ISLARIO DE PASIONES


Aquí tenéis en Amazon (solo en papel) mi nuevo libro de poemas "Islario de pasiones", que trata de mares, de islas y de la pasión por navegarlos o habitarlas. Las islas son griegas, como lo son los mares que las circundan, la pasión es de quien escribe, de quien navega y de quien habita, que se intercambian las voces en el relato, dudando entre "camino" y "destino"

Hace cinco años publiqué una plaquette del mismo nombre con ocho de estos poemas en bilingüe español griego, traducidos por Maira Fournari. Ahora el libro ha crecido con muchos más poemas.

De alguna forma este libro es una adenda, que no entra en detalles, de mis Cuadernos de las islas griegas” que describen lápiz en mano lo que he visto y he sentido en mi deambular por esos mares e islas.

Aunque he navegado mucho esos mares y habitado aún más sus islas, no me considero un experto sino un atento aprendiz de los maestros que me han patroneado a vela en sus barcos y de los que me han mostrado el alma de sus tierras. Gracias a unos y otros, sin ellos estos poemas nunca se hubieran escrito.

Ahora solo falta presentar públicamente el libro, como estamos confinados habrá que esperar, pero algo virtual haré para celebrar el día de Sant Jordi.

De momento aquí lo tenéis disponible en Amazon, desde abril de 2020, que lo entrega a domicilio en pocos días.


Para que veáis de qué va, en este vídeo recito tres de los poemas del libro y y de fondo podréis leer las letras de los poemas:



Y por si sois perezosos, este es el último de los poemas que recito en la versión que ha aparecido en el libro


CUANDO MUERA QUE NO ME REPATRÍEN 
Anclado en estas islas, abandono 
la búsqueda falaz del paraíso, 
tantas veces perdido en esa ruta 
del buscar imposibles y no ver 
que ya lo has encontrado, que lo habitas. 
Por eso, y por si hay más y hay otro mundo: 

Cuando muera que no me repatríen,
enterradme desnudo en suelo griego.
Buscad un cementerio entre los pinos,
con amplias vistas al azul del mar,
donde el cuerpo se mezcle con la tierra
y acaso vuele el alma hacia sus musas.

Así, si hay otra vida, cuando llegue
esa resurrección y abra los ojos,
contemplaré mi amado mar Egeo,
mientras —con juvenil vejez— retorna
la psique enriquecida por los mitos
con los que ha convivido en el Parnaso.

                            (contemplando el Egeo…) 


Islario de pasiones. Ricardo Fernández Esteban ©


Si lo buscáis, ya me diréis que os parece el libro.

No hay comentarios: