Mostrando entradas con la etiqueta Mis sonetos y rimados. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mis sonetos y rimados. Mostrar todas las entradas

jueves, 25 de abril de 2019

Consejos para votar (espinelas)

Este domingo hay que votar, y como siempre nos lo ponen difícil, pero no por eso hay que abstenerse, que siempre es la peor solución. Busca, compara y elige lo mejor, o al menos lo menos malo; y desconfía de los populismos que prometen, por prometer, lo que la gente quiere escuchar y no responden claramente ni cómo ni con quién lo van a hacer. ¡En tu mano está escoger!



CONSEJOS PARA VOTAR

Pues otra vez de elecciones,
y ya a punto de votar
os voy a recomendar
unas cuantas instrucciones.
No os quiero dar lecciones,
ni mucho menos doctrina;
en democracia se opina,
se fomentan los diálogos,
y sólo hay que hacer decálogos
si la razón los domina.

Primero, mirad la historia,
el que engañó, engañará
aunque prometa "maná",
por eso, tened memoria.
Luego, dejaos de euforia
y estudiad bien el programa:
“lo que antes no se proclama
seguro que no se hace”,
¿o es de fiar el que yace
y amor no juró a su dama?

Ya habéis visto los debates,
mucho ruido y pocas nueces,
presume de qué careces
y asevera disparates.
En esos escaparates
predomina el populismo,
que es ese vil mecanismo
de prometer imposibles
propuestas irresistibles:
descartad ese cinismo.

También mirad la experiencia
antes de la lid política
pues si peca de raquítica
no es buen signo de excelencia.
Luego votad en conciencia
en busca del bien común,
que quien escoge según
intereses monetarios
se merece comentarios
a “la altura del betún”.

La más importante cosa
es votar y no abstenerse,
que nadie te tergiverse,
“la democracia es valiosa”.
La critican por dudosa,
quienes buscan el poder
sin dar cuentas del quehacer.
Por eso vota, y expulsa
al que merece repulsa.
¡En tu mano está escoger!

Ricardo Fernández Esteban ©



Pues avisados estáis, hay que votar en conciencia y luego ser exigentes. No vale abstenerse, sino participar y reclamar. Aquí tenéis otras sátiras políticas que he ido publicando y en plan más serio otros poemas míos sobre asuntos de ética y política.

El domingo por la noche sabremos "la magnitud de la tragedia" o si "vemos luz al final del túnel", cada uno según sus preferencias.

martes, 19 de marzo de 2019

De líricas, críticas y populismos electorales

Se acercan las elecciones y "no son tiempos para la lírica", sino para la crítica y para cuestionar tanta posverdad servida como pasto electoral. Se dice que el populismo es: proclamar falsedades, sabiendo que lo son, porque es lo que quieren escuchar los seguidores, quienes no se cuestionan la verdad o mentira del discurso. Otra frase en esta línea, y más cínica, es la que pronunció Jean Claude Junker: Sabemos exactamente lo que debemos hacer; lo que no sabemos es cómo salir reelegidos si lo hacemos.


Pues ya que son "malos tiempos para la lírica", os dejo este soneto, que se resiste a rimar en consonante y defiende otro tipo de armonía.

LÍRICAS, CRITICAS Y POPULISMOS 

“Malos tiempos para la lírica”.
Con la que está cayendo, quién se pone
a indagar sobre íntimas pulsiones
si lo que brota es escribir proclamas críticas.

En estos tiempos de actitudes cínicas,
me niego a ser el cicerone
de posverdades que enmascaran el desplome
de lo que debería ser veraz política.

Se miente sin descaro a nuestros prójimos
que adoran el engaño y nunca lo cuestionan,
porque escuchar lo falso es lo que mola.

Eso es el “populismo”, el falaz tópico
de que mentir es más rentable y la verdad una broma,
¡qué triste que esto acabe en plan irónico!


