miércoles, 26 de enero de 2022

Ansia y deseo

Escribí este poema, Ansia y Deseo, hace años en un proyecto de poemario sobre las palabras, su significado y su relación con las personas. Cada poema tenía como título una palabra e incluía (en una cita o en el texto) la definición de esa palabra en el diccionario. En este caso, el poema juega con las incoherencias o redundancias de las definiciones y las opiniones personales, para acabar teniendo que dar la razón al diccionario. 


ANSIA y DESEO

¿Qué diferencia el "ansia" del "deseo"?
Dice el DRAE, a través de la palabra “anhelo”,
que el “ansia” es: deseo vehemente.
¿Y vehemente?: ardiente y lleno de pasión,
aunque también (dicho de una persona):
que obra de forma irreflexiva
dejándose llevar por sentimientos
.
¡O sea que el sentir es no pensar!,
¡mal vamos diccionario!

Y si sigo, defines desear
al: aspirar con vehemencia a
conocer, poseer o disfrutar de algo
.
Resumen, que repites cualidad
y, si me pongo en plan de matemático,
formulo el “ansia” y es:
aspiración que es al cuadrado vehemente.
Me estás liando diccionario
y pocas pistas das para aclarar mis dudas.

Pues como vamos mal, hoy te castigo
y siguo sin tu ayuda, proclamando
que ansiar es: eso que el sentir
desborde el sentimiento en aflicción,
la angustia del deseo insatisfecho,
el estar y no estar, por desear.


Y ahora resulta que repaso y en otra entrada dices:
Ansia: Angustia o aflicción del ánimo.
O sea que, al final,
siempre tienes razón maldito diccionario.

Ricardo Fernández Esteban ©
de "La palabra es mágica" (poemario inédito)

Del Diccionario de la Real Academia Española (DRAE)
Ansia (4): Anhelo.
Anhelo (1): Deseo vehemente
Vehemente (2): Ardiente y lleno de pasión. (3) Dicho de una persona: Que obra de forma irreflexiva, dejándose llevar por los impulsos.
Ansia (2): Angustia o aflicción del ánimo.


No sé si después de leer el poema tendréis más claro en lo que creo que se  diferencia el "ansía" del "deseo", pero en todo caso hemos podido viajar por las palabras y sus significados. Como digo en el encabezado de este blog: "La palabra es mágica", porque tiene el poder de transformar sonidos en sentimientos"; y esa magia hace que, a veces, sea polisémica y nos pueda mostrar muchos significados diferentes, según sea nuestro estado de ánimo o nuestra intención.

Tampoco sé si acabaré publicando este poemario o no. De momento he colgado una serie de poemas en el blog, a la espera de si lo publico o lo sigo dejando en el cajón de los poemas que esperan su oportunidad. 

Respecto a la pregunta inicial, he encontrado una entrada en el blog "Cosas que me pasan" sobre "El deseo y la ansiedad", aquí la podéis leer porque aporta cosas interesantes. Y de ese blog he tomado la imagen que ilustra esta entrada en la que indica como autor "Jover"


 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

A ver Ricardo, el deseo no angustia sino que te guía, te activa. En cambio, el ansia angustia porque exige inmediatez, cumplimiento urgente del deseo y eso inquieta. El deseo tranquiliza, el ansia inquieta. Tú persigues al deseo; el ansia te persigue a ti, te exige.
y eso..Sin deseo no podríamos vivir; sin ansia vivimos mejor.
Más o menos.
Pepa Caro

recomenzar dijo...

No se la diferencia pero tu entrada me gusta