lunes, 5 de diciembre de 2011

Perchstein: La albufera

Me encantan los expresionistas alemanes y este cuadro de Perchstein, La albufera, que esta colgado en el Thyssen, es uno de mis preferidos.


Me gustaría retirarme   
a esa albufera junto al Báltico
—la de color mediterráneo—,
y allí pasar interminables días
inmerso en la naturaleza,
viviendo de la pesca, en la barraca
junto al inmenso azul de la albufera.
Sin nada más que hacer...,
nada más que mirar al cielo, al mar y a ti.


Cada vez que voy de visita al museo tengo que escribirle algo. Por ejemplo:

 Tan sólo por poder volverte a ver,
sería fiel asiduo del Museo.
Quisiera navegar por tu laguna,
para saber si es invención, o si es verdad,
el azul que desborda este paisaje
y da profundidad a la albufera.

O esta sextina real, que borda el ripio pero expresa le eterna duda de si el artista puede o debe de ser un fingidor.

¿Cómo puede ser báltico este mar?
Será que muchas veces los pintores
han renunciado al vicio de copiar
y, engañando al pincel, son fingidores.
Será lo que será, pero no importa
porque mirar tu mar me reconforta.

De museos por Madrid. Ricardo Fernández Esteban © 


Nota de Diciembre del 2016: Ya sabéis, por otras entradas, que estos poemas pertenecen al poemario digital De museos por Madrid que permite ver los cuadros que inspiraron los poemas. Este libro está en reelaboración, y espero volver a publicarlo en próximo año, en el enlace anterior hay más información.

2 comentarios:

DOMINGO dijo...

Me gusta esta forma de versar, la siento totalmente natural, parece como estar en un bar y tomando café mientras escuchas reflexiones desde la vista de un poeta, gracias Ricardo!

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

Gracias, Ricardo, por cuanto nos envías. Viendo este cuadro he recordado los de mi buen amigo y magnífico pintor, maestro de paisajistas, en el arte y en la Universidad, que es José S. Carralero.
Te recomiendo, si no lo tienes muy identificado, que veas su pintura. Seguramente disfrutarás mucho. Un abrazo.