jueves, 25 de abril de 2019

Consejos para votar (espinelas)

Este domingo hay que votar, y como siempre nos lo ponen difícil, pero no por eso hay que abstenerse, que siempre es la peor solución. Busca, compara y elige lo mejor, o al menos lo menos malo; y desconfía de los populismos que prometen, por prometer, lo que la gente quiere escuchar y no responden claramente ni cómo ni con quién lo van a hacer. ¡En tu mano está escoger!



CONSEJOS PARA VOTAR

Pues otra vez de elecciones,
y ya a punto de votar
os voy a recomendar
unas cuantas instrucciones.
No os quiero dar lecciones,
ni mucho menos doctrina;
en democracia se opina,
se fomentan los diálogos,
y sólo hay que hacer decálogos
si la razón los domina.

Primero, mirad la historia,
el que engañó, engañará
aunque prometa "maná",
por eso, tened memoria.
Luego, dejaos de euforia
y estudiad bien el programa:
“lo que antes no se proclama
seguro que no se hace”,
¿o es de fiar el que yace
y amor no juró a su dama?

Ya habéis visto los debates,
mucho ruido y pocas nueces,
presume de qué careces
y asevera disparates.
En esos escaparates
predomina el populismo,
que es ese vil mecanismo
de prometer imposibles
propuestas irresistibles:
descartad ese cinismo.

También mirad la experiencia
antes de la lid política
pues si peca de raquítica
no es buen signo de excelencia.
Luego votad en conciencia
en busca del bien común,
que quien escoge según
intereses monetarios
se merece comentarios
a “la altura del betún”.

La más importante cosa
es votar y no abstenerse,
que nadie te tergiverse,
“la democracia es valiosa”.
La critican por dudosa,
quienes buscan el poder
sin dar cuentas del quehacer.
Por eso vota, y expulsa
al que merece repulsa.
¡En tu mano está escoger!

Ricardo Fernández Esteban ©



Pues avisados estáis, hay que votar en conciencia y luego ser exigentes. No vale abstenerse, sino participar y reclamar. Aquí tenéis otras sátiras políticas que he ido publicando y en plan más serio otros poemas míos sobre asuntos de ética y política.

El domingo por la noche sabremos "la magnitud de la tragedia" o si "vemos luz al final del túnel", cada uno según sus preferencias.

3 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Amigo Ricardo, después de felicitarte por estas espinelas, ahí va mi vaticinio:

1) El resultado de las votaciones servirá para formar un Parlamento incapaz de elaborar y aprobar unas leyes que satisfagan a la mayoría de sus votantes. Como consecuencia, muchos votantes, tarde o temprano, se arrepentirán de su decisión de voto.

2) El gobierno que salga del Parlamento no arreglará los problemas del país.

3) El votante que haya creído que alguien puede recomponer el secular desaguisado político que siempre nos ha acompañado, se dará cuenta, una vez más, de la dimensión de su ingenuidad.

4) El presidente del gobierno elegido por las fuerzas parlamentarias mandará muy poco, su poder de decisión estará sometido a las presiones de los mercados.

5) El presidente electo intentará hacernos creer que manda mucho, incluso él mismo, en algunos momentos creerá que tiene un poder “de facto”.

6) El próximo presidente del gobierno se rodeará de muchos aduladores, algunos de ellos harán el ridículo y otros recibirán algún regalito.

7) El gobierno recurrirá al triunfalismo y a la alteración y opacidad de la información.

8) La oposición nos hará creer que ellos lo harían mejor y para ello recurrirán al derrotismo y a la alteración y opacidad de la información.

9) Los unos y los otros nos harán creer que las ideologías están por encima del bien común.

10) Los salvapatrias continuarán apelando a las emociones y a las mentiras

11) Los que mandarán también tendrán la tentación de recurrir a la emoción y recurrirán a la mentira.

12) El partido ganador creerá que todo el monte es orégano, sin reparar que el orégano es un arbustillo que crece asilvestrado en suelos pobres y territorios despoblados.

13) Los partidos perdedores harán mucho ruido removiendo el saco de las nueces, sin reparar que las nueces son pocas y algunas están podridas.

Utilizando el sentido común y relativizando todo este batiburrillo de la política, seguro que cualquiera, sin temor a equivocarse, podría añadir más predicciones a la lista.

Nos engañan antes y después de las elecciones y votamos a sabiendas de ello, pero aun así, ejerceremos nuestro derecho de elección porque la LEY lo permite.

Abrazos

Anónimo dijo...

Gracias por tu voluntad de persuadir a la no abstención¡¡¡¡ Un abrazo Goya

Ricardo Fernández dijo...

Amigo Francesc:
Tus predicciones si que son todo un poema y un compendio de experiencia y sabiduría. ¡Dios y las musas nos cojan confesados!
Como ahora empalmamos campaña, habrá que esperar a junio para ver como se posicionan unos y otros. ¡Ojalá esta campaña sea mejor que la anterior (lo que es muy fácil por lo mala que esa fue) y tengamos menos insultos y menos populismos y más ideas y programas!
Por desgracia, creo que nos van a dar temas para alguna coplilla satítica más.
Un abrazo