viernes, 23 de enero de 2015

El "abate" Sancho Baile y su antología erótica

Os presento al Abate Sancho Baile, que fue fullero y mujeriego antes que fraile. El abate será responsable de una página en la que antologará poemas eróticos de su autoría o gusto, apartado me ha sido solicitado por varios seguidores del blog amantes de este tipo de poesía. Este es un espacio reservado no recomendable ni a menores (que por edad deben dedicarse a otros juegos), ni a mayores (que no quieran recordar lo que ya no puedan practicar), ni tampoco a quienes por sus creencias consideren estos temas impuros (ellos se lo pierden). Recogemos aquí mi bienvenida y los poemas que envía a su antología erótica


BIENVENIDA AL ABATE SANCHO BAILE
(fullero y mujeriego antes que fraile)

Muchos me habéis pedido un reservado
que en este blog albergue a un bardo erótico,
tras recorrer mil antros lo he encontrado
y aquí os presento a un escritor caótico:

Se trata del Abate Sancho Baile
que habla con propiedad, por hacer sido
fullero y mujeriego antes que fraile,
mas nadie lo tachó de pervertido.

Lo veréis en su página, prohibida
a quienes —por creencia o por edad—
no convengan los temas de esa vida
en la que el sexo es hospitalidad.

Disfrutad con el laico catecismo
de un "abate" que adora al erotismo.

Ricardo Fernández Esteban ©



Dejo en manos del abate la decisión de publicar lo que le apetezca, propio o ajeno, y espero no tener que ejercer el derecho de censura, lo que es mucho esperar conociendo sus antecedentes. Tan sólo me reservo el derecho de hacerle una pequeña entradilla a los poemas. 



Sancho Baile inicia su colaboración con un soneto propio en el que se desprende que ya no está en sus mejores épocas, pero como quien tuvo retuvo sabe salirse por la tangente para rematar faena.



ARTES AMATORIAS

Absténgase señora multiorgásmica
que un servidor no está para estos trotes
y búsquese a un mancebo con más dotes
por mor de juventud citoplasmática.

Venga después a mí, que —desbravada—
mi faena de capa y de muleta
hará que pida indulto a este poeta,
al descubrir que nunca fue la espada

la que ganó las guerras amatorias.
Hay antes y hay después, porque la suerte
suprema de la lidia no es la muerte
por pequeña que sea. Las victorias

no se fraguan con música, la calma
apasiona mejor a cuerpo y alma.


del Abate Sancho Baile

Por ser el día inaugural, el "abate" pide entrada doble y se despide con unas vividas espinelas:

LOS PLACERES DEL VESTIRTE

Lo que más quiero es vestirte,
te digo y no te lo crees,
pues créete lo que lees
y que voy a repetirte.
Porque si vestirte es irte,
es que antes te he desnudado
y por en medio he gozado
de tu cuerpo lentamente,
por eso precisamente
te estoy vistiendo encantado.

 del Abate Sancho Baile



Adenda de julio: El abate despierta de su letargo, según él estaba perdido en combate, y envía un soneto sobre la amistad entre varón y hembra, de la que él duda si no es bajo unas concretas circunstancias.



¿ES POSIBLE  AMISTAD DE HEMBRA Y VARÓN?

¿Opinas que es posible la amistad
entre sexos opuestos, si intención
tuvo el varón de rematar pasión
y no lo consiguió? Pues, de verdad,

difícil es en la realidad
que se dé tan extraña situación.
Debiose consumar el revolcón
para aceptar la posibilidad.

Si se graba la muesca en la pistola
y el tiro hizo mal blanco en la diana,
es posible que a ambos interese

reconducir el tema y, ¡carambola!,
ser amigos probablemente fuese
la mejor solución y nada vana.

