viernes, 3 de abril de 2015

Teresa de Cepeda y Ahumada (Santa Teresa de Jesús)

Estos días se conmemoran los cinco siglos del nacimiento de Teresa de Cepeda y Ahumada (Ávila, 1515 - Alba de Tormes 1582) más conocida como Santa Teresa de Jesús y este blog quiere recordarla como poeta.

Copio su célebre glosa al poema popular Vivo sin vivir en mí, tema que también trató su compañero de fatigas San Juan de la Cruz


VIVO SIN VIVIR EN MÍ

Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero.

Vivo ya fuera de mí,
después que muero de amor;
porque vivo en el Señor,
que me quiso para sí:
cuando el corazón le di
puso en él este letrero,
que muero porque no muero.

Esta divina prisión,
del amor en que yo vivo,
ha hecho a Dios mi cautivo,
y libre mi corazón;
y causa en mí tal pasión
ver a Dios mi prisionero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué larga es esta vida!
¡Qué duros estos destierros,
esta cárcel, estos hierros
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida
me causa dolor tan fiero,
que muero porque no muero.

¡Ay, qué vida tan amarga
do no se goza el Señor!
Porque si es dulce el amor,
no lo es la esperanza larga:
quíteme Dios esta carga,
más pesada que el acero,
que muero porque no muero.

Sólo con la confianza
vivo de que he de morir,
porque muriendo el vivir
me asegura mi esperanza;
muerte do el vivir se alcanza,
no te tardes, que te espero,
que muero porque no muero.

Mira que el amor es fuerte;
vida, no me seas molesta,
mira que sólo me resta,
para ganarte perderte.
Venga ya la dulce muerte,
el morir venga ligero
que muero porque no muero.

Aquella vida de arriba,
que es la vida verdadera,
hasta que esta vida muera,
no se goza estando viva:
muerte, no me seas esquiva;
viva muriendo primero,
que muero porque no muero.

Vida, ¿qué puedo yo darle
a mi Dios que vive en mí,
si no es el perderte a ti,
para merecer ganarle?
Quiero muriendo alcanzarle,
pues tanto a mi Amado quiero,
que muero porque no muero.

Teresa de Cepeda y Ahumada (sobre 1571-73)


Parece que el poema del mismo título de San Juan de la Cruz se escribió entre 1572-78, pero los expertos no se han puesto de acuerdo sobre las influencias o contaminaciones entre los dos.

En la Biblioteca virtual Miguel de Cervantes encontraréis una completa información sobre su vida y obra  , aquí un facsímil de Poemas de Santa Teresa publicado en 1861, y en este otro enlace a la web Los poetas una antología de su obra poética

5 comentarios:

HELIA STELLA TOBIAS FERRER dijo...

Excelente...
Gracias por traer a Santa Teresa
en esta fecha especial.

Desde Colombia un sincero abrazo

Maica Duaigües dijo...

Una poética manera de vvivir la espiritualidad de esta Semana, que conviene sea distinta a las semanas dels resto del año, para captar otro matiz de la existencia.

Carmen Andújar dijo...

Hay pocas como ella. Me has hecho recordarla y disfrutar de su poesía.
Un abrazo

JAIME' VELA dijo...

Me gusta mucho, he leído a San Juan de la Cruz. En lo personal me encanta. Sus versos... sus letras y su sentimiento. Gracias Ricardo, como siempre, excelente litetatura. Y tu gusto con todo ese acervo cultural. Eres muy selecto. Saludos.

Ofelia dijo...

Me encantan los poemas de Santa Teresa. Gracias Ricardo. Un saludo