martes, 3 de junio de 2014

Juan Carlos ha abdicado

Juan Carlos ha abdicado y es el momento de las críticas y de los parabienes. Que cada uno escoja, pero que nos dejen escoger también si queremos más monarquía o en vez de confiar en los espermatozoides confiamos en las mayorías democráticas. Como despedida le dedico unas undécimas.


DON JUAN CARLOS HA ABDICADO (repasemos su reinado)

Juan Carlos ha abdicado y ya era hora,
que en los últimos años, por desgracia,
la corona ciñó sin eficacia
y el pueblo a este monarca no lo añora.
La historia puede ser inquisidora,
pero el Juanca ganó desafección
al ser el rey de la equivocación:
No controló al Urdanga de la infanta,
se fue a cazar de extrangis la elefanta

y por Corina tuvo un tropezón
cuando intentaba darle un revolcón.

Respecto al otro yerno, más desastre,
por los excesos del Marichalar
 tuvo que a su hija Elena divorciar
 porque sólo era bueno como sastre.
 También el heredero lleva lastre,
 preparado y amante del deporte,
 le prohibió rubia Eva por el norte
 y aquí, a la aristócrata mayor,
 dijo: en bodas reales no hay amor;
 conclusión, divorciada de consorte

y un montón de plebeyos en la corte.

Lo del veintitrés efe no está claro,
—unos dicen que no y otros que sí—,
tampoco si ha ganado un potosí,
pero al no tener pruebas no disparo.
Lo que si tengo claro y os aclaro
es que nunca he creído en dinastías
—un asunto obsoleto en estos días—,
y, para dirigir la cosa pública,
prefiero que instauremos la república
y nos dejemos de melancolías
al recordar sus viejas correrías. 

Ricardo Fernández Esteban ©


Las undécimas u oncenas son estrofas de once versos, generalmente endecasílabos, sin una disposición de rimas preestablecidas que se utilizaron sobre todo en los cancioneros medievales o en el siglo de oro. Yo, para estas, he prolongado la clásica disposición de rimas de la décima espinela con un verso undécimo en pareado con el décimo. Esto creo que refuerza la vis cómica de este tipo de poemas.

Por si queréis leer más sátiras mías ético-políticas, os dirijo a una página donde están recopiladas


Por ejemplo, está última tiene un corolario publicado el 15 de Junio: La abdicación se ha solucionado en un plis-plas, todos o casi todos nuestros representantes, prietas las filas, votan por la continuidad.

 Todo tiene corolario
—y más en las monarquías—
y al cabo de pocos días
hay un cambio hereditario:
Pues pronto coronación,
porque ha rey muerto rey puesto,
y hay que tener otro presto
de su misma condición.
¿Y qué hay de la opinión
del pueblo que es soberano?
Pues nada que está lejano
el que podamos votar,
y otro rey nos va a reinar
antes que llegue el verano.


Ricardo Fernández Esteban ©

5 comentarios:

juan muñoz dijo...

Me parecen unas rimas estupendas y graciosas sin igual,
Aunque si estoy de acuerdo ya es harina de otro percal
A mi realmente la monarquia ni "fu" ni "fa"
Aunque no creo que la respuesta sea la republi ca,
Sin embargo debo de admitir sin duda
Y es que la prosa me ha parecida morrocotuda
Un saludo
Ganso
Juan munoz

Angel de San Martin dijo...

Tendríais que hacer números. En Derecho se exponía que era más barato mantener la monarquía que unas elecciones presidenciales cada cuatro o cinco años. El rey constitucional sólo preside; es necesario, lo exige la constitución, que haya un Jefe del Estado y si os digo la verdad, el rey era un buen ejemplar humano, aunque las mujeres le gusten a rabiar.
Yo me quedaría con la monarquía, sólo porque es más barato, y como catalán por elección, creo que es una tontería hacer referéndum presidencial, con lo que eso cuesta, total pa na.

Anónimo dijo...

La elección de un presidente es la expresión del pueblo. Esperar que nazca un líder cuando no se tiene vocación para gobernar es un tema de otra época. Hay que madurar y dejar de esperar que el destino te gobierne. El pueblo debe tomar sus decisiones de acuerdo a la sociedad y el momento en que vive.
Sino todo sigue igual. Quizás algunos se sientan cómodos por la rutina de tener una figura histórica tan antigua. Es para pensar.
Preciosas las décimas, gracias.
Araceli

Ricardo Fernández dijo...

Lo importante es que nos podamos expresar y que solucionemos los temas con diálogo. Os adjunto una respuesta que he colgado en otro foro respondiendo a ciertas dudas sobre monarquía o república:

Amigo, va bien que hables
siempre es mejor el diálogo
a que impongan un decálogo
bajo música de sables.
En vez de buscar culpables,
busquemos las soluciones
desterrando inquisiciones.
¿República o monarquía?,
es la pregunta del día.
Yo respondo: ¡votaciones!

Palmeral dijo...

Tu poema es bueno, una satira muy bien compuesta literariamente, sin embargo politicamente no estoy de acuerdo. La Corona supone estabilidad. No son capaces los socialistas de buscar un secretario general como van a presentarnos a un presidente de la republica. Que la Corono es hereditaria ya se voto en 1978, y es vigente. No cambio yo al Principe Felipe por un politico.