viernes, 27 de febrero de 2015

¿Dónde habita la buena poesía?

¡Vaya pregunta que me hago! El tema trata de la cantidad de escritos que proliferan por las redes sociales disfrazados de poemas sin contenido ni continente. Pero empiezo cuestionándome si en algo tan personal como es la poesía hay baremos para calificar algo de bueno.


¿Dónde habita la buena poesía? 

Es probable que sea pretencioso
querer calificar con ese “buena”
algo tan personal como la poesía.
Por qué no adjetivarla de una forma más neutra,
y no por ello tibia, como es: “la que me hace vibrar”


Entro en materia y busco por las  redes.
Pesco mucha morralla y lo peor
no son los pescaditos de bajura
que no engañan a nadie y saben bien
con ese alegre soniquete popular.
Peores son los que se venden
con “salvaje” de epíteto, como excelsas lubinas,
y ni siquiera son de piscifacto, son de plástico
cubierto de cursilería o falsa críptica.

¿Está entonces desierto el mar poético?
Por suerte no, pero tendrás que trabajártelo.
Deja la red y pesca con la caña
cerca del arrecife donde habitan los riesgos
y los poemas crecen sin plancton de “bonito”
ni “me gustas” tatuados en las branquias.
Ponles de cebo un verso que evite el oropel
y acudirán a ti para hacerte vibrar.
Luego, déjalos libres en sus rocas,
creciendo entre mareas y galernas,
pues no nacieron para ser domesticados.

No menciones a nadie el caladero,
salvo que sea de toda confianza,
muchos irían a pescar con dinamita
o con pienso de halago que es peor.
Los poemas se han de ganar a pulso,
solo así se nos muestran como son
donde habita la buena poesía.

Ricardo Fernández Esteban ©


A pesar de la perorata no pretendo dar doctrina, sino sólo expresar una opinión particular. ¿Quienes somos nosotros para dar doctrina poética? Todo lo más podemos enseñar a etiquetar el alimento poético, comentar por qué algo suena musical o no, e indicar si se respetan las normas gramaticales.

Los gustos son algo personal que no tiene por qué coincidir con la normativa. Ahora bien, para saltarse la normativa es conveniente conocerla para que sea una acción consciente y, por mucho que uno se la salte, siempre suele quedar un sustrato. Como dice la frase: Cultura es el poso que queda cuando se olvida lo que se ha aprendido.

Bueno pues hablando de poesía, creo que el gusto se mejora con la lectura de buenos poetas, cuyas palabras nos hagan vibrar, y siendo receptivos a los comentarios que vayan más allá del halago fácil que a nada conduce. 

Me despido con un enlace a un soneto de vena satírica sobre este tema de la crítica: La crítica es necesaria para la mejora poética.

10 comentarios:

Eva Mercader dijo...

Verdades como puños. La poca formación hace que algunos escritores se queden pagados de sí mismos por imitar un estilo que descontectualizan, repetir hasta la náusea lo que está ya mascado, sin darle un giro; ripios sin sentido, y pomposidad y rimbombancia en el abuso de adjetivación... No solo la poesía es víctima de esta moda, los relatos también sufren.

Blanca Ruiz dijo...

Poesía enlatada,encorsetada,casi siempre con carencia de pasión (salvo 4 o 5 poetas buenos contemporáneos, pon 10,no más ),el parámetro a la cultura, lo pones "a una métrica",a la utilización de una métrica.¿...?...,no me lo puedo creer.

Ricardo Fernández dijo...

Blanca, yo no he hablado de "métrica" en esta entrada. He hablado de buena poesía, o mejor de poesía que nos haga vibrar, y de que la poesía ha de ser contenido y continente.
Pero si quieres hablamos de "métrica". La métrica, entre otras cosas, nos da la explicación del porqué una poesía tiene musicalidad o no, si no te importa la musicalidad poética, o la tienes innata, puedes entonces prescindir de la métrica.

La mayor parte de los buenos poetas actuales, siguen teniendo una base métrica en sus poemas. Esté más o menos visible el sustrato permanece y da musicalidad al texto.

Recuerda, además, que hasta quienes quieran escribir poesía con un verso absolutamente libre y basado sólo en imágenes poéticas (si no sería prosa) deben conocer las normas para podérselas saltar.

Seguiremos hablando del tema que da mucho se sí.

Un abrazo

Anónimo dijo...

¿Existe una diferencia entre poesía y poema? ¿Como se llama todo aquello escrito que rime metódicamente aunque ni contenga nada ni tenga sentido?

Ricardo Fernández dijo...

Se llama "poesía" al género literario, y poema a una obra concreta.

Si algo no contiene nada ni tiene sentido, por más que rime, no pasará de ser un estribillo de canción pop.

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Ya sabes, querido y admirado Ricardo que estoy totalmente de acuerdo contigo. Una vez más das en el clavo con este tema del que tanto hemos debatido y que nunca está de más volver a sacar a la palestra. Mi abrazo de siempre, querido.

Jesus Pardo dijo...

Ricardo, permíteme que eche mi cuarto a espadas. El versificar es una técnica que se aprende, el hacer poesía es un arte que requiere un don ( linea directa con Clío , la del Parnaso). Se puede tocar bien el piano ( técnica) pero no llegar a expresar la poesia de Chopin ( no llegar a recrear su vivencia poética) .
Otrosí: para mi no puede haber poesia mala ...pues lo malo o feo, impuro en general, deja de ser poesía. Lleva implicita la poesía el concepto de lo bello , ergo no puede ser "mala". Lo bello no podría serlo. Tal vez sea sólo verso o rima. El cantar rimado si puede ser bueno o malo. O asi , modestamente, lo veo. Un abrazo

Maica Duaigües dijo...

Tal vez la buena poesía habite en el corazón de cada uno. Cuando un poema nos llega y lo leemos en silencio (o a voz en grito) pero le damos nuestro sentimiento, cuando nos lo quedamos con nosotros para siempre, allí habita la "buena" poesía, es decir, la que para nosotros ha sido, es, buena.

pepa llorens llopis dijo...

Poesía, resultado de imaginación e invención, según Aristoteles "literatura de ficción". Giorgias "Poesía es todo discurso compuesto en forma metrica".Novales "es es escritor el que domina el leguaje, sino aquel que deja que el leguaje hable de él".Mangrelli,"La poesía, como el tenis, tiene un sistema de reglas".
Y así......Ricardo, mi modesta opinión es como tú dices, la poesía hay que trabajarla, mimarla, sentirla....Gracias por tus letras

Angel Collado Ruiz dijo...

Ricardo Fernández, es grato pasar a leer y aprender pues veo como acierto que se privilegia el dialogo que abre puertas al conocimiento. Me quedo con el asunto mayúsculo de trasmitir sentimientos apoyado en el ritmo o la métrica. Gracias.