viernes, 12 de diciembre de 2014

Versos de Navidad 2014 (poco ortodoxos)

Un año más os dejo un poema de Navidad que cada vez es menos navideño y más utópico. Pero lo sea o no, ojalá esta carta a los reyes de un descreído antimonárquico tenga respuesta positiva, porque sería nuestro mejor regalo.



VERSOS DE NAVIDAD 

Ya llegaron las luces que brillan con engaño,
hay árboles raptados muriendo en cada esquina
y atruenan villancicos con mensajes falaces.
Se acerca Navidad y toca ser feliz
porque lo exige el dios que con minúscula
rige nuestro destino.
Ponle nombre, te ayudo:
Políticos partidos buscando que estas fiestas
consigan que olvidemos corruptelas sin fin.
Empresas pretendiendo que compremos regalos
cosas innecesarias, consumismo feroz
para que salgan ellos de la crisis.
Iglesias olvidando su misión celestial
—el bienestar del mundo en este mundo—
con promesas de que si tienes fe en su ley,
y eres un dócil súbdito, no hay muerte que te valga.
Y gentes como tú que admite esos mensajes
que no ve el egoísmo, o no lo quiere ver
en esos que nos venden prosperidad y paz.

¿Y yo, por qué os escribo? ¿Soy distinto,
o acaso soy lo mismo y mis mensajes
sólo son un disfraz cubierto de utopía?
¡Qué importa qué soy yo, si cambias tú!,
si empiezas a entender que Humanidad
es mucho más que pueblo,
que nación y que patria sólo son eufemismos
de no ser solidario,
que el cielo está en la tierra, que la iglesia
en vez de dar doctrina se la aplique,
que los partidos han de unir
y las empresas repartir trabajo.
Si llegas a creer que esta lista de injurias
se va a poder cambiar con “manos a la obra”,
ya cumplí mi misión, y Navidad
será más que una fecha, más que un aniversario,
más que compras, que iglesia o que una cena,
será una reflexión que cambiará el futuro.

Por eso, qué más da si soy un impostor,
un apóstol utópico o un loco,
no importa lo que soy sino lo que cambiemos.

Ricardo Fernández Esteban, 2014 ©




Un poema no es algo individual, es un proceso. Este poema está en la línea del que publiqué en la Navidad de 2012, o en la del pasado año, aunque a ese último por estar sometido al corsé de la rima le costaba más manifestarse. Que no hayamos avanzado mucho no es óbice para que no lo sigamos intentando y hagamos de estas fiestas algo más que un festejo.

Os deseo a todos, a los amigos
y a quienes sólo nos conocemos virtualmente, que disfrutéis de estas fechas con las personas que os son más cercanas, que para eso sí que sirven. También sería bueno que nos sirviesen para reflexionar.



Un fuerte abrazo.

6 comentarios:

AMALTEA dijo...

Poco ortodoxo, desde luego.Si se aceptara que cielo e infierno conviven en esta misma tierra y que somos nosotros quienes ejercemos de dioses -o de demonios-,quizás dejaríamos de echar la culpa a los otros para empezar a inclinarnos hacia el lado bueno de la vida.

Feliz Navidad, es decir, disfruta de los primeros días de este invierno.

Malú dijo...

Las felicitaciones de Navidad siguen el mismo estilo, no te desdices para nada. Me gustan todas ellas pues son correctamente incorrectas. Sigue así.

AT dijo...

Buena sátira navideña.

Maite León Cortés dijo...

La Navidad, creo, es esa tregua que todos nos queremos dar, para los nuevos propósitos de ser mejores y con ello contribuir a que la sociedad también lo sea.
Nos engañamos, seguro, porque desgraciadamente todo sigue igual, pero en el fondo, lo queremos creer de buena fe. Pero es más cómodo dejarte llevar por la vorágine de la vida y creer que uno no tiene nada que ver. Soy de las que creen que la gran revolución, siempre es la de uno mismo, pero, es tan incómodo cuestionarlo todo...
Ricardo estoy de acuerdo con tus versos. Las luces son engañosas, y las palabras y los deseos, mas también hay algo de verdad en todo ello, aunque luego dejemos que la inercia siga su camino y nos lavemos las manos.
Cada año las mismas reflexiones y no movemos nada. O quizás sí, algo dentro de nosotros, tan poco que no se nota, se revuelva y nos cause algo de malestar...
No lo sé. Cada vez me hago más preguntas.
De momento, te deseo, de verdad, sin mentiras, que pases unos preciosos días extensibles a todo el año, junto a los que más ames.
Un fuerte abrazo.

Jesus Pardo dijo...


De acuerdo Ricardo....
- ¿pero por qué caes en la tentación de felicitar específicamente por Navidad?
-¿por qué desdeñar la oportunidad que nos brinda por ejemplo, la fiesta de Santo Tomás de Cantalupo (2 Octubre)? - ¿o la de Santa Fredeswinda (29 de Octubre)?
-¿ No crees que para el propósito de enmienda que preconizas (y que suscribo) cualquier otra fecha es pertinente?
Por Navidad hay tantos "buenos" propósitos ya concurrentes : adelgazar el año próximo, estudiar inglés desde Enero, ordenar los albumes de fotos viejas antes del verano , etc... que éste tuyo, que es más noble, probablemente se diluirá atomizado en la citada pléyade.
Un fuerte abrazo
Jesus


Angel Guinda dijo...

Gracias por tu poesía, siempre enriquecedora y humanísima. Abrazo. ¡Y Feliz 15 sin esguince!