Ricardo Fernández Esteban ©


Queda poco más de un mes para las elecciones. Luego no os quejéis si no os cuestionáis el voto seriamente y escogéis lo que aparentemente más os conviene, o sea lo que gusta escuchar en vez de lo que conviene escuchar. Nos acechan los populismos sean de derecha o de izquierda, centralistas o independentistas. Qué no nos tengamos que escuchar aquello de que "los pueblos tienen los gobiernos que se merecen"



Para rematar os dejo, como torna del soneto, dos espinelas en esta línea:

REFLEXIÓN ANTE ELECCIÓN

No te quejes, reflexiona,
pronto vienen elecciones,
y antes de las votaciones,
busca, compara y razona.
No digas que no funciona
la democracia. Tu escoges
y el voto nunca lo arrojes
a quien con maña te engaña.
A la posverdad da caña
y con la razón no aflojes.

Pues por mí ya está advertido:
en los próximos debates
basta ya de disparates,
más nueces y menos ruido.
Quiero votar a un partido
que excluya la corrupción,
que no le importe el sillón,
y defienda lo veraz.
Espero que sea capaz,
y alguno pase el listón.

Ricardo Fernández Esteban ©

Yo ya he cumplido con mi parte, porque sigo pensando que la poesía también puede ser una herramienta de denuncia; no sólo de lírica vive el soneto y mucho menos la espinela. Ahora os toca a vosotros, votad en conciencia pero también en razón y no os dejéis llevar por mensajes populistas trufados de posverdades.

Aquí os dejo un enlace a otros poemas míos acerca de ética y política y a estos otros que tocan el tema en clave más satírica. De todas formas, con la que está cayendo, la ética y la política cada vez se distancian más, y la satírica lo impregna todo.

Y ya he que tomado el primer verso de la canción de un grupo pop de los 80's, Golpes bajos, aquí la tenéis.


lunes, 3 de diciembre de 2018

Abate Sancho Baile. ¿Es posible la amistad entre el hombre y la mujer?


El Abate Sancho Baile, aquel que fue "fullero y mujeriego antes que fraile" y ahora se nos ha reconvertido en poeta, se me queja de que sus poemas están escondidos por las profundidades de este blog y si niega a enviar más, si no los saco un poco a la luz. Para contentarle, aquí tenéis un soneto con estrambote sobre si es posible la amistad entre el hombre y la mujer.



¿ES POSIBLE AMISTAD DE HEMBRA Y VARÓN? 

¿Opinas que es posible la amistad
entre sexos opuestos, si intención
de rematar pasión tuvo el varón
y no lo consiguió? Pues, de verdad,

difícil es en la realidad
que se dé tan extraña situación.
Debe de consumarse el revolcón
para aceptar la posibilidad.

Si se grabó la muesca en la pistola
y el tiro hizo mal blanco en la diana,
podría ser que a ambos interese

reconducir el tema y, ¡carambola!,
ser amigos probablemente fuese
la mejor solución de buena gana:

La tratas como hermana,
ya no  tienes por qué tirarle tejos
y, si repites, huelgan los cortejos.

del Abate Sancho Baile



Aunque el Abate tenga, entre otros muchos, el vicio de quejarse, no es cierto que sus poemas estén tan escondidos. En este enlace está su antología erótica con poemas propios y ajenos, y en esta etiqueta iré colocando los suyos con entrada propia.



domingo, 21 de octubre de 2018

No sólo de métrica vive el soneto

Escribir un soneto es mucho más que trasladar al papel unos conceptos métricos, aunque también deben estar esas normas presentes. Éste, que tiene estrambote, está muy encabalgado y rompe la estructura habitual con puentes sintácticos los versos y estrofas. Además, quiere transmitir la necesidad de que haya un fondo y una forma en la obra poética. Si lo consigue o se queda en un ejercicio de estilo deben decirlo sus lectores.


