domingo, 15 de septiembre de 2013

Esperando el "Puente aéreo"

Después de mi última entrada que trataba un tema triste os prometí algo mas desenfadado y aquí está: Las reflexiones de un viajero frecuente del puente aéreo Madrid-Barcelona mientras espera el regreso a casa.

La poesía
 puede albergar dignamente distintos contenidos, siempre que en la etiqueta lo indique y no llame a engaño. Este soneto con estrambote busca la sonrisa o la complicidad del lector, y no pretende hacerse un hueco en el Parnaso literario, pero sí reivindicar que los poemas no tienen que ser siempre trágicos o líricos.


ESPERANDO EL PUENTE AÉREO

Ayer en Madrid —en el aeropuerto—
estuve observando complejas presencias,
la diversidad de las apariencias
que un lugar de paso pone al descubierto.

Un grupo volvía de oír un concierto.
Un hombre —con cara de pocas vivencias—
contemplaba absorto suaves transparencias
de hermosas señoras con escote abierto. 

Un viejo dormía. Un niño lloraba.
Un ejecutivo llamaba a su empresa,
y luego a su amante a la que citaba

diciendo: hay pernocta, ¿qué tal la sorpresa?;
mientras, de reojo, a otra controlaba

de aspecto imponente, toda una tigresa.

Y hay quién —como yo— va de simple oyente,
pensando: otro día esperando el puente.

Letanías de un voyeur. Pensando en vosotras.
Ricardo Fernández Esteban ©

En este enlace encontraréis una antología de este poemario 

No hay comentarios: