viernes, 23 de enero de 2015

El "abate" Sancho Baile y su antología erótica

Os presento al Abate Sancho Baile, que fue fullero y mujeriego antes que fraile. El abate será responsable de una página en la que antologará poemas eróticos de su autoría o gusto, apartado me ha sido solicitado por varios seguidores del blog amantes de este tipo de poesía. Este es un espacio reservado no recomendable ni a menores (que por edad deben dedicarse a otros juegos), ni a mayores (que no quieran recordar lo que ya no puedan practicar), ni tampoco a quienes por sus creencias consideren estos temas impuros (ellos se lo pierden). Recogemos aquí mi bienvenida y los poemas que envía a su antología erótica


BIENVENIDA AL ABATE SANCHO BAILE
(fullero y mujeriego antes que fraile)

Muchos me habéis pedido un reservado
que en este blog albergue a un bardo erótico,
tras recorrer mil antros lo he encontrado
y aquí os presento a un escritor caótico:

Se trata del Abate Sancho Baile
que habla con propiedad, por hacer sido
fullero y mujeriego antes que fraile,
mas nadie lo tachó de pervertido.

Lo veréis en su página, prohibida
a quienes —por creencia o por edad—
no convengan los temas de esa vida
en la que el sexo es hospitalidad.

Disfrutad con el laico catecismo
de un "abate" que adora al erotismo.

Ricardo Fernández Esteban ©



Dejo en manos del abate la decisión de publicar lo que le apetezca, propio o ajeno, y espero no tener que ejercer el derecho de censura, lo que es mucho esperar conociendo sus antecedentes. Tan sólo me reservo el derecho de hacerle una pequeña entradilla a los poemas. 



Sancho Baile inicia su colaboración con un soneto propio en el que se desprende que ya no está en sus mejores épocas, pero como quien tuvo retuvo sabe salirse por la tangente para rematar faena.



ARTES AMATORIAS

Absténgase señora multiorgásmica
que un servidor no está para estos trotes
y búsquese a un mancebo con más dotes
por mor de juventud citoplasmática.

Venga después a mí, que —desbravada—
mi faena de capa y de muleta
hará que pida indulto a este poeta,
al descubrir que nunca fue la espada

la que ganó las guerras amatorias.
Hay antes y hay después, porque la suerte
suprema de la lidia no es la muerte
por pequeña que sea. Las victorias

no se fraguan con música, la calma
apasiona mejor a cuerpo y alma.


del Abate Sancho Baile

Por ser el día inaugural, el "abate" pide entrada doble y se despide con unas vividas espinelas:

LOS PLACERES DEL VESTIRTE

Lo que más quiero es vestirte,
te digo y no te lo crees,
pues créete lo que lees
y que voy a repetirte.
Porque si vestirte es irte,
es que antes te he desnudado
y por en medio he gozado
de tu cuerpo lentamente,
por eso precisamente
te estoy vistiendo encantado.

 del Abate Sancho Baile



Adenda de julio: El abate despierta de su letargo, según él estaba perdido en combate, y envía un soneto sobre la amistad entre varón y hembra, de la que él duda si no es bajo unas concretas circunstancias.



¿ES POSIBLE  AMISTAD DE HEMBRA Y VARÓN?

¿Opinas que es posible la amistad
entre sexos opuestos, si intención
tuvo el varón de rematar pasión
y no lo consiguió? Pues, de verdad,

difícil es en la realidad
que se dé tan extraña situación.
Debiose consumar el revolcón
para aceptar la posibilidad.

Si se graba la muesca en la pistola
y el tiro hizo mal blanco en la diana,
es posible que a ambos interese

reconducir el tema y, ¡carambola!,
ser amigos probablemente fuese
la mejor solución y nada vana.

La tratas como hermana,
no es preciso que estés tirando tejos,
y, si repites, huelgan los cortejos

del Abate Sancho Baile


Adenda de diciembre: Vuelvo a recibir noticias del Abate por medio de un soneto con estrambote, en que hace honor a su nombre y nos habla de la dificultad de mantener las parejas de baile si se cruzan ciertos límites.


PAREJA... DE BAILE

Cuando salí a bailar contigo una bachata
mi mano resbaló debajo de tu talle
y me dio un subidón al notar el detalle
de olvidar vestir bragas en tu culo de gata.

Por lo de mujeriego, antes que fraile, trata
de comprender que mi cuerpo se engalle
al palparte la falda, y permite que calle
o romperé mis votos y mi vida beata.

Este gran defensor del ardor pornográfico
se ha vuelto ecologista, safari fotográfico;
las parejas de baile peligran con más lazos.

Por eso en sociedad mantengamos las formas
para gozar mil veces de música y abrazos;
aunque de tanto en tanto olvidemos las normas,

si alguna noche loca te transformas
y olvidas otra vez cubrir tu intimidad,
que ante la tentación flaqueo en voluntad.

del Abate Sancho Baile


Adenda de abril del 2017: Después de desaparecer en combate, retorna el Abate, cual ave Fénix que resurge de sus cenizas, y promete nuevas aventuras.

EL RETORNO DEL ABATE

Este abate que tanto ha predicado
por defender la libertad de culto
a la mujer, por una ha estado oculto
y de la mala vida retirado.
Mas, por suerte, consciente del pecado,
cual Saulo di de bruces en el suelo,
al descubrir que me tomaba el pelo
reinando de abadesa en un burdel.
Lo dice la experiencia, “quien es fiel
tendrá infierno en la tierra”, en cuanto al cielo
que se lo ganen otros de más celo.

Vuelvo a la mala vida, que es la buena,
y prometo contar mis correrías
a la busca de alegres compañías
que conmigo se suelten la melena.
Os confieso, con contrición ajena,
sin ánimo de enmienda, que prosigo
con esta penitencia por castigo:
quemar la vida al ir de flor en flor
buscando unir el sexo y el amor
—que son agua y aceite— y no consigo
más que una cosa u otra cuando ligo.

del Abate Sancho Baile

Adenda de agosto de 2017: El "abate" vuelve por sus fueros, meses después de su promesa, y nos envía un recado poético que demuestra que la mala vida le sienta muy bien. ¡Disfrutad ambos mutuamente del botín!



¡SOY TU BOTÍN, MI ABATE! 

Esas faldas tan bajas que enseñan tu cintura,
ese escote profundo que muestra tus sostenes,
la forma de tu cuerpo, los pechos como trenes,
y ese culo infinito sin control ni mesura.

Todo eso es lo que causa este afán de locura
de besar tus pupilas, tus labios sin arcenes,
y esa fruta madura que entre las piernas tienes
con sabor tropical a genio y a dulzura.

Te espero, y cuando llegues sé que vas a pedir
que me pierda en tu cuerpo, que te arranque la ropa,
y que mi boca apure el ámbar de tu copa.

Soy tu botín, mi “abate”, te escucharé decir,
rinde ya mi muralla, oye mi grito, ¡ven!,
ven a gozar conmigo del jardín del Edén.

del Abate Sancho Baile



En la página que tiene reservada el Abate en este blog para su antología erótica encontraréis también otros poemas ajenos que ha ido seleccionando.

sábado, 17 de enero de 2015

Silvio Manuel Rodríguez Carrillo

Silvio Manuel Rodríguez Carrillo (Asunción, Paraguay, 1972) lo conocí en el portal poético Ultraversal, que os recomiendo. Silvio es y se dedica a muchas cosas, pero me centro en su vertiente como poeta que da mucho de sí. Para describir su poética utilizo las palabras de otra excelente poeta, Eva Lucía Armas.

Éste es un soneto blanco, que escribió escuchando al dúo de bajistas croatas 2CELLOS. Os coloco el vídeo de esa magnífica interpretación.


ESCUCHANDO A 2CELLOS

¿Sabés? Hay muchas drogas para todo,
que te calman te incendian te refrenan
que te empujan detienen y te matan
sin que sepás que son humo podrido.

Pero no existe alguna que te brinde
un chorrito sencillo de talento,
ninguna que te vuelva poderoso
frente a lo que intangible nunca muta.

Yo me drogo con pura lejanía
sin pincharme a lo loco, sin fumar
lo que todos inhalan del pasado.

Me abro desde mis labios en un corte
por el que llego al fin de mi presión
donde suave comienza lo que siento.

Silvio M. Rodríguez Carrillo


Ahora para que veáis que, además de ofrecer unos magníficos contenidos, Silvio domina la técnica magistralmente, os copio un romance en tridecasílabos (difíciles versos de corrido de trece sílabas con apoyos tónicos en 4ª, 8ª y 12ª). En el poema riman en asonante los versos pares de cada estrofa (i-o, a-e, e-e, i-a y o-a), pero además los versos impares recorren las 30 asonancias posibles por orden inverso ("u-u", "u-o", "u-i", ... , "a-e", "a-a","a") de forma que en cada estrofa se colocan las que empiezan por cada vocal de "u" a "a". Cuando leí este prodigio le comenté a Silvio que me parecía un equilibrista que cruza sin titubeos por la cuerda floja y además cantando un aria.



ROMANCE DEL QUE MARCHA

De pronto dejo que mi cuerpo asuma el summum
de tanto golpe sin olvido y sin alivio
volcando en él cada destrozo y cada muro
de sombras húmedas, de suertes y destinos
que apenas caben ya en la mente de este inútil
de verbos rotos, incansable de martirios
nacidos antes de la ley y de las nubes
pudriendo el cielo de los perros sin principios;
al borde mismo de la muerte de esa luna
que dijo a solas nuestra sangre hecha de vidrios
por ser, también, de nuestra esencia, puro azul
que muere y vive asesinando su equilibrio.

Me doblo y callo la carencia de algún quórum
que a todos cuente los caminos que mi sangre
latiendo fiebres recorrió sin un nosotros
que ampare el ritmo de unos pasos sin altares.
Me aquieto y sigo palpitando la fe inmóvil
que duele y tiñe mi mirada de granates,
mis ojos turbios con la duda de los hombres,
y el halo firme de mis labios con detalles
de luz y fuego entre mis manos casi solas.
Persisto apenas dibujando aquel instante
que acaso encuentre en un recuerdo mi dación
entera y pura con un nombre en mis paisajes.

Y sé que importa que no venga de una tribu
capaz de abrir su corazón a los de siempre;
que pesan, duelen, mis maneras y los libros
oscuros, rancios que obnubilan a mi mente;
que ofendo a muchos cuando brindo con mi whisky
pidiendo el fin de las banderas, de las huestes
que cantan himnos despreciando los jardines
del pueblo hermano sembrador de mil placeres;
que llevo errando demasiadas alegrías
tranquilo y solo por los bordes de una muerte
solita y cruda, que me aprieta en el reír
buscando andar alguna vez por mis papeles.

Por eso marcho - todavía viendo a Venus
guardando en alto la sonrisa prometida,
sintiendo a Marte en cada gesto que libero
rojizo y bravo cuando lucho por la cima,
callando a Cronos que me tuvo por un débil
al verme flaco y de mirada no asesina -
sin mucho peso en mis alforjas, tan silente
que cabe un mundo de sonidos en las islas
furiosas, pocas y celosas, de mis cejas
que miran, ebrias de añoranzas, ese arriba
lejano y solo como yo que soy mi sed
tejiendo el poso de un cariño sin orillas.

Y así, cayendo, me levanto de mis lapsus
tallando el verbo de tu nombre con mis formas
me yergo largo de esperanzas en las manos,
por ser fraterno entre las cruces y las rosas
que fieras rajan la epidermis de quien fácil
diciendo falla la estatura de mis horas.
Y sigo aquí, también allá, comiendo el hambre
que enturbio y venzo alborotando con mis notas
el denso esquema repetido en las entrañas
de infierno y cielo renegados de una Roma
preñada y loca de saberse en un final
de dicha indócil que le exige a nuestras bocas.

Silvio M. Rodríguez Carrillo


Os dirijo a su web donde podréis leer sus poemas y de paso podréis ver a qué otras cosas se dedica. También lo tenéis activo en su perfil de Google+ en sus distintas vertientes artísticas.

Estos son algunos de los poemarios de Silvio:




viernes, 9 de enero de 2015

Francisco de Figueroa

Francisco de Figueroa (Alcalá de Henares 1530-1588) fue llamado el Divino por lo que debió de ser un poeta muy apreciado en su tiempo. Por sus estancias en Italia se familiarizó con la poesía y cultura transalpina. Ya que no he encontrado su imagen os dejo la de otros poetas-soldados.












SONETO XVII

Perdido ando, señora, entre la gente,
sin vos, sin mí, sin ser, sin Dios, sin vida;
sin vos, porque no sois de mí servida;
sin mí, porque no estoy con vos presente;

sin ser, porque de vos estando ausente
no hay cosa que del ser no me despida;
sin Dios, porque mi alma a Dios olvida
por contemplar en vos continuamente;

sin vida, porque ya que haya vivido,
cien mil veces mejor morir me fuera
que no un dolor tan grave y tan extraño.

¡Que preso yo por vos, por vos herido,
y muerto yo por vos d'esta manera,
estéis tan descuidada de mi daño!


Francisco de Figueroa

MADRIGAL.

Triste de mí que parto, mas no parto,
que el alma, que es de mí la mejor parte,
ni partirá, ni parte,
de quien jamás el pensamiento aparto:
Si parte el cuerpo triste, el alma queda
gozosa, ufana y leda:
Sí; mas del alma el cuerpo parte, y temo,
(¡o doloroso estremo!)
que en esta de los dos triste partida,
por fuerza he de partirme de la vida.

Francisco de Figueroa

Aquí podéis leer su biografía y una recopilación de 76 poemas que se le atribuyen

viernes, 2 de enero de 2015

¿Qué importa un año más o menos?

En estas fechas somos dados a recapitulaciones, felicitaciones y un sinfín de actos como si el cambio de año significara una nueva etapa, cuando la vida es un continuo, un río que no se detiene. Ya lo dijo Manrique en sus coplas: Nuestras vidas son los ríos que van a dar en la mar, qu'es el morir...

















UN AÑO MÁS O UN AÑO MENOS

Cuando se muere un año y nace otro
no cambia nada más que el calendario.
Eso de que la vida fluye como los ríos
es mucho más que una metáfora,
nunca es la misma el agua que contemplas
ni podrás alterar lo ya vivido cauce arriba.

Preocúpate, barquero, por el tramo restante
y navega caudales con tu brazo al timón.
No está lejos el mar que todo iguala,
del que nada conoces, porque nadie retorna
por mucho que te vendan paraísos
e intenten corregirte con infiernos.

Por eso, no te importe una fecha concreta,
qué más nos da que acabe en cinco en vez de en cuatro,
lo que sí cuenta es que disfrutes
de las, ojalá muchas, singladuras
que aún ruedan en el bombo donde mora el destino.

Un año más o un año menos es sólo una medida
y la felicidad, por suerte, nunca supo de métricas.


Ricardo Fernández Esteban ©


Bueno, pues importe o no el cambio de año, mi deseo es que este 2015 sea lo mejor posible para todos. Os dejo un enlace donde podréis leer otros poemas que he dedicado a los cambios de año




sábado, 27 de diciembre de 2014

Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges (Buenos Aires 1899, Ginebra 1986) se sentía ante todo poeta, aunque haya sido reconocido más por su obra en otros géneros como el cuento o el ensayo breve, cosa que siempre le dolió.


Os recuerdo un poema, Fin de año, de su libro Fervor de Buenos Aires (1923).

FINAL DE AÑO

Ni el pormenor simbólico
de reemplazar un tres por un dos
ni esa metáfora baldía
que convoca un lapso que muere y otro que surge
ni el cumplimiento de un proceso astronómico
aturden y socavan
la altiplanicie de esta noche
y nos obligan a esperar
las doce irreparables campanadas.
La causa verdadera
es la sospecha general y borrosa
del enigma del Tiempo;
es el asombro ante el milagro
de que a despecho de infinitos azares,
de que a despecho de que somos
las gotas del río de Heráclito,
perdure algo en nosotros:
inmóvil.

Jorge Luis Borges.

Otro poema, este de su época de madurez, de los dos que dedicó al Ajedrez.

AJEDREZ II

Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo blanco y negro del camino
buscan y libran su batalla armada.

No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y de blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonías?

Jorge Luis Borges.

En este audio podéis escucharlo recitando su Poema de los dones




En A media voz hay una selección de sus poemas y por si queréis profundizar en su obra poética os dejo un enlace a un magnífico ensayo de David Viñas: Recorrido fugaz por la poesía de Borges, que de fugaz sólo tiene el título. Y aquí tenéis un completo artículo de Luciano Sáliche 120 años de Borges: 20 datos clave de su vida y de su obra.

sábado, 20 de diciembre de 2014

Jesús Royo. Sonetos de Navidad



(Actualizado en diciembre 2018). 
Jesús Royo Arpón (Barcelona, 1949), además de muchas cosas más, es un buen y satírico sonetista, muchas veces satírico, pero que sabe ponerse serio cuando quiere, como en estos sonetos de Navidad que suele enviarnos. Aquí tenéis tres.