ESCRIBIR UN SONETO ES MUCHO MÁS QUE MÉTRICA

Con sólo normas métricas, no pidas
que se escriban sonetos. Escribir
necesita mirar, oler, vivir,
tocar. Por mucho que los versos midas
y el ritmo de las sílabas oídas
sea perfecto, deberás sentir
antes en tu interior la historia; ir
liberando las cárceles vividas
para que tu palabra crezca, vuele
y se transmute en lírica; la meta-
morfosis cuyo catalizador
algunos llaman "musa" y les demuele
decir el "me abandona". Pura treta
de poeta falaz y embaucador
que ni tiene pudor,
ni reconoce que le falta raza
y de hacer poesía, ni una traza.


Ricardo Fernández Esteban ©


Aunque a primera vista no lo parezca, este es un soneto en endecasílabos con dos cuartetos, dos tercetos y un estrambote. Lo que pasa es que la mayoría de los versos están encabalgados, por lo que las frases y cláusulas sintácticas desbordan el marco del verso y se encabalgan con el siguiente de forma que se enmascara la estructura clásica del soneto. Para encabalgar más, hasta se ha partido entre dos versos una palabra "meta-morfosis".

El texto intenta explicar lo dicho al inicio. La métrica debe estar presente en un soneto, pero además de la forma (el ritmo poético que se crea por las acentuaciones de las palabras, la medida de los versos y las rimas) debe transmitirse una idea. En este caso, este fondo es "metapoético", o sea trata de la confección del poema y de la necesidad de que las palabras transmitan sentimientos, lo que no se consigue por arte de magia de las musas, sino por la inspiración y trabajo del autor.

Los encabalgamientos diluyen bastante las pausas del final de los versos e incorporan sus pausas sintácticas en otros lugares. Para que esto sea posible, el poema tiene que tener otro sostén que es el metro, el ritmo de los versos y, si existe, la rima. En este caso hay ritmo acentual armónico, endecasílabos y rimas consonantes, lo que ha permitido desconfigurar los versos y estrofas del soneto. 

Por si tenéis interés en profundizar sobre los encabalgamientos, os dirijo a un artículo que acabo de publicar en la web cultural "Las nueve musas" y si queréis saber algo más de técnica poética a 20 entradas "Vamos a hablar de métrica" que publiqué hace un tiempo en esa web.


Por último, aquí tenéis el texto del soneto escrito sin cortarlo en versos, para ver si lo reconocéis o los renglones son una condición indispensable para mantener esas leves paradas versales que deben convivir con las sintácticas

Con sólo normas métricas, no pidas que se escriban sonetos. Escribir necesita mirar, oler, vivir, tocar. Por mucho que los versos midas y el ritmo de las sílabas oídas sea perfecto, deberás sentir antes en tu interior la historia; ir liberando las cárceles vividas 
para que tu palabra crezca, vuele y se convierta en lírica. Metamorfosis, cuyo catalizador algunos llaman “musa” y les demuele decir que “me abandona”. Pura treta de poeta falaz y embaucador que ni tiene pudor, ni reconoce que le falta raza y de hacer poesía, ni una traza.

domingo, 2 de septiembre de 2018

Lo escrito, escrito está

Verba volant, scripta manent (las palabras vuelan, lo escrito queda) es una cita tomada de un discurso de Cayo Tito en el senado romano que fue la inspiración de este poema, "Lo escrito, escrito está", surgido en un trabajo conjunto de poetas a partir de tercetos encadenados sobre la escritura.



LO ESCRITO, ESCRITO ESTÁ

Para mí la escritura es como un dique 
que guarda del olvido a la memoria 
y permite que un texto certifique 
si fue verdad, o no, aquella historia. 
“Lo dicho, dicho está”, pero es muy breve 
el recuerdo que deja la oratoria. 

