sábado, 9 de febrero de 2013

Álvaro Valverde. Poema de amor

Álvaro Valverde (Plasencia, 1959) ha publicado recientemente su antología poética Un centro fugitivo (1985-2012) que os recomiendo. Siempre es bueno acudir a las fuentes en papel de la obra, y eso es lo que me gustaría que conseguir con este blog, que fuese un puente para que pudieseis llegar a la lectura reposada de la obra de un autor.

Os cuelgo unos versos pertenecientes a su poemario A debida distancia.


POEMA DE AMOR

De verdad es ahora
cuando te reconozco.
Sólo a través del sueño
tus contornos son nítidos,
oigo clara tu voz,
recupero tus gestos
y tu lenta presencia
como el lento mecerse
de las aspas que giran
sobre nuestras cabezas.
Con la misma demora
con que tomas un baño
al final de la tarde.

Te conozco en la oscura razón
que sucede a la noche,
en la frágil frontera
de la luz, cuando el tiempo
es más real que nunca
o eso, acaso, parece.

A tu lado, aunque lejos,
tan en ti como ausente,
reconstruyo velado
tu otro rostro invisible,
el que en la edad dé forma
a la que en sueño eres.

A debida distancia (1993). Álvaro Valverde ©


En este enlace, Antón Castro habla de la antología de Valverde y cuelga cuatro poemas de la misma  Y, por ultimo, aquí os pongo en contacto con el activo blog de Álvaro Valverde 

3 comentarios:

Jesús Pardo dijo...

Su blog me llevado a acceder al de Montaña Rodríguez y su última entrada sobre "el discreto encanto de las ruinas". En pleno viaje a Pompeya, con mis nietos para despertar en ellos la inquietud de la cultura, está alimentando esta fantastica noche de insomnio. La nostalgia del "camino de los tristes" de Plasencia le pone la guinda. Mañana intentaré sensibilizar a mis dos nietos (el mayor ,Tomás ,duerme plácidamente en el lecho contiguo) sobre el particular.Gracias

Africa Jiménez dijo...

Un excelente poeta y crítico literario. Gracias, Ricardo.

CRIS Vll F dijo...

Precisó poema, me ha encantado... para degustar despacito, lentamente, sin prisa y con deleite... Precioso.
Y, por otro lado, debo añadir que, en verdad, Ricardo, estás consiguiendo crear ese puente con tu blog, y un puente encantador. Gracias, por invitarnos a cruzarlo, siempre, es un placer este paseo. Besos.