sábado, 12 de octubre de 2019

Martínez Sierra, Gregorio y María (Lejárraga)

Gregorio Martínez Sierra (Madrid, 1881-1947) es más conocido como escritor, dramaturgo y empresario teatral que como poeta. Además, se dice que la inspiradora o creadora de su obra fue su esposa María Lejárraga (San Millán de la Cogolla, 1874; Buenos Aires, 1974) conocida también como María Martínez Sierra, dejemos pues la entrada a nombre de los dos.


LA TARDE ENFERMA

La tarde enferma de calor, se tiende
sobre el austero campo de Castilla,
para morir en paz; el aire abrasa;
jadean en los surcos las espigas;
la tierra abre mil bocas de sedienta;
el cielo, en su implacable azul, la mira
sufrir, y no se duele
de la muda agonía...
Sobre la tarde enferma
ha puesto el alma una contemplativa
compasión hacia todo lo que sufre
como la tierra, hacia lo que agoniza
como la tarde cara al sol de junio,
y, a fuerza de pensar en las heridas
con que amor, sol y luna van poniendo
pechos en carne viva,
ha sentido pesar sobre sus hombros
buena parte del tedio de la vida,
y ha dicho: el hombre es como un viajero
que va en tren, por el yermo de Castilla,
bajo el sol, sudoroso, fatigado,
dejándose arrastrar, pero sin prisa,
porque sabe que al fin de la jornada
de está esperando la melancolía.

La casa de la primavera (1907). Martínez Sierra.


Se ha catalogado esta poesía como modernista y, aunque ha sufrido el paso del tiempo, vale la pena situarnos en esa época dentro de un contexto que nos dio grandes poetas en la lengua castellana, como son los que le acompañan en este libro "La casa de la primavera": Rubén Darío, Juan Ramón Jiménez, Antonio Machado, Enrique Díez-Canedo y otros.

En wikipedia encontraréis las biografías de Gregorio Martínez Sierra y María Lejárraga. Recientemente la editorial Renacimiento ha rescatado una obra de María publicada a su nombre y no oculto tras el de su marido.

No he encontrado antologías de sus poemas y, si queréis más, os dirijo a la "Antología de la poesía modernista española" publicada por Castalia en 2008.





domingo, 29 de septiembre de 2019

Ante nuevas elecciones: eficiencia o dimisiones

Publiqué estas espinelas satíricas en junio de 2016 cuando se convocaron nuevas elecciones, ya que los elegidos en diciembre de 2015 no supieron ni quisieron ponerse de acuerdo. Pues ahora más de lo mismo, no he cambiado ni una coma, sólo he tenido que modificar la foto porque uno de los cuatro es nuevo, es una vergüenza este desprecio a los votantes y este malgasto. En noviembre repetimos votaciones y esta minilegislatura sólo ha servido para comprobar ineficiencias, egos, partidismos, y para mantener a esos diputados y senadores que no se han ganado el sueldo.


ANTE NUEVAS ELECCIONES: EFICIENCIA O DIMISIONES

No nos habéis hecho caso,
ha sonado la campana,
la negociación fue vana
y el resultado, fracaso.
Nos indignáis, el retraso
demuestra vuestra impotencia,
vuestra torcida conciencia,
el menosprecio a los otros,
—los que os votamos, nosotros,—
y acaba con mi paciencia.

Dicen que otras elecciones
van a costar al Estado,
—pagando el electorado—
ciento cincuenta millones.
Y digo yo: ¡Qué cojones!,
que lo paguen los culpables,
los tipos irresponsables
que, tras los meses perdidos,
piden votos repetidos
con sus sonrisas afables.

El mandato estaba claro,
vuestra obligación pactar
para poder gobernar
en vez de salirnos caro.
Mi propuesta, lo declaro,
es que os reduzcan la paga
ante una actitud tan vaga,
por no decir delincuente,
y me apoya mucha gente,
pues pongo el dedo en la llaga.

Continúo: El Senado
lo vamos a suprimir,
y el Congreso a reducir
y con horario ampliado.
Hay que ahorrar y, por sentado,
ser eficientes, que el mundo
ha cambiado en lo profundo
y los políticos siguen
sin normas que les obliguen
a no perder ni un segundo.

