domingo, 2 de agosto de 2015

Antonio Gamoneda

Antonio Gamoneda (Oviedo, 1931) es uno de los grandes poetas vivos de la lengua castellana. Él dice que su poesía es construcción del olvido, pero también lo es de la memoria por más que sea deconstruyéndola para así reelaborarla.

De su Blues Castellano, libro que suena a blues.

BLUES DEL AMO

Va a hacer diecinueve años
que trabajo para un amo.
Hace diecinueve años que me da la comida
y todavía no he visto su rostro.

No he visto al amo en diecinueve años
pero todos los días yo me miro a mí mismo
y voy sabiendo poco a poco
cómo es el rostro de mi amo.

Va a hacer diecinueve años
que salgo de mi casa y hace frío
y luego entro en la suya y me pone una luz
amarilla encima de la cabeza...

Y todo el día escribo dieciséis
y mil y dos y ya no puedo más.
Y luego salgo al aire y es de noche
y vuelvo a casa y no puedo vivir.

Cuando vea a mi amo le preguntaré
lo que son mil y dieciséis
y por qué me pone una luz encima de la cabeza.

Cuando esté un día delante de mi amo,
veré su rostro, miraré en su rostro
hasta borrarlo de él y de mí mismo.

Antonio Gamoneda. Blues castellano (1961-66), publicado en 1982 

Y no sólo suena a Blues sino que lo interpreta en blues Loquillo en su disco La vida por delante que ya os he recomendado otras veces como uno de los mejores en que se cantan poemas. Os cuelgo una versión en directo.


Otro poema más reciente de su libro Cecilia en que libera al verso de ataduras.

YO ESTARÉ EN TU PENSAMIENTO...

Yo estaré en tu pensamiento, no seré más que una sombra imprecisa;
habré existido en un instante en que la alegría y la piedad ardían en tus ojos.
Pero también quiero permanecer desconocido en ti.
Desconocido. Simplemente envuelto en tu felicidad.
Tú distraída en tu luz y yo apenas viviente en ella, y así, imperceptiblemente amado, esperar la desaparición.
Aunque quizá estamos ya separados por un hilo de sombra y cada uno está en su propia luz
y la mía es la que tú vas abandonando.

Antonio Gamoneda. Cecilia (2004) 

Pero para deconstruir y liberar al verso es necesario haberlo construido antes, y es difícil ser un buen versolibrista sin haber escrito algún buen soneto.

Y ESE DON DE MORIR...

Y este don de morir, esta potencia                        
degolladora de dolor, ¿de dónde                           
viene a nosotros? ¿En qué dios se esconde                      
esta forma siniestra de clemencia?                       

Una sola divina descendencia                  
a esta zona de sombra corresponde.                   
Si tú hablas a un dios, cuando responde                             
viene la muerte por correspondencia.                 

Si no fuera cobarde, si, más fuerte,                      
en un rayo pudiera por la boca                
expulsar este miedo de la muerte,                       

como este inmortal encadenado                           
sería puro en el dolor. ¡Oh roca,                             
mundo mío de sed, mundo olvidado!

Antonio Gamoneda. Sublevación inmóvil (1960) 


En la biblioteca Cervantes virtual  encontraréis amplia información sobre su vida y obra y una antología de sus poemas. En el artículo Antonio Gamoneda: La construcción del olvido (2011) Jorge Fernández Gonzalo (2011) profundiza en su poética; y por último, en este vídeo podréis ver al poeta recitando y comentando Edad





5 comentarios:

Ainaroa dijo...

Me gusta especialmente Gamoneda ,aunque no siempre resulte tan asequible como en estos poemas que has elegido.Gracias por recordármelo.

Ricardo Fernández dijo...

Ainaroa, es verdad que he seleccionado versos con un ritmo y contenido más asequible. Hay otros poemas que es preciso leer con más calma y dentro de su contexto.

Mayte Dalianegra dijo...

Gracias por este post de este paisano mío que también tengo en mi blog "Música y poemas". Bueno, yo tengo de él allí cuatro poemas que no son estos que presentas, pero todos ellos me parecen magníficos, lo mismo que esa interpretación de Loquillo que desconocía. Gracias por compartir cultura, Ricardo.

Jorge Fernández Gonzalo dijo...

Gracias por mencionar mi artículo en la bibliografía. Saludos!

pepa llorens llopis dijo...

Gamoa, bellas letras, con Loquillo, una pasada!! Diversidad cribada nos regalas, gracias Ricardo!!!