Mostrando entradas con la etiqueta Mis Cuentas de Cuentos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Mis Cuentas de Cuentos. Mostrar todas las entradas

sábado, 24 de octubre de 2015

Sonetista frustrado

La poesía fue mi ilusión y mi sino. Leí cien mil poemas, viví mil recitales; pero aunque lo intenté con ánimo a raudales, nunca logré un soneto de verso alejandrino. Caí en depresión, maldije mi destino, ¿por qué fue un imposible rimar esos finales y tras catorce sílabas acabar con iguales?, ¿qué musa me negaba el aliento divino? Preguntas sin respuesta y noches sin dormir fue lo que conseguí queriendo ser poeta. Por fin, desanimado, me cambio de chaqueta; practicaré la prosa, intentaré escribir un buen microrrelato, a ver si mi autoestima sube como la espuma olvidando la rima.

A veces nos obcecamos en conseguir lo que ya tenemos, como este "frustrado sonetista" en el minirrelato de mi libro Cuentas de cuentos


SONETISTA FRUSTRADO

La poesía fue mi ilusión y mi sino.
La lira que inspira al poeta
Leí cien mil poemas, viví mil recitales;
pero aunque lo intenté con ánimo a raudales,
nunca logré un soneto de verso alejandrino.

Caí en depresión, maldije mi destino,
¿por qué fue un imposible rimar esos finales
y tras catorce sílabas acabar con iguales?,

¿qué musa me negaba el aliento divino? 

Preguntas sin respuesta y noches sin dormir
fue lo que conseguí queriendo ser poeta.

Por fin, desanimado, me cambio de chaqueta;

practicaré la prosa, intentaré escribir
un buen microrrelato, a ver si mi autoestima

sube como la espuma olvidando la rima.

Ricardo Fernández Esteban ©


Cuentas de Cuentos, es un libro de minirrelatos cuyas historias tratan de personajes que se enfrentan al amor, al desamor, a las ilusiones y a las frustraciones, y a veces les ocurre lo mismo que al protagonista de ésta.

Este ha sido el primer libro que he publicado abandonando el formato del verso, aunque como habéis visto la cabra siempre tira al monte y alguno se ha escapado, pero también se puede ser poético en esas cortas historias que se quisieron escribir ágiles, con músculo y sin grasa para captar la atención del lector. Todo menos la indiferencia es su lema, y aquí podréis leer dos cuentas y más sobre el libro.

domingo, 31 de mayo de 2015

Cuentas de Cuentos. Publicar un libro es una fiesta.

Publicar un libro es una fiesta es mucho más que el título de esta vuelapluma que os convoca el próximo 17 de junio a las 19:00 en la Casa del Libro (Rambla de Cataluña 35, Barcelona) para la presentación de mi libro de minirrelatos Cuentas de Cuentos; como os decía, es mucho más que un título, es el deseo de compartir este bautizo laico con vosotros.




EL PUBLICAR UN LIBRO ES UNA FIESTA

El parto ha sido duro, empezó con bocetos
que fuiste perfilando poco a poco
buscando concentrar, dejar el músculo
y eliminar la grasa de los minirrelatos:
estas “Cuentas de cuentos”
que quieren ser retazos de historias de la vida.

Luego, te diste cuenta de un problema,
era preciso completar el texto con imágenes
que diesen alas a tus térreas palabras;
la mies es mucha y en campos de escritura
hay que poder sobrevolar la competencia.
¿Por qué dije problema?, fue ventaja
el unir amistad y calidad
con dibujos sencillos pero intensos
de mi pintora preferida;
gracias por todo "Jóse".

Pues bien, ya tienes el producto, ¿quién lo edita?;
difícil el asunto si no eres un mediático.
Hay que buscar un buen producto en cuanto a forma
—por la vista nos entran los escritos—,
que llegue a librerías y al “on line”
—el buen paño nunca se vende en arca—
y que no sea pseudo-autoedición
con riesgo de onanismo literario.
Salí a buscar la suerte y la encontré,
porque suerte se encuentra si se curra,
y apareciose un ónix, gracias Óscar.

Si ya tenemos texto, dibujos y editor,
sólo faltáis vosotros los lectores;
por eso aquí os convoco.
Es una fiesta el publicar un libro
y quien mejor que los amigos como público:
los amigos de siempre, del abrazo real,
y esos otros que vienen de las redes
con los que quiero de una vez por todas
hacer real el mundo de internet.

En la Casa del Libro bautizo la criatura,
será en el diecisiete por la tarde
y dejadme acabar con este alarde:
venid, si no es por mí, por la literatura.

Ricardo Fernández Esteban ©

Aquí tenéis más información sobre el libro y el evento convocando el acto





Después de haber publicado cinco poemarios, tocaba un cambio de género (probablemente temporal) hacia estos pequeños relatos ilustrados con sencillez, que nunca superan las dos páginas y buscan vuestra complicidad y sorpresa. Os espero, porque repito que el título de este poema presentación es, más que un título, un deseo.

Nota de junio 2016: Ahora un año después he publicado el libro en edición digital. Aquí tenéis más información y un booktrailer de un minuto donde presento el libro.

sábado, 11 de abril de 2015

Cuentas de Cuentos. ¿Cómo ha de ser un buen minirrelato?

Entrada actualizada en Junio de 2016:

Acabo de publicar en digital mi libro de minirrelatos Cuentas de cuentos, aquí lo podéis adquirir en cinco plataformas digitales y obtener más información. Son breves historias que se pueden leer en dos minutos. Aquí tenéis más información. 

De momento, buscando unir poesía y minirrelato os copio un soneto sobre cómo creo que debería ser un minirrelato: conciso, que nos haga cómplices y que suela sorprender en su desenlace.



¿CÓMO HA DE SER UN BUEN MINIRRELATO?

Como un endeca, un buen minirrelato
ha de ser fibra q
ue mantenga el tono.
Ni permitas jamás el abandono
en palabras superfluas al relato,

ni debes reiterar explicaciones.
Igual que cambio rimas con cuarteto
por darle variedad a este soneto,
deberás ir al grano en tus renglones.

Sorpréndeme al llegar al desenlace.
“Clic” le llaman los técnicos; "alarde"
prefiero decir yo, si el texto arde
al leerlo, porque si no lo hace

es otro vulgar cuento: Una falacia
que no nos deja rastro, falta gracia.

Ricardo Fernández Esteban ©

Este es un booktrailer del libro, y luego os cuento algo más de su contenido.




Cuentas de Cuentos, publicado en digital por Bebookness y en papel  por ÒNIX Editor, es una colección de minirrelatos que buscan captar al lector y sorprenderle. Un leve sedal argumental enlaza la primera con las últimas cuentas, y el resto completa un collar de pequeñas historias unidas por la vida de los personajes, sus amores, desamores, ilusiones, frustraciones, utopías e ironías.

Ningún relato supera las dos páginas, porque los quiero ágiles, con músculo y sin grasa innecesaria que distraiga la atención del lector. Todo menos la indiferencia es su lema, que espero se cumpla y esas comprimidas vivencias os atrapen y os dejen el buen sabor de boca de querer saber más de las mismas. Las cuentas están acompañadas por unas sencillas ilustraciones de Mª José Portolés, inspiradas en de alguna parte del cuento, que ayudan a su engarce y lectura.

En esta página de mi blog, podéis leer dos de las cuentas, obtener más información y ver fotos de la fiesta donde presentamos el libro.