lunes, 22 de junio de 2020

Ante "La nueva normalidad"

Con el verano nos llega la "Nueva normalidad" que no sabemos muy bien el porcentaje de normalidad que va a tener. Yo le dedico un poema como cierre de estos tres largos meses anormales que nos ha tocado sufrir. Empecé el ciclo con "La humanidad pende de un virus" cuando nos confinaron y continué durante la parte más dura de la reclusión con las cuarenta "Espinelas del confinamiento" y ahora espero cerrarlo definitivamente. 


ANTE LA NUEVA NORMALIDAD

Al llegar el verano, los que mandan
nos encienden el ámbar del desconfinamiento.
Han sido unos cien días
de dudas, de mentiras, de poca previsión,
de buenas intenciones,
de mucha solidaridad, de entrega…;
en los que hemos pasado
de no salir de casa a ser los reos 
de la “nueva normalidad”, concepto
que no sabemos exactamente lo que es,
ni lo que durará, ni si será normal.
Poco sabemos, aparte de que es nuevo,
porque ha pasado más de un siglo
desde la última pandemia en nuestras tierras.

Por aquello de “hacer de la necesidad virtud”
hemos buscado invertir esos meses
en ponernos al día de todo lo pendiente;
yo, por ejemplo, he acabado dos libros
que ya están a la venta,
aunque no haya podido convocaros
a ese bautizo laico que, al menos para mí,
es lo mejor de una publicación.
Por eso, y por lo otro, hubiese preferido
seguir con los agobios
de la normalidad no adjetivada.

En este tiempo hemos dejado
jirones de la vida,
conocidos, amigos, familiares,
a los que el virus ha vencido,
y no sabemos si también
nos cambiará la vida en ese próximo futuro,
que para unos es relativamente poco
y para otros es mucho,
todo depende del previsible trecho
que quede hasta llegar a ese horizonte,
en el que el mar ya no es camino
ni nos ofrece un buen destino.

Ricardo Fernández Esteban ©

Un poema bastante prosaico, pero es que la situación no da para lenguajes floridos ni barrocas imágenes líricas. La forma poética, como cualquier género literario, se ha de adaptar al medio y al contenido.


Ya que he citado a los dos libros en papel que he editado y puesto a la venta durante la reclusión aprovechando las nuevas tecnologías, os informo algo de los dos. Islario de pasiones es un libro de poemas sobre la adicción por los mares y las islas griegas, dudando entre continuar el camino o recalar en alguno de los destinos, aquí os lo explico un poco más. En cuanto a Métrica poética del español es un tratado de métrica, o sea del porqué de la armonía de los versos de un poema; todo poeta debería tener conocimientos de métrica, porque "hasta para saltarse las normas hay que conocerlas, ya que si no, el salto es al vacío" y creo que el libro también ayuda a los buenos lectores de poesía, aquí os explico más de qué va.  





Ahora solo falta que os gusten para que mi aislamiento haya sido productivo.

Un abrazo

3 comentarios:

elguantederita dijo...

Se cumplen 34 años del gol de Maradona a los ingleses, y eso sí que es poesía. Búsquenlo en google y así verán lo pequeños que somos, intentando hacer poemas que nunca llegarán a emocionar tanto como la vida misma.
Un saludo.

Ricardo Fernández dijo...

Pues "Guante de Rita" cada uno se emociona con lo que le va o le apetece. A mí Maradona me deja indiferente, en cambio (haciendo referencia a tu nombre de guerra) el desguante de Rita me emocionó profundamente.
En fin, la poesía no siempre debe de emocionar, basta con que nos cuente una historia con un cierto ritmo, aunque es verdad que un buen poema que emocione nos puede llevar más allá...

Esperanza dijo...

Tengo el libro “La voz a ti debida “ desde 1966 , época en que era estudiante . Casi todos los poemas tienen o rima asonante o son versos libres .Salinas es delicado y fino en sus expresiones que muchas veces sorprenden por su originalidad y profundidad .