La tratas como hermana,
no es preciso que estés tirando tejos,
y, si repites, huelgan los cortejos

del Abate Sancho Baile


Adenda de diciembre: Vuelvo a recibir noticias del Abate por medio de un soneto con estrambote, en que hace honor a su nombre y nos habla de la dificultad de mantener las parejas de baile si se cruzan ciertos límites.


PAREJA... DE BAILE

Cuando salí a bailar contigo una bachata
mi mano resbaló debajo de tu talle
y me dio un subidón al notar el detalle
de olvidar vestir bragas en tu culo de gata.

Por lo de mujeriego, antes que fraile, trata
de comprender que mi cuerpo se engalle
al palparte la falda, y permite que calle
o romperé mis votos y mi vida beata.

Este gran defensor del ardor pornográfico
se ha vuelto ecologista, safari fotográfico;
las parejas de baile peligran con más lazos.

Por eso en sociedad mantengamos las formas
para gozar mil veces de música y abrazos;
aunque de tanto en tanto olvidemos las normas,

si alguna noche loca te transformas
y olvidas otra vez cubrir tu intimidad,
que ante la tentación flaqueo en voluntad.

del Abate Sancho Baile


Adenda de abril del 2017: Después de desaparecer en combate, retorna el Abate, cual ave Fénix que resurge de sus cenizas, y promete nuevas aventuras.

EL RETORNO DEL ABATE

Este abate que tanto ha predicado
por defender la libertad de culto
a la mujer, por una ha estado oculto
y de la mala vida retirado.
Mas, por suerte, consciente del pecado,
cual Saulo di de bruces en el suelo,
al descubrir que me tomaba el pelo
reinando de abadesa en un burdel.
Lo dice la experiencia, “quien es fiel
tendrá infierno en la tierra”, en cuanto al cielo
que se lo ganen otros de más celo.

Vuelvo a la mala vida, que es la buena,
y prometo contar mis correrías
a la busca de alegres compañías
que conmigo se suelten la melena.
Os confieso, con contrición ajena,
sin ánimo de enmienda, que prosigo
con esta penitencia por castigo:
quemar la vida al ir de flor en flor
buscando unir el sexo y el amor
—que son agua y aceite— y no consigo
más que una cosa u otra cuando ligo.


del Abate Sancho Baile


En la página que tiene reservada el Abate en este blog para su antología erótica encontraréis también otros poemas ajenos que ha ido seleccionando.

3 comentarios:

AT dijo...

Muy bueno!

Anónimo dijo...

Mejor que comentar te paso una mía

AMOR VAMPIRO

La noche llega bailando
con cascabeles de nácar,
la luna le marca el ritmo
con su pandereta blanca.

¡Corre, niña, que te atrapa¡

Como una sombra chinesca
que vaga por los tejados
me deslizo por tu alcoba
como un chiquillo asustado.
.....

Primero fueron tus manos
compitiendo con los nardos,
luego me entré de rondón
por la puerta de tus labios
y mis colmillos viajeros
se alargaron al besarlos.

Y luego fueron tus pechos,
que escalo para ir bajando
por columnas de alabastro
de tus piernas al regazo.

¡Qué linda tu noche oscura
de terciopelo encrespado
cubriendo tu rosicler
ergido en jugoso tálamo¡

......

El canto del gallo suena,
ya están cantando los gallos.

......

No te musties, rosa mía,
mantén abiertos los párpados,
sujeta fuerte mi cuerpo
que quiero morir libando.

......

El gallo rompe la noche
con su espuela de hojalata,
...
duerme feliz en mis brazos
mientras mi vida se apaga.

......

¡Ay luna luna lunera
lunita de verde escarcha,
mientras me quede un suspiro
quiero calentar tus sábanas¡

¡Ay luna luna lunera
lunita de roja estampa,
quiero deshojar tus pétalos
mientras mi vida se acaba.

VALE
JMRB MOTRIL GRANADA

Angel Guinda dijo...

Convivido y disfrutado tu poema "Lunático que fui". Salud y abarzo, querido Ricardo.