En cambio lo que escribo nunca es leve, 
el negro sobre blanco es duradero, 
es comparar la piedra con la nieve 
o el flácido cartón con el acero. 
Por eso, yo prefiero la escritura; 
“lo escrito, escrito está”, os lo asevero, 
y compite por ser literatura.

Ricardo Fernández Esteban ©



Un breve poema, de un trabajo conjunto encadenando tercetos, que aquí he variado ligeramente para darle cierre a las rimas y por la mayor libertad individual, al no tener que eliminar palabras ya utilizadas anteriormente.


Dos, también, breves reflexiones: La palabra oral vuela alto y transmite sentimientos, pero la palabra escrita (al menos hasta la época de la falaz posverdad) permanece inmutable y da fe, o mejor razón, de lo escrito. Por otra parte, los trabajos conjuntos poéticos nos ayudan a todos los participantes y demuestran que las denostadas redes sociales también tienen cosas positivas, si se sabe buscar y trabajar en equipo.

miércoles, 18 de abril de 2018

Diálogo sobre el amor (II)

Dos sonetos que dialogan (o discuten) sobre el amor y sobre si debe regirlo la pasión o la razón. Un tema tópico que ya traté en un anterior Diálogo sobre el amor y que busca vuestra opinión, sea poética o no.




DIÁLOGO SOBRE EL AMOR (II)

—No intentes venderme manidas leyendas.
Jamás el amor atendió a la razón,               
y a ver si consigo, por fin, que me entiendas                  
porque ese es tu error, ensalzar la pasión.    

Te lleva al averno la equívoca senda            
que marca el arquero falaz y ladrón.            
Harás de tu vida la absurda contienda                  
que siempre perdiste por el corazón. 
        
Con esto te intento explicar que se trata     
de hallar en el alma profundos cimientos              
que ahoguen las vanas y arteras pasiones.    

Encierra al amor en la cárcel sensata           
(hogar en que mueren de viejos los cuentos),        
y ensalza la vida con otras razones.             

 (.../...)

—Seguiré esa pasión que me inspira Cupido,       
no me importa que digas que es perverso y falaz;
sigue tú a la razón, ya que buscas marido,           
y a mí déjame ser el amante, el audaz.

Siempre voy a escoger un instante en la cima                  
del disfrute sin límite, que el gozar del eterno                           
aburrirse en el cielo. No da miedo, ni grima,                  
envidar con un órdago, frente a frente, al infierno.

Ese ha sido mi sino, mi desgracia y mi suerte,
el buscar el amor rechazando morada.
No me temas, soy vida, aunque ronde la muerte,
juega al riesgo conmigo, por ganar todo o nada.

¡Basta ya! de diálogo, deberás decidir:
emoción o razón…, el vivir o el fingir…

Ricardo Fernández Esteban ©


Un poema es la suma de contenido y continente (tema y formato). Creo que el contenido ya queda claro (y si no es así me lo preguntáis), quizás tan sólo recordar que el "arquero" es Cupido, y que "envidar con un órdago" es hacer la apuesta máxima del mus en la que se juega a todo o nada la partida sin importar el tanteo anterior. 

Respecto al continente os añado unos cuantos detalles técnicos, por si os interesa profundizar en la métrica y el ritmo del poema.

El primer soneto se inicia con dos serventesios (cuartetos de rima consonante alternada ABAB), con una de las rimas de la primera estrofa (-endas) en plural, mientras que la segunda están en singular(-enda). Los tercetos finales son de rima escalonada CDE y dos de las rimas arrastran una vocal átona diptongada (ci-mien-tos /pa-sio-nes).


Los versos de este soneto son dodecasílabos de corrido (sin hemistiquios) apoyados en una rígida estructura silábica de pies ternarios afíbracos (atona - tónica - atona). Esto da al soneto un ritmo muy marcado con las tonicidades básicas del verso en las sílabas 2ª, 5ª, 8ª y 11ª.

El segundo soneto tiene una estructura inglesa con tres serventesios de rima independiente alternada y un pareado final. Como en el caso anterior, hay una rima que arrastra una vocal átona diptongada (in-vier-no)

Los versos son alejandrinos con dos hemistiquios de 7 sílabas y estructura "melódica", o sea basada en tonicidades en 3ª y 6ª sílaba.

Si estáis interesados en temas métricos, recordad que en este blog tengo un apartado con 20 artículos titulado "Vamos a hablar de métrica". Escribamos con más o menos criterios métricos (alguno hay que tener se quiere que el poema tenga ritmo poético) el conocimiento de los principios métricos es muy importante, porque hasta para saltarse las normas hay que conocerlas previamente sino se quiere que el salto sea al vacío. 

lunes, 22 de enero de 2018

Se acabó lo de golfo y zalamero

Unas rimas con formato de soneto que anuncian la retirada de la "mala vida" del protagonista de "Pensando en vosotras". Él, que tanto abusó de ser poeta y regaló sus versos por doquier, cae feliz gritando: "Soy sincero, se acabó lo de golfo y zalamero". Creedlo o no, porque quién se puede fiar de un poeta...




SE ACABÓ LO DE GOLFO Y ZALAMERO


Yo que tanto abusé de ser poeta
y engatusé con versos por doquier,
al verte decidí cambiar de meta 
en mi loco camino del querer.

Prometo que esto es cierto, no una treta,
te aseguro que nada has de temer,
este golfo que actuó como un veleta
aspira sólo a ser tu “chevalier”.

Eres mi única musa, mi estandarte,
y me rendí ante ti, cuando impotente
evité utilizar zalamerías
como señuelo para conquistarte.
Caigo del pedestal para esa gente
que ya no elogiará mis correrías
con malas compañías.

Caigo feliz gritando: “Soy sincero,
se acabó lo de golfo y zalamero”

Ricardo Fernández Esteban ©


Hay libros que nunca se acaban de escribir. Éste se publicó hace 7 años, pero ha seguido creciendo y cambiando, como crecen y cambian las personas. Quizá se acerca el momento de volver a presentarlo en sociedad... el tiempo lo dirá... 

De momento en el blog hay más de una veintena de poemas con sus nuevos ropajes, y aunque el libro está descatalogado yo sé como se puede conseguir.

domingo, 28 de mayo de 2017

"Moción de censura" equívoca

De tanto en tanto, me gusta colocar alguna sátira político poética. No os lo toméis a mal los que seáis partidarios de unos u otros de los afectados. Querría que estos poemas nos ayudasen a reflexionar y dialogar con más razones que emociones. Hoy va de la condenada al fracaso moción de censura que presenta Podemos contra el Partido Popular. Luego lo explico más para los que no estáis al tanto de la política española.


MOCIÓN DE CENSURA EQUÍVOCA

Esa moción de censura
no creo busque triunfar
pues no veo pueda echar
al gobierno ni en pintura.
¿Qué busca pues la aventura?,
¿desgastar al socialismo
o sólo es un mecanismo
para alegrar a las bases,
que piden lucha de clases
al mago del populismo?

No penséis, por lo que digo,
que apoyo a los populares,
pues me causa mil pesares
su corrupción que castigo.
Es tanta que no consigo
discernir si el que los manda
es el jefe de la banda,
es el tonto de la fila,
o por no ver no vigila
a su corrupta parranda.

Lo que digo es que tuvieron

ocasión hace unos meses
de juntar sus intereses,
pero entonces no quisieron.
La oposición prefirieron
a un gobierno progresista,
con actitud egoísta 
de pensar en su futuro;
y eso es cosa que censuro
cuando les paso revista.


Ricardo Fernández Esteban ©

Podemos presenta una moción de censura contra el partido Popular por su cuenta y riesgo, sin buscar apoyos previos y sin posibilidad de victoria. Dicen que para denunciar al gobierno, pero parece más para desgastar a los socialistas, en convulsa renovación, a quienes no quisieron ayudar a formar gobierno cuando se podía el pasado año. Eso no quiere decir que apoye al partido del gobierno, tan rodeado por la corrupción que uno sabe qué pensar: si son tontos o se lo hacen.

En general, creo que se peca de populismo: decir algo sabiendo que no es verdad, pero que es lo que sus posible votantes, engañados o no, quieren escuchar.

En esta página del blog, Sátiras Ético Políticas, están las que he ido publicando en los últimos años.

jueves, 30 de junio de 2016

Fernando de Orbaneja, in memoriam

Conocí a Fernando de Orbaneja en una firma de libros en Madrid, ya que compartíamos editor. Tenía ochenta y muchos años y las ideas muy claras sobre política, sociedad, religión y en general sobre cómo mejorar este mundo que no le gustaba y por el que seguía trabajando para cambiarlo. Conversamos largamente, y a partir de entonces nos intercambiamos escritos, libros y opiniones. Se podía estar de acuerdo con él (en la mayoría de las cosas lo estaba) o no, pero siempre se tenía que reconocer su fuerza e interés por dignificar la vida y la política.


El pasado domingo falleció en Madrid, justo después de depositar su voto a los 92 años. Seguro que estaba votando por el cambio y, aunque me apena mucho su desaparición, creo fue en un momento muy significativo y con todo el respeto podemos decir que "murió con el voto depositado" y con la esperanza de cambiar el mundo.

Hace dos años se le concedió el premio de pensamiento y ensayo "Aristóteles" y unos doscientos amigos nos reunimos en Madrid para homenajearle. Este es el soneto que le dedique:

para Fernando de Orbaneja

Hoy celebras noventa, compañero,
y te otorgan un premio literario,
no puede ser mejor el escenario
para ponerse al mundo por sombrero.

No hubo vejez más joven. Ingeniero
de profesión e ingenio, libertario,
maestro del agudo comentario,
y por siempre jamás un “gran cañero”.

Si fueras Don Quijote, tu escudero
pediría ser yo, que así a diario,
tendría tu saber. Te considero
mucho más que un amigo. Necesario
eres para este mundo; verdadero
este homenaje a un ser extraordinario.

Ricardo Fernández Esteban ©

Fernando, recibiendo el premio en 2014. Foto: Daniel de la Fuente

Descansa en paz, con la conciencia tranquila de haber luchado hasta el final. Este fue el último articulo que publicó hace unos días sobre el estado del bienestar  en el Magacín.com y en esta entrada, Fernando de Orbaneja nos ha dejado , esta web nos habla sobre Fernando, sus libros y los artículos que publicó.





jueves, 12 de mayo de 2016

Ante las nuevas elecciones del 26 de junio

En los últimos meses he publicado en mi página de sátiras políticas tres poemas sobre nuestras últimas elecciones. Dos en diciembre sobre cómo votar y cómo pactar, y otro en marzo, harto de que los partidos no supiesen ponerse de acuerdo. Ahora, agotado el plazo legal, se vuelven a convocar elecciones cuyos resultados parece que serán bastante similares. 


Ante el año perdido y los gastos extras que pagaremos los contribuyentes, creo que toca ser más rigurosos, y obligar a los partidos a que actúen de forma más eficiente. Si esto fuese una empresa privada, esos directivos se quedarían sin bono o estarían ya de patitas en la calle. Pues eso, reducción de sueldos, renovación de dirigentes y exigencia de excelencia en la gestión.


ANTE NUEVAS ELECCIONES

No nos habéis hecho caso,
ha sonado la campana,
la negociación fue vana
y el resultado, fracaso.
Nos indignáis, el retraso
demuestra vuestra impotencia,
vuestra torcida conciencia,
el menosprecio a los otros,
—los que os votamos, nosotros,—
y acaba con mi paciencia.

Dicen que otras elecciones
van a costar al Estado,
—pagando el electorado—
ciento cincuenta millones.
Y digo yo: ¡Qué cojones!,
que lo paguen los culpables,
los tipos irresponsables
que, tras los meses perdidos,
piden votos repetidos
con sus sonrisas afables.

El mandato estaba claro,
vuestra obligación pactar
para poder gobernar
en vez de salirnos caro.
Mi propuesta, lo declaro,
es que os reduzcan la paga
ante una actitud tan vaga,
por no decir delincuente,
y me apoya mucha gente,
pues pongo  el dedo en la llaga.

Continúo: El Senado
lo vamos a suprimir,
y el Congreso a reducir
y con horario ampliado.
Hay que ahorrar y, por sentado,
ser eficientes, que el mundo
ha cambiado en lo profundo
y los políticos siguen
sin normas que les obliguen
a no perder ni un segundo.

Ya os lo hemos advertido,
en vuestros nuevos programas,
en vez de iros por la ramas,
más nueces y menos ruido.
Quiero votar a un partido
que excluya la corrupción,
que no le importe el sillón,
y haga gestión eficaz.
¿Creéis que seré capaz,
que alguno pasa el listón?

Ricardo Fernández Esteban ©


Pues ya están planteadas la quejas y la pregunta final. Tanto unas como otra esperan vuestra respuesta que, evidentemente, puede ser discordante de mi opinión. Como siempre lo que importa es intercambiar pareceres e intentar razonarlos.


Nota explicativa para quienes no estáis al tanto de la política española: El pasado 20 de diciembre se realizaron Elecciones Generales en España y los partidos con mejores resultados (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) han sido incapaces de pactar entre sí para conseguir una mayoría de gobierno, ya que creo que han primado más los intereses personales que los de sus electores. Consecuencia: se ha disuelto el Parlamento y el Senado la pasada semana y se convocan nuevas elecciones el próximo 26 de junio.  

sábado, 23 de enero de 2016

Declaración de pleitesia

Esta pleitesía es un juego de rimas que escribí hace mucho tiempo, rimando por derecho y por revés, por hacer mano o por retar en un quiebro a tanto ripio que corre por el mundo. Aunque quizá, buceando entre la niebla del olvido y el deseo de lo que pudo ser y no fue, tuvo otro origen y quiso recuperar lo ya perdido con palabras en vez de con hechos. Pero, ¡qué importa ya!, aquí está y que cada uno lo juzgue o critique como le parezca. 



DECLARACIÓN DE PLEITESÍA


Me pides poesía y yo, tu servidor,
te rindo pleitesía y empiezo la labor,
¡ojalá que mis ripios se conviertan en versos! 
Después de tantos sitios que me fueron adversos, 
me refugio en tus ojos, en toda tu hermosura, 
y acato tus antojos, tu paz y tu locura.


 Me pides poesía, dices que no te escribo,
que ya no es como antes cuando tanto lo hacía;
y yo, que cada día soy de ti más cautivo,
con palabras galantes te hago una pleitesía

que a mí me encantaría que fuese de recibo:
Hay poemas brillantes de estructura vacía,
pero que ganaría si escribiese a lo divo
mil versos arrogantes, si con ello —alma mía—

con premios te perdiera y aunque me dieran fama
tú —mi amor— me olvidaras, tú que eres la primera,
mi luz, mi primavera, la reina de mi cama.

Si tú ya no me amaras, tan sólo te pidiera
que me fueras sincera. ¡Siempre serás mi dama,
y en oscuras o claras, la mejor compañera!


Ya ves, harto de rima, te pido ser querido
luchando por tu estima, temiendo por tu olvido.


Ricardo Fernández Esteban ©


Estas rimas pertenecen a mi poemario Pensando en vosotras publicado hace ya cinco años. Aquí tenéis más información del libro y una serie de poemas publicados en el blog.