Ya os lo hemos advertido,
en vuestros nuevos programas,
en vez de iros por las ramas,
más nueces y menos ruido.
Quiero votar a un partido
que excluya la corrupción,
que no le importe el sillón,
y haga gestión eficaz.
¿Creéis que seré capaz,
que alguno pasa el listón?

Ricardo Fernández Esteban ©



A pesar de las ganas de pasar de todo, hemos de ir a votar, porque la abstención (otra cosa sería un voto en blanco combativo) es lo peor en democracia. Espero que el programa de alguno incluya "mea culpas", propósitos de enmienda y propuestas de pactos claras sin absurdos "cordones sanitarios"  previos. Quizás sea mucho esperar...

Aquí tenéis otro poema que les dedique hace un mes "Consenso o dimisión" y como veis no me han hecho caso, ni consensos ni dimisiones, los cuatro principales repiten. Si es verdad aquello de que "todo pueblo tiene los políticos que se merece" somos un pueblo bastante impresentable. Ahora tenemos la ocasión de demostrarles que vamos a votar a quien nos plantee un programa coherente y con propuestas de pactos.

miércoles, 25 de septiembre de 2019

Fernando Ortiz

Fernando Ortiz (Sevilla, 1947-2014)​ fue un poeta, crítico literario y articulista considerado por varios antólogos como como muy importante para su generación, aunque desde el punto de vista popular no sea tan conocido como otros. Os dejo unos cuantos poemas suyos


EN LA PERFECTA EDAD

El sabor del café, el cigarrillo,
el pausado paseo de la tarde,
el olor de la tierra cuando llueve,
la grata charla con algún amigo
y alguna rara página gozada
son tu amor a la vida, tus sentidos.
Ahondan las heridas con el tiempo
aunque oculte a su vez las cicatrices.
La juventud pasó, y eso que tienes
es lo que llaman madurez los necios.


INTERIOR

Quién sabe si aquella luz viene de fuera o de adentro
de los alzados visillos. Ni a qué lado del espejo
surge esa mano de niebla que va dibujando un sueño
de relojes y almanaques, de puertas y verdinegros
salones acristalados que son del agua el reflejo.
Agua de un río muy hondo que viene desde muy lejos.
—Aquí las cosas nos miran con grandes ojos secretos—.

Con parsimonia el reloj suena en el patio en silencio.


LA SOLEDAD

La soledad, la lámpara, la mesa,
aquí el recado de escribir dispuesto.
¿Es eso compañía?
Quizá la solución sea el amor.
¿Y cómo se ama?
¿Lo supe alguna vez y lo olvidé?
Quizá nunca lo supe y ahora me doy cuenta.
Escribí libros de poesía.
Quise decir palabras bellas y a la vez verdaderas.
Pues el tiempo se acorta,
¿irreal fue mi vida, humo dormido, niebla?
Amargo es despertar, malgastado el pasado
si quedan menos horas
y en éstas sólo ves vacío.
¿Qué te dicen los años?:
Araña con tu pluma tu presente
y pon verdad
para que así ilumine tu pasado el futuro.
¿Dónde la compañía?:
La soledad, la lámpara, la mesa,
he aquí el recado de escribir dispuesto.


LA HORA

Lucha el poeta en contra de la nada
y a su fin sin destino llama Dios.
Que nadie piense de la vida en pos,
después el paraíso. Dije Nada.

Cuando llega la hora ya acotada
si acaso, despedirse, un“Adiós".
Qué inocencia pensar que después los
arcángeles esperan a la entrada.

Quevedo Otero, Brines… Así, todos
los que tal piensan, piensánse ceniza.
Mas muchos siguen la porfía en vano,

soñando en el vacío encontrar modos
de que la Parca sea olvidadiza:
El sueño de una noche de verano.

Fernando Ortiz 


Por si queréis leer más os dirijo a dos antologías suyas en la red, una en Poetas andaluces que incluye su bibliografía y otra en la revista Abel Martín.

