lunes, 26 de septiembre de 2011

Estalla la mañana en Diafani

A veces, no sabemos cómo expresar los recuerdos, pero hay que intentarlo.













ESTALLA LA MAÑANA EN DIAFANI

Estalla la mañana, el mar parece
una alfombra de luces que refleja
ese sol fragmentado en mil pedazos
con fulgores de chispas sobre azul.

Vuelven los pescadores de bajura
y extienden sobre el muelle plata viva,
luego limpian las redes y fondean
en medio de la paz, frente a la costa.

Algunos visitantes temporales
-no les llames turistas, no lo son-
se suben a la barca de Manolis (*),
esa que hace estación de cada cala
y recoge su siembra por la tarde.

Hoy no sopla “meltemi”(**) y se agradece
sombra de tamarisco del Egeo
o imitar a los peces en las aguas
que parecen cristal de transparentes.

Hoy es un día más perdiendo el tiempo,
y es un lujo perderlo en Diafani (***).

Cuadernos de las islas griegas
Ricardo Fernández Esteban ©

(*) La barca Capitán Manolis, recorre diariamente las desiertas playas en viaje de ida y vuelta.

(**) Viento del norte, muy frecuente en el Egeo

(***) Pequeño pueblo junto al mar en el recóndito norte de Kárpazos, la isla más al sur del Dodecaneso griego



4 comentarios:

Universo-Myriam Segura dijo...

**Gracias por despertarme con esa bella redacción de una bella mañana**

aureavicenta dijo...

Una creación muy bella, las palabras, los versos, "hacen" que la imagen se torne vívida.
¡Enhorabuena!
Saludos.

Jorge Encinas Martínez dijo...

Da gusto leerte. Ahora estoy un poco más enamorado de Grecia.

Un abrazo

Lumy Quint dijo...

Qué mañana y lugar más bonito describen tus versos. Da gusto leerte y aprender de tus experiencias. Un abrazo.