martes, 26 de julio de 2022

Tito Muñoz

Tito Muñoz (Barcelona 1956), es un creativo publicitario, además de escritor, poeta, letrista, pintor y muchas cosas más. Como poeta tiene varios libros y os destaco “Una hawaiana con un ukelele” (2005) y el “Gran Strómboli” (2022); como letrista tiene canciones cantadas por Serrat o Víctor Manuel. Es un poeta que no deja indiferente y que llama a las cosas por su nombre, sirvan estos versos de aviso:

Te lo aviso:
tengo un alma.
y está cargada



PALOMAS EN LA CHISTERA

Siempre llevo palomas
debajo del sombrero.
Nunca se sabe cuándo es preciso
hechizar a una dama
que ya no cree en la magia,
o crear un revuelo
para escapar corriendo
de un almuerzo tedioso,
sin dar explicaciones.
Casi todo consiste
en crear ilusiones,
usar la distracción
con la elegancia
de un dandi victoriano
y valerse del truco
para cualquier propósito.

Tito Muñoz. El gran Strómboli (2022)


UNA HERIDA DE BALA

Es más viril que duela
la herida de una bala,
un navajazo,
la nariz rota
en una lucha callejera
o las secuelas
de una caída en moto.
Resulta casi indigno
que mi dolor
lo genere la artrosis
y la añoranza
de un amor malogrado.

Tito Muñoz. El gran Strómboli (2022)


Y del otro libro que os he citado:

HAY QUE CUIDAR LOS CROMADOS

Me duele intensamente
la víscera de amar
y hace tiempo de motos y de chicas.
Llenaré el tanque de humor y adrenalina
y buscaré el infarto
en algún mestizaje.
Seguro que amanezco
con otro tatuaje,
sin la pasta y sin Visa,
en pelotas y en Tanger.
Colocaré una píldora debajo de la lengua,
limpiaré los cromados
y volveré al garaje.

Tito Muñoz. Una hawaiana con un ukelele” (2005)


Pero además yo tengo algún incunable de los principios de Facebook donde teníamos un grupo clandestino de poetas que nos intercambiábamos poesía rimada. Os dejo un soneto suyo:


MAPA DE ISLA ROCÍO

Justo al norte del mapa de esa falda
yo fui el agrimensor de tus caderas,
perdí –como es debido- las maneras
y acometí, de frente, aquella espalda.

Jugaba con tu mundo a ser Mafalda
por no dejar en pie ni una frontera
y alcancé un par de lagos esmeralda
sin usar, lo prometo, la escalera.

Luego, tu sur se me antojó perfecto
lleno de flamboyanes y tabernas,
de rojos farolillos en el puerto.

Así que hice una escala en mi trayecto,
decidí pernoctar entre tus piernas
para guiñarte, al alba, el ojo tuerto.

Tito Muñoz.

Aquí os dejo un enlace a unas cuantas letras para canciones que ha escrito. Un artículo de Luis García Gil sobre sus versos, un acceso a algunos de sus libros y una entrevista publicada en EuropaSur de cuando presentaba su último libro. 

Como siempre, mi recomendación es acudir a las fuentes, o sea a los libros. Aquí tenéis cómo conseguir este último libro.



 

No hay comentarios: