lunes, 7 de noviembre de 2011

Joan Margarit. Aeropuerto de Atenas.

Traer a Joan Margarit (Sanahuja, Lleida, 1938), me permite acercarme a la buena poesía escrita en catalan sin romper la norma de este blog de publicar poesía escrita en castellano y no traducciones. Margarit se traduce a sí mismo y varios de sus poemarios han sido publicados en edición bilingüe. Así podemos evitar aquello de que "en poesía traducir es traicionar", sustituyéndolo por "traducir en este caso es reescribir". Os dejo con este poema que comienza con un guiño a las auroras homéricas.


AEROPUERTO DE ATENAS

Ya la aurora acaricia con sus dedos de rosa
brillantes fuselajes que al despegar parecen
fastasmas de aluminio de la Ilíada.
La voz de un dios ruinoso,
una voz como restos de muralla,
inunda en griego la megafonía.
Junto al pope barbudo y sudoroso
-ya desteñidos sus ropajes negros-
parecido a un icono, gesticulan
unos hombres hablando por el móvil
con sus rostros de astutos mercaderes.
Chicas de tersos vientres, aburridas,
hojeando una revista, aguardan turno
ante máquinas medio oxidadeas
de venta de bebidas. Coca-Cola:
este es el elixir que toma Helena,
con las piernas desnudas y las uñas
en rojo de sus pies, que desafían
cualquier intento de enterrar el mito.

Joan Margarit. Cálculo de estructuras (2005)



Margarit tiene una página web donde aparecen sus libros publicados en castellano . Antes aparecía en esa la web una recopilación de sus poemas traducidos al castellano, algunos recitados por él, que en mi última visita no he sabido encontrar. Es una pena porque esto limita la difusión de su poesía fuera del entorno lingüístico catalán. 

Para intentar compensarlo en este vídeo podéis verlo recitando en castellano "Carroña" de su poemario "No estaba lejos. No era difícil" 



Os dejo unas reseñas sobre Margarit publicadas en El País y en El Mundo.

1 comentario:

Terly dijo...

Un excelente poema en el que para nada se percibe la sombra de la traducción.
Gracias por el enlace a la página de Margarit, sin duda pasaré a visitarla.
Un abrazo.