Esta es una pequeña entrevista en El País cuando publicó en 2013 su antología Versos y años, y este el obituario que le dedicó el mismo periódico. Perdemos al poeta pero nos quedan sus libros.







martes, 10 de septiembre de 2019

Carmen Jodra

Carmen Jodra (Madrid 1980- 2019) fue una poeta precoz ganadora del premio Hiperión en 1999 con Las moras agraces, libro que tuvo un gran éxito, y luego casi desapareció de los ambientes literarios, excepto por la publicación en 2011 Rincones sucios, que paso mucho más desapercibido. Falleció el pasado mes de junio y creo que tenía otro libro listo para publicar.


Por aquello de que todo buen poeta ha de hacer escrito un buen soneto antes de dedicarse a otros menesteres poéticos, comienzo con un soneto de "El ciclo satánico"


HOY VIENE A VERME. ÉL, ÉL EN PERSONA...

Hoy viene a verme. Él, Él en persona.
No intento resistirme, por supuesto.
Irónico y burlón, llega dispuesto
a "salvarme de lo que me obsesiona":


tal dice. Su belleza desentona
con el eterno universal denuesto
de que le han hecho objeto; aparte de esto,
me ofrece lo que nunca se perdona.

Tendiendo, en fin, el ominoso pliego,
me ha mirado con ansia tan humana
que chispean sus ojos como el fuego.

¡Un alto precio por una manzana!
Temblando igual que Él, respiro y niego,
pero no sé lo que diré mañana.

Carmen Jodra


Y ahora os dejo otros dos poemas, si queréis más podéis consultar la antología publicada en A media voz

IMPRESSION DU MATIN

Cuánta belleza nos reserva el mundo.
Ha helado ya sobre las hojas muertas.
Hay una chica con una melena
lisa y rubia, larguísima,
y otra chica con su gloriosa mata
de pelo pelirrojo.
El sol lanza chispazos sobre las hojas muertas.
Cuánta belleza nos regala el mundo.


FATIGA

Hay demasiadas cosas
de las que preocuparse,
siempre distintas, siempre imprescindibles,
y nunca se termina,
y apenas se respira... Y además
está el muchacho que jamás nos mira,
la chica que no sabe que la amamos
Y Platón predicando represiones...
Y a esto le llaman vida...

Carmen Jodra


No sabemos lo que la poeta hubiese dado de sí y siempre es triste referirse a alguien cuando ya nos ha abandonado, y a tan temprana edad. Aquí os dejo dos obituarios en El Cultural y el La Vanguardia, este último con algunos poemas suyos. Isabel Gamero en Letras libres y Enrique Villagrasa en Librújulacreo que han hecho un buen resumen de su trayectoria poética. Por otra parte, Juan Marqués nos deja una visión de la autora, en la que se acerca más a la persona sin descuidar su obra.



martes, 27 de agosto de 2019

Consenso o dimisión

Cuatro meses después de las elecciones generales, cada vez estamos más cerca de repetirlas. Y parece que esto no les importa a los políticos, porque se creen que las campañas electorales son su trabajo y no, su trabajo es gobernar para las mayorías respetando a las minorías. Por eso, si suspenden su examen, que es conseguir consenso y una mayoría estable, que dimitan y dejen paso a otros, porque no estamos dispuestos a volver a votar a esos incompetentes incapaces de buscar acuerdos por un lado o por otro.



CONSENSO O DIMISIÓN

Cuando el político no cumple su misión,
y es incapaz de conseguir consenso
tras cuatro meses, pienso
que debería presentar la dimisión.

Porque llevarnos a una próxima elección
es como quien tras un suspenso
rechaza la ceniza, se cubre con incienso
y vuelve a optar por nuestra bendición.

Se impone un paso atrás,
porque los electores estamos hasta el gorro
de que os paséis nuestro mandato por el forro.

Así que tu verás,
o apruebas en septiembre un buen gobierno
o los próximos mítines, ¡hazlos en el infierno!

Ricardo Fernández Esteban ©


Pues sí, los electores estamos hartos de que no se sepan conseguir acuerdos. Hay consensos que suman, pero parece que se buscan los más difíciles, los que para sumar tienen que restar. Será por los personalismos y por los intereses de partido, y no debería serlo, porque el interés ha de ser el de los votantes que queremos que se gobierne de una vez. Así que Pedro, los dos Pablos y Albert, que sois los que tenéis la llave de la gobernabilidad, abrid la puerta de delante y pactad, o idos por la de atrás que no hay nadie imprescindible y menos cuando fracasa.


A PEDRO, PABLO'S Y ALBERT.

Pedro tiene la misión
de lograr la confianza
y si con Pablo no avanza
que busque otra solución.
Pablo y Albert, mi opinión
es que son innecesarios
los cordones sanitarios,
hay que pactar un programa
y en el centro hay pentagrama
por encima de adversarios.

Los electores contrarios
a repeticiones somos,
o compartís escenarios
o cambiaremos de cromos.


Ricardo Fernández Esteban ©


Antes de las pasadas elecciones de abril, ya di unos consejos para votar, pero parece que me olvidé de darlos para pactar. Sera que sobrevaloro a los políticos y pienso que eso ya entra dentro del cargo, pero no.



Nota técnica: El primer poema es un soneto polimétrico de impares con tres tridecasílabos cuaternarios, tres endecasílabos (uno sáfico, otro heroico y el último cuaternario), un eneasílabo cuaternario, tres alejandrinos (el primero cuaternario, el segundo mixto y el tercero ternario) y cuatro heptasílabos binarios. Un cóctel de ritmos y metros que creo que combina bastante bien y le quita monotonía al brebaje satírico. El segundo poema es una clásica espinela octosílaba prolongada con una cuarteta, porque se que quedaba corto lo que quería denunciar. Espero que estos tecnicismos no os impidan disfrutar de estos poemas, que buscan más la denuncia y la sonrisa que la perfección poética.


Enrique Gracia Trinidad, que hemos tratado en este blog como poeta, nos descubre otra de sus facetas y me envía esta viñeta suya sobre el tema que he tratado. Gracias, Enrique, a ver si entre todos ponemos en vereda a estos políticos que nos han tocado.



miércoles, 7 de agosto de 2019

Felipe Sérvulo

Felipe Sérvulo, buen poeta, buena persona y buen amigo. Quizá por eso, para tomar algo de distancia, dejo a otro buen poeta, Hilario Barrero, que comente su obra.

La poesía de Felipe Sérvulo es escueta, sobria, con imágenes atrevidas pero “reales”. (...) pulcra, minimalista, una poesía de “campo”, de afuera, llena y rebosante de olores, iluminada de colores, perfilada de sonidos, un bosque de nombres olorosos, con la presencia de la naturaleza a pleno pulmón (...) Metáforas que son como chispas que saltan, puñaladas que te entran por los ojos y te deslumbran, brasa que quema. (...) Parecen poemas escritos con tinta purísima y lápices olorosos en papel de nieve.


Su última época ha sido de una gran intensidad creadora y ha publicado 7 poemarios en los últimos 7 años. Aquí os dejo algunas muestras: 


NO HAY VOCALES

Al despertar esta mañana,
perdí las vocales de tu nombre.

Intenté pronunciarte
con otros objetos
personales e íntimos,
pero los labios se deprimían
en clamorosa derrota.

Más tarde lo intenté
con tus autores favoritos:
Federico, Antonio, Claudio...

Y realicé preces en latín,
sin nada que perder,
al fin y al cabo.

Qué hacer, sino dar tiempo
a que la tarde vuelva
y reconocerte en ella.

La niña de la colina (2012). Felipe Sérvulo



TANTA SED DE TI

En nuestra alcoba clandestina,
entre tus poemarios, dejaré mi última carta.

En nuestra alcoba sin puertas,
ni ventanas. Sin paredes. Sólo tú y yo
y la vida resplandeciendo.

Resplandeciendo y tanta sed de ti.

Ahora que amaneces (2013). Felipe Sérvulo



de SIT TIBI TERRA LEVIS

esta mañana
tierra adentro
llovías a mares

octubre ya 


y el parto de otoño
que te ha traído

brota tu voz de almendro
que florece sin edad
en una ecuación
difícil

así declama
la adormidera

el corazón corcel

la alondra que anida
hiedra
y melaza pura

Sit tibi terra levis (2017). Felipe Sérvulo


de PRONTO EL VIENTO DE BOLINA... 

A las cinco en punto
han telefoneado
los senderos que llevan a ti.

Les he dicho
que vengan con el sol,
que está todo sombrío.

Otra vez la locura
de tu carne
en tantos amaneceres
que ya ni sé.