NAVIDAD 2018

El caótico azar nos trajo aquí
y al final el misterio nos espera.
Todo rueda, en estúpida carrera
y se entrecruza en loco frenesí.

Nos preguntamos ¿qué será de mí,
qué razón hubo de que yo existiera?
Si todo es al final nada y quimera,
¿por qué me late el corazón así?

Dicen que han visto, no sé qué pastores,
ángeles, cantos, luces de colores
-alguna cosa, creo, se metieron-
y que un bebé al nacer les sonreía,
y que la noche más que el sol lucía,
y que, muy dentro, algún calor sintieron...

Jesús Royo Arpón


NAVIDAD 2016

En esta cueva oscura que es el mundo,
un punto entre infinitas soledades,
un instante en el cúmulo de edades,
sumidos en lo inmenso y lo profundo,

de pronto, este planeta vagabundo
se detiene y enciende las ciudades.
Nos decimos “Felices Navidades”
y nuestro abrazo es cálido y rotundo.

Un niño nace en medio del escombro.
La Galaxia lo observa con asombro
llorar, reír, mover ojos y manos.

Todo se mueve a base de sonrisas:
cerrad los ojos, suspended las prisas
y celebrad el ser seres humanos.

Jesús Royo Arpón


MEDITACIÓN DE UN PASTORCILLO ANTE EL PESEBRE, CON EL CALVARIO AL FONDO (2013)

Nada hay más débil que un recién nacido.
Nada hay más ruin que un hombre ejecutado.
Uno no es nada, el otro es demasiado.
Aquel entra en el mundo, este ha salido.

Ambos comparten lágrima y gemido,
pues duele por igual cambiar de estado,
el todo-por-hacer y el consumado,
el nada-aún y el todo-ya vivido.

Queremos que Dios sea omnipotente,
eterno, infinito y providente,
y resulta que llora y tiene frío.

Y es que Dios, por lo visto, es poca cosa,
pues nace pobre, en una noche hermosa,
y muere en un crepúsculo vacío.

Jesús Royo Arpón


Como os he dicho en general la obra poética de Jesús Royo es satírica, pero es difícil encontrarla, ya, que yo sepa, ni la ha publicado en ningún libro ni mantiene un blog, y sólo circula por algunos caminos restringidos de la red en la que van apareciendo sus sonetos satíricos. Aquí tenéis como muestra algunos sonetos de Jesús Royo de 2014 junto con la noticia que los inspiró.

Yo he ido publicando algunos en la página de este blog dedicada a los poemas de tema humorístico y satírico, donde los podréis encontrar junto a los de otros maestros del género.

viernes, 12 de diciembre de 2014

Versos de Navidad 2014 (poco ortodoxos)

Un año más os dejo un poema de Navidad que cada vez es menos navideño y más utópico. Pero lo sea o no, ojalá esta carta a los reyes de un descreído antimonárquico tenga respuesta positiva, porque sería nuestro mejor regalo.



VERSOS DE NAVIDAD 

Ya llegaron las luces que brillan con engaño,
hay árboles raptados muriendo en cada esquina
y atruenan villancicos con mensajes falaces.
Se acerca Navidad y toca ser feliz
porque lo exige el dios que con minúscula
rige nuestro destino.
Ponle nombre, te ayudo:
Políticos partidos buscando que estas fiestas
consigan que olvidemos corruptelas sin fin.
Empresas pretendiendo que compremos regalos
cosas innecesarias, consumismo feroz
para que salgan ellos de la crisis.
Iglesias olvidando su misión celestial
—el bienestar del mundo en este mundo—
con promesas de que si tienes fe en su ley,
y eres un dócil súbdito, no hay muerte que te valga.
Y gentes como tú que admite esos mensajes
que no ve el egoísmo, o no lo quiere ver
en esos que nos venden prosperidad y paz.

¿Y yo, por qué os escribo? ¿Soy distinto,
o acaso soy lo mismo y mis mensajes
sólo son un disfraz cubierto de utopía?
¡Qué importa qué soy yo, si cambias tú!,
si empiezas a entender que Humanidad
es mucho más que pueblo,
que nación y que patria sólo son eufemismos
de no ser solidario,
que el cielo está en la tierra, que la iglesia
en vez de dar doctrina se la aplique,
que los partidos han de unir
y las empresas repartir trabajo.
Si llegas a creer que esta lista de injurias
se va a poder cambiar con “manos a la obra”,
ya cumplí mi misión, y Navidad
será más que una fecha, más que un aniversario,
más que compras, que iglesia o que una cena,
será una reflexión que cambiará el futuro.

Por eso, qué más da si soy un impostor,
un apóstol utópico o un loco,
no importa lo que soy sino lo que cambiemos.

Ricardo Fernández Esteban, 2014 ©




Un poema no es algo individual, es un proceso. Este poema está en la línea del que publiqué en la Navidad de 2012, o en la del pasado año, aunque a ese último por estar sometido al corsé de la rima le costaba más manifestarse. Que no hayamos avanzado mucho no es óbice para que no lo sigamos intentando y hagamos de estas fiestas algo más que un festejo.

Os deseo a todos, a los amigos
y a quienes sólo nos conocemos virtualmente, que disfrutéis de estas fechas con las personas que os son más cercanas, que para eso sí que sirven. También sería bueno que nos sirviesen para reflexionar.



Un fuerte abrazo.

sábado, 6 de diciembre de 2014

David Minayo. (Actualizado en 2020)

David Minayo (Madrid, 1981) es un poeta al que conocí en 2014 en un recital de El Laberinto de Ariadna. Entonces solo había publicado ese mismo año un poemario, El amor en tiempos de desguaces de coches. Luego ha publicado Soportar la noche (2015), La lluvia es un lugar donde esconderse (2018) y El Berlín imposible de Hitler (2019)


Estos son los poemas inicial y final de su primer libro:


DEFINICIÓN DE POETA

Me preguntas quién soy.
Soy la pieza que no encaja.
Soy la tarde de lluvia.
Soy el momento exacto
en el que muere toda esperanza.

Me preguntas quién soy
y enmudeces.
Déjame disfrutar de los malos momentos.
Que lance yo mismo mi corazón por la ventana.
Que cambie una sonrisa
por el nudo en el estómago.
Que beba mi propia cicuta,
la desazón, el delirio, la espera.

Me preguntas quién soy
y no te miento.
Soy la escalera del patíbulo.
Soy el mango del puñal.
Soy la muerte anunciada.
El poeta que escribe estos versos
porque prefiere sufrir por ti
a ser feliz contigo.

Perdóname
por no haberte avisado.

David Minayo.


CARTA FINAL

El poeta romántico está condenado
a enamorarse profundamente
de quien más lo rechace.

Con cada verso que escriba
avanzará un peldaño

hacia su propio abismo

y su imprudente entrega.

Cuando toque fondo
se sentará a esperar
aquejado de largos dolores
pero con grandes ideas.

En realidad
el poeta romántico no busca curarse.
Su enfermedad consiste en su modo de vida.

Posdata:
Si lees esto
quiero que sepas
que mereció la pena,
que fue un hermoso suicidio
enamorarme de ti.

El amor en tiempos de desguaces de coches (2014). David Minayo


Ya que he comenzado hablando del recital en que conocí su poesía, os cuelgo un vídeo de todo el recital, en el que también interviene otro poeta, Abel Santos. Como el vídeo es largo (hora y media) os coloco un pequeño índice de alguno de los poemas que recita David.



10:00   Definición del poeta, Todas las lluvias, Recuerdo aquella vez
20:15   Tres poemas de su próximo poemario Soportar la noche
31:30   Los amantes
41:30   El amor en tiempos de desguaces de coches, El parque, Para Marcos
54:45   Carta final
1:03:10  Soliloquios
1:13:30  Cuatro consejos para escribir poesía. 


Aquí tenéis un poema de Soportar la noche "Tu parte del trato" , y os copio otro de su último libro:

EL SILENCIO

Parece mentira
que no te des cuenta
de la forma en que sonrío
cuando estamos juntos.

El silencio
es la más arriesgada
declaración de amor.

El Berlín imposible de Hitler. David Minayo


En este enlace tenéis acceso a sus poemas colgados en su blog Singularia Tántum y aquí a un vídeo donde recita de cuando buscabas respuestas en GoogleEstas son unas reseñas de Soportar la noche y de El Berlín imposible de Hitler.