Respecto al poema, se aceptan y piden comentarios, tanto de las fronteras entre el ripio y la rima, como lo que cito de "hacer mano rimando", de la vigencia de los poemas rimados en el siglo XXI, de la realidad o ficción en los contenidos poéticos, etc.

sábado, 14 de noviembre de 2015

Dialogo sobre el amor (I)

Bomba de amor. Renato Oliveira
Son difíciles los poemas de amor. Se han escrito muchos, todo parece manido, y se puede caer en la cursilería. Además, me he impuesto unas compleja estructura métrica como ejercicio de estilo o quizá como red que proteja la expresión de mi propia sensibilidad. 

Ya he repetido en muchas ocasiones que considero la poesía un género literario, como la novela, en el que el autor puede distanciarse del narrador y no tiene por que expresar sus propios sentimientos.

Estos sonetos dialogan o discuten sobre el amor y admiten opiniones. 


DIÁLOGO (O DISCUSIÓN) SOBRE EL AMOR

—Cuando el amor es más que una palabra,
cuando es forma de vida
en esa sinrazón que descalabra
y a compartir las ilusiones nos convida;

de tanto ardor el juicio se perturba,
y es el momento en que
la calma se convierte en una turba
en la que lucha la emoción con su porqué.

Como en toda batalla nadie vence,
ya que quien gana deja
muertos en propio campo y no convence
por mucha plata que recoja en su bandeja.

¿Por qué no desterramos ese error,
teniéndonos cariño en vez de amor?


.../...

—Me niego a renunciar, porque el amor
es la sublimación que encumbra al sentimiento,
ya que aunque todo lo sublime tenga el riesgo
de perder la razón,

quien no arriesga no gana ni en farol
y -para no sentir- es mejor el destierro,
si de la guerra derrotados nos volvemos
sin siquiera un adiós.

Por eso, no lo dudes, pienso seguir hablándote
del enamoramiento que me embarga
y no renunciaré a presentar batalla.

Tú tienes que escoger, o victoria o catástrofe,
o te rindes a quien te reta en diástole,
o exíliate al cariño. ¡En mi mundo se ama!


Ricardo Fernández Esteban ©












Como os he comentado la compleja estructura técnica de estos sonetos dificulta el desarrollo del contenido, pero me apetecía este reto y vosotros tenéis que juzgar si se mantiene la musicalidad y armonía del texto, y si he conseguido transmitir la opinión de los dos personajes. Para los interesados en la técnica os desarrollo un poco esa estructura métrica.

El primer soneto es del tipo inglés con tres serventesios (cuartetos de rima alterna) y un pareado final. La rima es consonante e intensa (incluye la consonante anterior a la vocal tónica: pa/labra - desca/labra). Los serventesios son polimétricos y están formados por un endecasílabo a maiori (tónica en 6ª sílaba), un heptasílabo, otro endeca a maiori y un tridecasílabo ternario (tónicas en 4ª, 8ª y 12ª). Y el pareado por dos endecas a maiori.

El segundo soneto, también polimétrico, se compone de dos cuartetos de rima abrazada asonante con un endeca a maiori, un alejandrino, un trideca ternario y un heptasílabo. Los tercetos por un alejandrino, un endeca a maiori y otro alejandrino, y con rima asonante CDDCCD pero que en las esdrújulas (D) es perfecta (de las tres vocales a-o-e y no sólo de a-e).

En fin, ya veis que la estructura es un poco compleja, pero lo que vale aquí es como lo sentís vosotros, y si os parece musical y armónica esta combinación o no. Para ello, es bueno recitarlo en voz alta o incluso mejor grabarlo y escucharlo después. La poesía es ante todo oral y en esa expresión es como se manifiesta mejor y se distingue de la prosa.



Adenda de abril de 2018: He añadido al blog un segundo diálogo sobre el amor, también formado por dos sonetos que se responden en contrapunto.