Pronto el viento de bolina o Crónica de un amor a destiempo (2019). Felipe Sérvulo



Esta es su biografía literaria y su bibliografía con acceso a su web. Pero la poesía precisa de la palabra y aquí en el archivo de poetas de la ACEC lo tenéis recitando 20 poemas suyos. Os dejo uno de muestra:


Y aquí tenéis los últimos libros de Felipe Sérvulo en Amazon , porque los poemas deben leerse dentro de su contexto.




Además de poeta, Felipe es un gran pintor. Aquí os dejo uno de sus cuadros:



jueves, 25 de julio de 2019

Rosa Berbel

Rosa Berbel (Sevilla, 1997) es una joven poeta que se ha dado a conocer al ganar en 2018 el XXI Premio de Poesía Joven “Antonio Carvajal” con "Las niñas siempre dicen la verdad", el primer libro que publica en solitario.



PRECUELA

En aquel tiempo extraño,
los amigos se habían mudado lejos,
los lugares antiguos de la infancia
se habían transformado para siempre
con la prisa salvaje de los años perdidos.

Dejábamos de usar los verbos en plural
por pereza de ser ya demasiados. 


De nada nos sirvieron los recuerdos,
heredados y antiguos,
sonriendo de verdad o de mentira,
porque nada supimos de los otros.

En aquel tiempo extraño y fariseo,
tuvimos muchos hijos
a los que no quisimos poner nombre. 


Aunque quizá todo esto
ahora no nos baste.

Pero en aquel momento,
tan niños y tan sabios,
esperábamos ya la plenitud
de agosto, y de las playas llenas,
las discusiones tristes,
los besos de puntillas, 


de este futuro que era impermeable.


Rosa Berbel. Las niñas siempre dicen la verdad (2018)


Este poema pertenece a su primer libro publicado. Aquí tenéis dos comentarios sobre el mismo: El primero de Fernando Aramburu en El Mundo, que dice refiriéndose a su descubrimiento "De pronto al lector le apareció en la batea de sus lecturas una pepita de oro"; el segundo es de la revista literaria Librújula donde Enrique Vilagrasa indica que "Ha nacido una poeta"


Este otro poema se publicó en 2916 en la antología: Supernova, Bandaàparte Editores. 

JUSTICIA POÉTICA

Quiero conocer a todas mis madres
reconstruir mi linaje y mi conciencia
a partir de los versos las renuncias
las huellas de todas las mujeres
que he sido al mismo tiempo.

Quiero una larga estirpe de mujeres valientes
que han escrito poemas
después de hacer la cena
y han vivido el exilio
dentro del dormitorio.
Reconocerlas libres brillantes y caóticas
retratando monarcas
sublevando las formas
componiendo sonetos
en una Europa en llamas.

Quiero sobrellevar la carga de la historia
convertirme en relevo
nombrarlas
sin esfuerzo.
Pronunciar con propiedad
el término familia.

Rosa Berbel (2016)


Como podéis comprobar en estos poemas, se trata de una poeta joven pero ya con una buena formación en la que combina en contenido profundo con un ritmo poético perfecto. Continente y contenido suman y nos demuestran la vivencia de la poesía entre poetas de las nuevas generaciones, que no desdeñan la tradición pero a la vez saben continuar avanzando en el camino.


En este enlace hay una entrevista con la poeta en secretOlivo, en que nos explica su visión de la poesía joven en nuestro país y que incluye al final unos poemas suyos. Pero como siempre os recomiendo ir a la fuente y leer los poemarios completos. Aquí tenéis el suyo "Las niñas siempre dicen la verdad" . Precuela el primer poema y este es uno de los más cortos, el resto los tendréis que descubrir vosotros.

EL FINAL DEL VERANO


La infancia ha terminado.

En esta casa nueva,
no reconozco el orden de las cosas,
ni la lógica esquiva de la sangre.

Pero sé que hay lugares
en los que basta sólo una palabra
para encender el fuego.

Rosa Berbel. Las niñas siempre dicen la verdad (2018)



Os dejo con la lectura de esta poeta al comienzo de un camino que espero nos deje muy buenos frutos en su largo futuro literario. Pero como la poesía es texto y voz, aquí la tenéis recitando "Planes de futuro"




miércoles, 10 de julio de 2019

Pilar Pastor

Pilar Pastor (Astorga, León) dice que le ha acompañado la poesía desde su juventud, pero creo que no ha publicado en antologías hasta hace pocos años y su primer poemario, "Doce meses y un día", es de 2016. Leyendo la antología "Enésima hoja" he encontrado este primer poema suyo que os cuelgo. Hay veces que pocos versos expresan más que largos poemas.


