSARIO

Yo la quería mucho, pero entonces
amar y destruir sonaban parecido,
como en los más confusos poemas de Aleixandre.
Nos casamos con otros. Tal vez así perdimos
lo mejor de la vida. Quién sabe. Hubo una noche
en que ambos acordamos que pudo ser distinto
el rumbo de esta historia de culpa y cobardía.
Se quitó el pasador de su cabello oscuro
y me lo dio al marchar, y nunca volví a verla.
Murió. No lo he sabido hasta esta tarde misma,
varios años después, en su pequeño pueblo
y frente a la serena desolación del mar.
Ahora intento evocarla, pero se desvanece:
No he encontrado siquiera su pasador de rafia.

Tiempo desapacible(1996). Jon Juaristi


LAS OLLAS DE EGIPTO

Qué inútil el recurso a los recuerdos
o al consuelo banal de otras caricias,
porque has perdido para siempre a aquélla
que devastó tu carne enamorada.

(Sólo el remordimiento prevalece).

Diario de un poeta recién cansado (1985). Jon Jauristi


Aquí tenéis una biografía y bibliografía del poeta, y si os interesa esta generación de poetas del último cuarto del siglo pasado os recomiendo: "Poesía española reciente (1980 - 2000). Edición de Juan Cano Ballesta en Cátedra.

miércoles, 27 de abril de 2011

El catador de amores

Una cuaderna vía en homenaje al Mester de clerecía, que utilizó esta estrofa en los inicios de la poesía castellana. No sé si esos doctos clérigos disculparían el contenido tan poco clerical; Juan Ruiz, el arcipreste de Hita, sí que me comprendería porque fue un maestro en este tipo de versos, hace ya siete siglos en su Libro del buen amor.


EL CATADOR DE AMORES

             Recuerda mi advertencia final, pero me gustaría que le hicieses caso,
             porque sé que el día que te encuentre lo dejaré todo por ti.

Yo soy con la mujer como quien prueba un vino,
primero es el color, luego olerlo con tino,
y al fin llega el sabor, ese placer divino;
ser catador de amores, ese ha sido mi sino.

Mil veces he intentado actuar con razón,
pero cada experiencia despierta mi ilusión;
primero la apariencia, después la diversión,
gozar del primer beso, compartir la pasión.

¿Mas, por qué conformarse con el mismo manjar?;
por muy bueno que sea, es humano pensar
que siguiendo la ruta del probar y probar
seguro que algún otro lo puede superar.

Por eso, mi tesoro, te escribo esta advertencia,
si no te gusta el riesgo, si prefieres la ciencia
del dos y dos son cuatro a la concupiscencia,
y si te crees en serio que es santa la decencia;

no te dejes probar, “no estés por la labor”,
al final lo probable se escribe con dolor.
Sólo si sabes ver en lo oscuro esplendor,
piensa que puedes ser mi verdadero amor.

"Pensando en Vosotras" de Ricardo Fernández Esteban ©


Si queréis más información sobre el libro del buen amor del Arcipreste de Hita, os remito a una entrada del Instituto Cervantes

Espero que nadie, y en especial vosotras ya que esta cuaderna pertenece a mi libro Pensando en vosotras, se ofenda por el tono y tema del poema. El humor puede expresarse en formato de versos, y el autor no tiene que comulgar con las opiniones del narrador.


Posdata de Noviembre de 2015: Mi buen amigo el abate Sancho Baile, que últimamente está callado y no está aportando material para su antología erótica que le publico en este blog (será que está practicando más que platicando), se me aparece y dice que incorpore este poema a su antología. Le digo que no, que se busque él los poemas.

martes, 19 de abril de 2011

Quevedo: Dichoso puedes, Tántalo, llamarte...


La entrada está dedicada a Francisco de Quevedo (1580 - 1645), uno de los grandes poetas (si no, el mejor) del siglo de oro, que aún no había visitado esta bitácora. Este es un soneto amoroso que precisa, como muchos de esa época, de una descodificación que efectuaré con la ayuda de los comentarios de la magnífica profesora Rosa Navarro.

El soneto alcaza con Quevedo su plenitud formal y conceptual, y cuatro siglos después sigue siendo un placer leer esos endecasílabos.


DICHOSO PUEDES, TÁNTALO, LLAMARTE...

Tántalo, con el agua al
cuello sin poder beberla,
 y con la fruta a mano
 sin poder comerla.
Dichoso puedes, Tántalo, llamarte,
tú, que, en los reinos vanos, cada día,
delgada sombra, desangrada y fría,
ves, de tu misma sed, martirizarte.


Bien puedes en tus penas alegrarte
(si es capaz aquel pueblo de alegría),
pues que tiene -hallarás- la pena mía
del reino de la noche mayor parte.

Que si a ti de la sed el mal eterno
te atormenta, y mirando l'agua helada,
te huye, si la llama tu suspiro,

yo, ausente, venzo en penas al infierno;
pues tú tocas y ves la prenda amada;
yo, ardiendo, ni la toco ni la miro.

