martes, 13 de septiembre de 2011

¿Ha de ser veraz la poesía?

Hoy cuelgo un "metapoema", o sea un poema que trata de la poesía. Éste trata de si un poeta ha de ser veraz en los sentimientos que expresa o basta con que sea verosimil (que lo parezca) y cree el clima poético adecuado. En el fondo me estoy preguntando si la poesía puede ser ficción o por el contrario debe ser autobiográfica, y lo digo porque muchos lectores piensan eso último: que todo lo que expresa el poeta son sus pensamientos íntimos.


Dante pintado
por Sandro Botticelli
Petrarca por
Andea del Castagno





















¿HA DE SER VERAZ LA POESÍA?
   
Impúdicos pedís ver desnudo al poeta
pensando, erróneamente, que sus mil cicatrices
son marcas de la vida que cuenta en sus poemas.
Exigís que se exhiba como fiera de circo,
que sus versos destilen todos sus sentimientos.
Aplaudís cuando grita, cuando llora o suspira,
y decís “¡qué poeta!” porque os hacen sufrir
sus desgracias, sus dudas, sus amores perdidos...

Detrás del maquillaje el poeta sonríe,
no importa que use máscara, que vaya con disfraz
de astuto embaucador, vendiéndoos mentiras
consiguió su propósito que era haceros sentir.
Eso es la poesía, desengáñate amigo,
y la veracidad algo poco importante;
nos basta para el juego que suene a verosímil,
que esté escrita con garra y nos haga vibrar.

¿O es que existió ese amor, que glosaron los clásicos,
por Laura, por Beatriz, por Giulietta o por Litsi?
Pues yo pienso que no, mas perduran sus versos,
y en lo alto del Parnaso los bardos son felices:
Petrarca, Dante, Shakespeare, Quevedo y muchos más
cortejan a sus musas que se dejan querer;
aquí ya no hay engaño, “todos están al loro”,
aquí todos disfrutan creando poesía
y nadie se cuestiona si es verdad o si no.

Ricardo Fernández Esteban ©

Shakespeare por
John Taylor
Quevedo, atribuido a 
Van der Hamen o Velázquez

Pues ya sabéis lo que pienso, pero cuidado que quizá es también ficción lo que he escrito. Diciéndoos mi verdad, creo que todo cabe en la poesía y que por ello no hemos de exigir al poeta que desnude sus sentimientos; todo lo más que parezca real lo que cuenta, y aún tampoco porque hay maravillosa poesía de ficción, sacástica o humorística. La poesía es un género literario en que caben muchas cosas siempre que haya calidad y no se caiga en la cursileria o la zafiedad. Me gustaría saber qué pensáis, porque este blog nació, además de para difundir la poesía, para conocer vuestras opiniones.

Como he dicho al inicio, esto es un "metapoema" o sea un poema que trata del tema poético. Me gustan este tipo de composiciones y aquí tenéis las que he ido publicando en el blog.

20 comentarios:

almanaque dijo...

Pues mira, yo creo que la poesía tiene que ser "verdad". Así como en el relato se parte de la base de que se "inventa" una historia (aunque siempre haya algo de autobiografía), en la poesía, el lector (al menos en mí caso) tiende a pensar que el poeta es un todo con el mensaje.
Ya sé lo de "el poeta es un fingidor", pero a la hora de la verdad Pessoa "era" su obra.
Queda abierta la polémica. Hagan juego, señores.

Fernando Orbaneja dijo...

Yo creo que ambas cosas, lo importante es crear el clima, despertar sentimientos. ¿qué lo mismo da que sea veraz o ficción?, el caso es que nos "llegue"
Fernando Orbaneja

Alia dijo...

La poesía debe ser creíble, siempre pasando por el tamiz de nuestras emociones, necesarias siempre para cualquier creación artística. El poeta, como el narrador, pueden, y deben, dejar volar su imaginación, sino el resultado sería muy pobre. Se nota cuando el poeta se limita a contar su propias experiencias vitales poniendo límites a la creación en general y a la poesía en particular. ¿Qué importa si el poeta amó a Beatrice, cuando pasados los siglos nos ha quedado su maravillosa obra?

Txus Garcia dijo...

La poesía es un arte, y como tal, bebe de experiencias, fantasías, sueños hipnagógicos o recortes de periódico. El poema es comunicación, y la verdad se halla en el esfuerzo real del/la poeta por hacerla posible. No importa cómo, es un juego virtuosista de exposición literaria que debe complacer, no sin penas y trabajos, al poeta. Y al lector, debe inspirarle verdad, contenido, belleza o, simplemente, estética. O todo a la vez, que para eso están lxs grandes maestrxs.

Nada es de un modo u otro, ni más verdad tiene un estilo o modo de entregar la poesía. Sólo la intención de dar calidad y explicarse debidamente a quién lee. O no. Y como apuntaba Pessoa en uno de sus poemas:

O poeta é um fingidor.
Finge tão completamente
Que chega a fingir que é dor
A dor que deveras sente.

E os que lêem o que escreve,
Na dor lida sentem bem,
Não as duas que ele teve,
Mas só a que eles não têm.

E assim nas calhas de roda
Gira, a entreter a razão,
Esse comboio de corda
Que se chama coração.

Rafael Ballester dijo...

Hola Ricardo. Yo tambien opino que ambas cosas. Por un lado tenemos el estado de ánimo del poeta al momento de crear la poesía, y por otro el del lector a la hora de leerla. Este último siempre buscará el poema adecuado para el momento que atraviesa, alegría, tristeza, etc., que no siempre tendrá que coincidir con la veracidad de lo que está leyendo.

Ángel dijo...

Vamos a ver. Poesía, lo que se dice poesía, no es nada de todos estos versos que escribimos. La idea fundamental es la vanidad del poeta, que ha aprendido a versificar, midiendo, ritmando, rimando. Pero eso nada tiene que ver con la poesía. Pero bueno, tus versos, bien medido, bien ritmados, bien rimados, están enormemente influidos por Rubén Darío. La poesía es, según Bécquer: "Una aspiración del alma hacia una perfección imposible". Mientras tanto jugamos. Y está muy bien. Todo es un juego. Ángel.

almanaque dijo...

Casi me estáis convenciendo... Bueno, en realidad si un poeta es capaz de transmitir un sentimiento es porque de alguna manera lo ha vivido, aunque no sean veraces los detalles.
Y...¡qué bellos son los versos de Pessoa en portugués! Gracias, Txus.

Ricardo Fernández dijo...

Transcribo un comentario de Puri Teruel en un grupo de Face:
Decía Shakespeare que " el poeta más verdadero es el más fingidor". Tambien lo dijo Fernado Pessoa "Que hasta finge que és dolor el dolor que de veras siente". Vicente Huidobro decía "Un poema es una cosa que nunca ha sido, que nunca podrá ser". En el fondo la poesía lo és todo, no solo los sentimientos propios, yó lo miro bajo este punto de vista, y a mi juicio el poeta es más un fingidor que un escritor de propios sentimientos.

Lola dijo...

Creo que es una pregunta que debe quedar sin respuesta, así la magia de la poesía seguirá siendo la caricia que nos acompañe día a día.

Tris dijo...

Pues… ya de muy pequeñita, el mundo de los adultos, no me gustó –y me cree mi propio mundo. Y en mi mundo yo escribía, y no tengo la respuesta al porqué. Tampoco me interesaba, y ahora tampoco. Pero si recuerdo que de vez en cuando, releía mis escritos, poemas, cuentos, enfados, sueños, ilusiones, venganzas, etc.… y sí me preguntaba ¿es verdad esto que escribo?
La respuesta una vez “pulida” y analizada por mi yo, es la siguiente:
Digo la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad. Otra cosa es, que sea la veracidad de mi vida. Tengo la inmensa suerte de tener una gran imaginación-empática a lo que me es cercano y a lo me es ausente o lejano.
L a “Veracidad” al fin y al cabo son 5 consonantes y 4 vocales. CREO que la respuesta la tiene, siempre, el lector.
saludos,
b.

Jesus dijo...

La pregunta daría para ponerse metafísico, pero hoy llevo un holter y acaso le produciría interferencias . Prefiero recordar un suelto de un versificador conocido mío (no llega a poeta) que él denominaba "canciones sin estribillo y estribillos sin canción" : Quién oiga quejas de amores // Nunca sabrá // Dónde empieza la mentira // Y dónde acaba la verdad.
Un abrazo

Ignacio dijo...

Me parece a mi que poco importa si un poema es verdad o no, en tanto que escrito es verdadero y con eso basta, pues a mi parecer, el poeta talla solo una bella forma de una masa deforme y las grandes obras parecen todas formas agudas y punzantes que perforan, atraviesan, abren o se clavan en algún sentimiento que quizás el poeta desconoce.
Con todos mis respetos,

In Barathrum.

Ignacio dijo...

Me parece a mi que poco importa si un poema es verdad o no, en tanto que escrito es verdadero y con eso basta, pues a mi parecer, el poeta talla solo una bella forma de una masa deforme y las grandes obras parecen todas formas agudas y punzantes que perforan, atraviesan, abren o se clavan en algún sentimiento que quizás el poeta desconoce.
Con todos mis respetos,

In Barathrum.

Blanca Ruiz dijo...

La poesia debe hacernos sentir,debe llegarnos al alma,recorrer todo el cuerpo y dejarte colgada,como si meditaras.El poeta crea ese momento,ficticio o no,lo mas importante es la forma que tiene de llegar a su lector para crear ese clima,si no es verdad,que me haga creer que si envolviendome con la palabra,dibujando redondeando esquinas para acudir donde el me lleve.Esta es la magia de la poesia,si el poeta lo inventa o no...,lo dejo a su fantasia.

christina penalva pastor dijo...

Qué interesantes todas las respuestas!!! Me gusta más hablar de poesía que de poetas y al final como dice Gamoneda: La realidad poética no existiría sin la poesía. Ir de la inexistencia a la existencia. Que las palabras se dejen decir y llueva con dulzura sobre los suicidas del amanecer.Un abrazo para todos

edi dijo...

¿Quién es capaz de decir que lo que el poeta escribe es verdad o ficción? Me remito a la Oda a la crítica de Pablo Neruda. Y cuando escribo busco la música más que nada en la palabra. Escribo poemas que me gustan y otros que no tanto. La poesía es un "acto de libertad" y como tal expresa casi siempre el mundo interior del poeta. Pienso que la poesía es el arte mayor. Copio un poema de mí.

SUEÑO

He soñado la ciudad bajo la lluvia.
copiosas miradas solitarias
aniversarios recurrentes
y una mujer que va por la avenida
Es delgada y viste un manto negro.
Pregunto su nombre.
Algunas personas escapan de la lluvia.
Su risa es un enigma.
Se llama Clara
Abierto el portón de la mañana
con las primeras luces salgo a caminar.
Una nube bambolea y cae estrepitosa sobre el mar.
Tres palabras brotan de su manto negro.
Refieren al amor.
No puedo asegurarlo.

A veces mis sueños se quedan pensando en otra cosa.

W.


Anónimo dijo...

Yo creo que la poesía hace sentir. Y sentir es vivir, lo demás es vegetar

Amanda Maria Buisan dijo...

Me encanta esta respuesta!

Amanda Maria Buisan dijo...

Lo que debe ser verdad en una poesía son las emociones que transpira y es capaz de suscitar, que no las palabras que la componen ni las experiencias que en ella se mencionan.

Jordi Cabré Carbó dijo...

La poesía solo tiene una norma a mi entender, que tenga un significado. Lo demás carece de ninguna valoración mas que la de si es buena, de calidad y que si transmite profundamente, es elegante etc etc.