ORILLA

Escuchar hacia dentro,
tozudamente,
sintiendo cada respiro
como un océano.
Vivir en el esqueleto marino
de una caracola
concéntrica y erizada,
inexpugnable,
frágil como un soplo,
llegando a la orilla
al lado de otros millones
de seres desconocidos
y volviendo al mar para morir
en el dulce y confuso torbellino
de una ola cualquiera.

Pilar Pastor

Hay poca información disponible en las redes de la autora. Aquí tenéis una reseña y unos cuantos enlaces de cuando publicó "Doce meses y un día" y en este vídeo recita cuatro poemas de ese libro. En este otro enlace hay un breve reseña biográfica y otro de sus poemas "Africa" que también esta incluido en la antología "Enésima hoja".


LINDE DE LAS NOCHES


La noche se suicida
cuando, cautos, los ruiseñores callan.
Precipita, cómplice, la aurora
hacia el insomnio del día.

Junio. Doce meses y un día. Pilar Pastor (2016)

Habrá que seguir investigando sobre la autora.




jueves, 27 de junio de 2019

¿Cuántas capillas conviven en la Jora de Amorgós?

Las "Joras" (Χώρας) son las antiguas capitales de las islas griegas. Pueblos de calles estrechas y escalonadas que conservan ese sabor de tiempos antiguos, aunque algunas se hayan turistizado más y otras menos. La de Amorgós es una de mis preferidas y resiste bien, combinando bares, tabernas y tiendas en un ambiente mágico cuajado de capillas. ¿Cuántas hay? Muchas y más por feligrés. De eso va el poema, de cuántas hay y de qué tipo, y de lo que me sigue seduciendo la Jora de Amorgós.



¿CUÁNTAS CAPILLAS CONVIVEN EN LA JORA?

La Jora es un rosario de capillas.
Mientras recorro las intrincadas calles
escalón a escalón, hago inventario:
tras cada esquina hay una,
en las plazas un mínimo de dos,
y algunas más que habitan por las lindes del pueblo.
Las hay grandes, pequeñas y minúsculas;
son únicas, mellizas o trillizas;
las principales tienen culto diario,
las hay que han de esperar a su patrón,
y otras han sido desacralizadas;
pero todas conservan
la cruz que las distingue y su envoltorio blanco.

En un paréntesis de cuentas, cuento
que el domingo pasado, en la Metrópolis
oficiaba un obispo, de venerable edad
con báculo, tiara y varios ayudantes,
una misa cantada, bien cantada,
entre parafernalias y ortodoxias.
Y digo yo que sí, que todo o nada;
la religión conviene con los signos externos,
que albergan al misterio y eluden raciocinios,
como en nuestros lejanos tiempos de oficios en latín.

Volviendo a lo que iba, al inventario,
conté unas veinticinco, lo que es mucho
por cada feligrés, pues el pueblo es pequeño.
Mejor, así las almas pías
tienen más protección divina por cabeza
y las nuestras, desde el respeto agnóstico,
disfrutan de la Jora, que resiste al turismo,
por sus calles y plazas cuajadas de capillas,
que conviven con tiendas y tabernas,
como convive el alma alojada en el cuerpo,
en esa conllevancia que en este caso suma.

Ricardo Fernández Esteban ©



Como señuelo, os dejo unas cuantas iglesias de la Jora, el resto tendréis que venir a descubrirlas. Seguro que si contáis bien llegáis casi a las treinta.









He dedicado otros poemas a Amorgós y algunos se encuentran en este blog. Este lo escribí en mi tercera visita temiendo que la Jora hubiese perdido sus encantos, pero los mantenía y los sigue manteniendo. Estos otros están inspirados en Nikuria, la isla al norte de Amorgós separada por sólo cien metros de canal, que tiene una de las mejores playas. Este año no he podido volver porque el motor de la barca que las une se había estropeado y estas reparaciones requieren su tiempo en esta islas poco turísticas.