miércoles, 13 de abril de 2016

Declaración de intenciones (revisada en julio del 19)

Reviso esta Declaración de intenciones que hice hace más de tres años como un aviso de que pretendía dedicar menos tiempo al blog, y veremos en que han quedado esas buenas o malas intenciones...

Os sigo rogando que si no os interesa la poesía o estáis agobiados por los mensajes de novedades, os deis de baja y tan amigos, porque "el undécimo es no molestar". En cambio, si os interesa, ayudad a difundir este blog cuyo único objetivo es ayudar a conocer y transmitir la palabra poética.


DECLARACIÓN DE INTENCIONES

Conviene hacer un alto en el camino,
reflexionar en qué
dedico el tiempo libre a estas alturas,
—que más bien son bajuras—
del curso de la vida, de ese río
que conduce a la mar de la que nadie vuelve.

No me pongo dramático,
pero sí que declaro que en las bajas alturas
es conveniente repartir las aficiones
y que, además, la devoción no debe
rimar en ripio con la obligación,
sino volar en alas de albedrío.

Y quien declara actúa, o lo pretende al menos,
y lo podréis notar en este blog
que será más caótico, por no decir gandul.
Hay que reinventarse las rutinas,
aunque sólo nos sirva para seguir igual
pues más se sabe por… que por demonio.

Avisados estáis si me leéis;
si no, decidlo de una vez y os doy de baja,
vuestro tiempo y el mío valen mucho
para seguir haciendo el “paripé”
de decir que “me sigues” o que “te gusto” en “Féisbuc”,
y no abrirme ni un mail, ni clicar mis “posteos”.

No quiero despedirme
dejando la impresión de que esto es una queja;
la razón e ilusión del blog son sus lectores,
y ofrezco banderín de cordial desenganche
porque no quiero molestarte más
si a ti la poesía te trae sin cuidado.


Ricardo Fernández Esteban  ©



Escribí esto en abril de 2016, después de seis años haciendo una entrada semanal y un total de 320 mil visitas, cuando este blog y su impulsor creían merecerse un cambio de ritmo. Tres años después, en julio de 2019, he bajado a la mitad el ritmo con una entrada quincenal y en conjunto he doblado el número de visitas históricas que ya alcanzan las 725 mil.


No me puedo quejar con estas cifras en una bitácora poética y os agradezco las visitas, pero sigue siendo ardua la difusión del blog, que precisa moverlo por las redes sociales para que le lleguen lectores. 

Por eso os pido dos cosas. Que si no estáis interesados os deis de baja de los mails de novedades del blog o de las amistades en las redes sociales y tan amigos. Y si, por el contrario, estáis interesados, lo que os pido es que me ayudéis a difundir el blog y que hagáis comentarios a las entradas.

La razón e ilusión de este blog son sus lectores, a los que agradezco su apoyo, pero en modo alguno quiero molestar ni incrementar aún más la cantidad de mensajes que recibimos sobre temas que no nos interesan.


Por si no conocéis cómo funciona el blog o cómo llegar a sus más de 400 entradas poéticas y veinte páginas temáticas, os enlazo a la Ayuda para navegantes donde se explica la estructura y filosofía del blog.

Y para predicar con el ejemplo, en este enlace podréis acceder a vídeos del Archivo de poetas de la ACEC donde recito veintitantos poemas míos y a este otro donde explico mi poética.




Un fuerte abrazo. 

10 comentarios:

Francesc Cornadó dijo...

Es una pena, Ricardo. Echaremos en falta tus "post".
Saludos
Francesc Cornadó

Ricardo Fernández dijo...

Tranquilo, Francesc, no te librarás tan fácilmente de mí. Que quiera ser más caótico o gandul no quiere decir que no siga publicando, al menos mientras siga notando el apoyo de los lectores como tú.

Un abrazo

Jesus Pardo dijo...

Te entiendo muy bien , Ricardo.
Me ocurre algo parecido con mi blog ( que no tiene la calidad, ni el alcance del tuyo) . Desde hace unos meses, a hurtadillas en mi caso, he reducido la frecuencia de publicación. He pasado de dos entradas/ mes a una cada tres semanas. He mantenido ,sin embargo, una cierta rigidez en cuanto al cumplimiento de esta cadencia. Ahora al llegar el verano (período propicio al desenganche) pasaré a un post /mes ... Tambien de tapadillo.
Voy a publicar este sabado mi articulo num.79 .... Y si yo no fallezco antes, o el Alzheimer no me invalida, llegaré a la entrada 100 y ahí terminará el blog.
¿ Crónica de un cansancio anunciado ? ... Tal vez lo parezca...pero es que en realidad tengo otras cosas que emprender de mi "to do list" y preciso crear tiempo ....
Por cuanto antecede ,te reitero que entiendo, creo, tus motivaciones, que no andarán muy lejos de las mías
Un fuerte abrazo

Yhedra Yhomisma dijo...

Te entiendo perfectamente. En determinado momento de la vida empiezas a percibir el tiempo como un lujo que comienza a escasear al tiempo que notas que las fuerzas van menguando y te planteas el usar ambas cosas con mesura; el prodigarse con demasiada dedicación a administrar un blog o a mantenerse activo en las diferentes propuestas que nos ofrece la red nos puede distraer de otras ocupaciones que en ese momento se nos muestran como más importantes. Dosificarse es una opción personal muy respetable. Por aquí nos seguiremos viendo cuando te parezca oportunp, compañero.Besos

Unknown dijo...

Ricardo,no nos dejes.Un fuerte abrazo.

Luiscazamora.lcz. dijo...

Pero Que mas valioso Que dejarle a la Vida; fracciones en el aire. de dice cuando Tu no Estes Te buscaran entonces en esos trazos de internet y diran Que estas vivo. Es Bella la poesía Como la mas Bella flor

Unknown dijo...

Ricardo, te seguiré siempre y cuando tú, me lo permitas!

Oreste Anduja dijo...

Hombre rendido, te reto a que me desmientas con poesía...

Ángela dijo...

Me resulta muy interesante todos los comentarios, en verso o en prosa que salen de su mente creadora. Es un soplo de viento fresco en esta sociedad de mediocre. Gracias por comunicar sus pensamientos sin mercantilizarlos.
Ángela

Terly (Juan José Romero Montesino-Espartero) dijo...

Me gusta más leer que comentar, la mayor parte de las veces somos repetitivos en nuestros comentarios. Suelo leerte casi siempre y a decir verdad, me gustaría seguir haciéndolo.

En mi blog casi nunca me dejan comentarios, pero veo las estadísticas y sé que hay mucha gente que me lee, eso me da alas para seguir escribiendo y publicando