D. Francisco de Quevedo Villegas


Estos sonetos amorosos, no responden a una situación emocional real del "yo poético" (el autor / narrador), sino a unos juegos de estilo que siempre suelen mostrar a la amada desdeñosa con el poeta.

En este poema el narrador enamorado se compara con el personaje mitológico Tántalo (castigado por robar el nectar y la ambrosia divina) que a pesar de tener a su alcance el agua no podía saciar su sed, y en los cuartetos lo considera más dichoso que él. En los tercetos explica que al menos Tántalo puede ver y tocar lo que codicia (el agua) aunque no pueda beberla, mientras que él, ausente de su dama, no tiene ni ese consuelo. En este soneto no se indica explícitamente, pero se supone en estos juegos literarios que esas ausencias se debían al poco interés que ponían las desdeñosas damas en sus caballeros.

En este link a la Fundación Francisco de Quevedo podéis acceder su poesía y a mucha más información sobre el autor y su obra. Cervantes virtual también le dedica un apartado.

Y no podía faltar un enlace a un poema, Es amarga la verdad,  cantado por Paco Ibáñez, que tanto ha hecho para dar a conocer la poesía a través de sus letras musicadas (y de propina canta también Si tu vienes a la romería de Lorca). 



Adenda de julio de 2017: He dedicado otra entrada a Quevedo donde analizo su famoso soneto Amor constante más allá de la muerte tanto en cuanto a su significado y figuras retóricas, como a su estructura métrica. Creo que son muy útiles estos análisis para disfrutar más de los contenidos de los poemas del siglo de oro (bastante crípticos si no se conocen las referencias mitológicas y otras típicas de la época), y para saber por qué nos suenan tan armónicamente sus versos.

jueves, 14 de abril de 2011

Una cala, una melena y una foto

Hay poemas que se escriben para recordar "lo que fue o lo que pudo haber sido y no lo fue". Éste pertenece a mi poemario Pensando en vosotras publicado por Sial Ediciones. 

El soneto reside en el capítulo Recuerdos y nostalgias, que abre el largo camino de encuentros y desencuentros del protagonista del libro con las  mujeres que han cruzado la senda de su vida de forma real o imaginaria, en aquella parte del tiempo antiguo donde el deseo se confunde con la realidad.

Cala Caballería en el norte de Menorca
 
UNA CALA, UNA MELENA Y UNA FOTO

Esta luz de recuerdos imborrables,
este azul de increíble transparencia,
este viento que hoy rima con paciencia,
este espacio de entornos abarcables.

En la orilla del mar —amigo amable—
cuando el sol se encamina hacia su ausencia
he sentido tan viva tu presencia
envuelta en mil recuerdos agradables,

que en el altar de la dorada arena
te imagino real, tal como antaño
cuando tu larga y cálida melena

vistió tu desnudez, en una foto
que atesoro —después de tantos años—
como exvoto de culto de un devoto.

Pensando en Vosotras (2011).
Ricardo Fernández Esteban ©


En este enlace podéis acceder a otros poemas de este libro Pensando en vosotras  que he ido colgando en el blog

miércoles, 6 de abril de 2011

José Zúñiga "In Memoriam". Noche en vela.

El 3 de abril de 2011 nos dejó José Zúñiga. No lo conocí personalmente, pero lo traté en Facebook donde nos comentábamos los sonetos que íbamos colgando en "2011: Año del endecasílabo", grupo en el que coincidieron grandes poetas que rendían tributo a los versos de once sílabas.

Os copio uno de sus magníficos sonetos. No hacen falta comentarios, al leerlo nos inunda la poesía, y la rima no es un corsé sino un marco que realza el contenido.


NOCHE EN VELA

Amante soy de ti, no me abandones
en la vigilia de la Inmaculada.
Sé virgen para mí, no pierdes nada
resguardando tu cuerpo entre almidones.

Amo tu sordidez, los perdigones
que lastran tus palabras, tu mirada
perdida, lujuriosa. Soy manada,
perro soy sin collar y sin razones.

Te ayudaré a flotar, aunque me hunda
en el cenagal propio de esta noche
que ya es mi propia noche. Noche inmunda,

noche tuya de mí, piadosa noche
de vigilia constante. Que no cunda
ningún pánico en ti. Soy tu derroche.

Jose Zúñiga
Publicado el 5/2/11 en "2011: Año del endecasílabo", grupo de Facebook


Adenda de Julio de 2015:

Ya han pasado más de 4 años desde que murió José Zúñiga y, aunque sea un tópico, es cierto que las personas desaparecen físicamente pero perviven en sus obras. 

Aquí tenéis su blog con sus poemas que ha mantenido inmutable en este tiempo y el homenaje que le hizo Alexis Díaz Pimienta en su blog Cuarto de mala música . También se mantiene vivo su perfil en Facebook y es que en el mundo digital perviven los recuerdos que no queremos olvidar.

Por último, éste el el último video de José, pocos días antes de morir, recitando uno de sus poemas.

Hasta siempre y disfruta en el Parnaso.

miércoles, 30 de marzo de 2011

Pensando en vosotras

Mi poemario Pensando en vosotras, se presentó en Abril del 2011 en el Ateneu Barcelonès donde inició su vuelo en libertad fuera del control de su autor. El libro recorre las experiencias que según el narrador protagonista le fueron inspiradas por mujeres que habían cruzado la senda de su vida o que a él le hubiera gustado que la hubieran cruzado, y que se plasman en poemas rimados agrupados por capítulos que van reflejando los distintos estadios de esas experiencias. 

Pero, qué mejor prólogo que el poema inicial del libro, que le da título.


PENSANDO EN VOSOTRAS (como prólogo)

Para todas vosotras, las reales y las inventadas, que habéis hecho posibles estas historias ofreciéndome lo mejor de la vida. Gracias por vuestra imagen, vuestra bondad, vuestra pasión y vuestra amistad.

Escribí estos rimados al pensar en vosotras,
las que me acompañasteis en todos estos años,
en ti, en ti, en ti y también en las otras,
recordando placeres sobrevolando daños.

Y nunca me atreví a intentar publicarlos
pensaba que era pronto, que el tiempo es necesario
para hacer buenos vinos o para descartarlos,
y ahora, que son “Reservas”, presento el poemario.

Veréis que en estos versos hay gozo y hay dolor,
hay pasión, “voyeurismo”, bastante sentimiento,
algo de pasotismo y máximas de autor,
pero no encontraréis el vil aburrimiento.

Hay historias reales, otras son inventadas,
a unas os quise mucho a otras nunca las vi,
entre todas vosotras las hubo enamoradas
pero también las hubo que pasaron de mí.

Al pensar en vosotras surgió la inspiración
de escribir estos versos, no digo poesía
simplemente son rimas que dictó la pasión,
llamarlas de otra forma jamás me atrevería;

es verdad que en el libro —si sabéis rebuscar—
entre mucha morralla hay alguna lubina,
el mérito no es mío sólo fue reflejar
esa luz que irradiaba de una estrella vecina.

Con mengana una noche solamente salí,
algunas fueron flashes, con ella me casé,
he besado a centenas y también conviví,
pero asimismo es cierto que a muchas inventé;

contigo tuve paz y tú me diste guerra,
de ti admiré tu estilo, de ti tu inteligencia,
ya sé que no acerté —quién más prueba más yerra—
pero hay pocas que digan que me falta decencia.

Mil veces lo intenté, mil veces fracasé,
hay algunas que piensan que he buscado imposibles:
sensible, deportista, divertida y ¿por qué
me gustan con zapatos de puntas increíbles?

Yo quiero que seas una y todas las mujeres,
que seas cuerda y seas loca, recatada y cañera,
de acostarte de día, de ver amaneceres;
como amante o amiga has de ser la primera.

Es verdad pido mucho, ¿y yo cuánto os ofrezco?:
en la cama corriente, de palmito normal,
realmente no sé cuanta nota merezco
si mi cartera es breve y mi voz es fatal.

Toca acabar el prólogo, quitarse el antifaz,
por mucho que sean tantas las historias que cuento,
tú sabes que en el fondo sólo han sido un disfraz
para disimular y esconder lo que siento.

Y te habrás dado cuenta que he ocultado tu nombre
de todas las vivencias que un día te escribí,
pero estoy tan seguro como de ser un hombre
que sabrás que las hice pensando sólo en ti;

por eso, yo te ruego que no guardes rencor
si al leer este libro descubres que a las otras
también he escrito versos y hasta citas de amor;
yo nunca te he olvidado, ni “Pensando en vosotras”.

Pensando en Vosotras (2011). Ricardo Fernández Esteban ©

.




















Adenda de enero de 2020:

Casi nueve años después de su publicación, la gestación de este poemario es un grato recuerdo que se hace actual cuando recibo comentarios de lectores. Por ejemplo, hay quien lo ha calificado como catecismo de imprescindible lectura para entender las relaciones hombre mujer, lo que es uno de los mejores elogios que he recibido, porque esa era mi intención.

Estos son los poemas del libro publicados en el blog. No busquéis en los poemas referencias autobiográficas, si las hubiera ya han sido sepultadas por ese personaje que tomó el mando de la historia guiando la mano del autor. Por último, aquí tenéis más información del libro, de cómo conseguirlo y de las fiestas que le organizamos para presentarlo.

Ha corrido mucho agua bajo los puentes poéticos de su autor, que piensa que el décimo aniversario del libro, el próximo año, podría ser un buen momento para una edición revisada con correcciones y algún nuevo poema. Todo libro expresa un momento y el actual creo que se merece esa edición. Ya os iré informando de cómo toma cuerpo y páginas esa edición.