sábado, 30 de marzo de 2013

Cizaña

Hay palabras que se cruzan en nuestro camino sin esperarlas. Sería casualidad o fue el destino y apareció "Cizaña" -cuyo origen se vincula a los inicios de los lenguajes conocidos- cuando buscaba una palabra para escribir sobre ella. Además, lo hizo dos veces con pocos días de diferencia. Este poema pertenece a una serie inspirada en las palabras y su relación con las personas, con referencias a su significado, de momento inédita en papel.


CIZAÑA (*)

Abro al azar el DRAE buscando una palabra
y apareces, Cizaña (del latín Zizanía
y ésta a su vez del griego clásico Zizánion);
además, la otra noche una amiga filóloga,
en una sobremesa de palabras
me había dicho que vienes del sumerio.
¡Vaya casualidad!, o fue el destino,
que hace tan sólo pocos días
me diesen la ascendencia de tu nombre,
y ahora aparezcas en la página
del diccionario abierto por azar. 

Si tu raíz se hunde
hasta el primer lenguaje que fue escrito,
y también se te nombra en la parábola

de origen evangélico, deduzco
la importancia que tienes desde siempre.

Por eso, por lo anciano, por lo sabio,
“cizaña”, por favor,
sé planta de vivero, no veneno

que empobrezca trigales y pasiones.
Descansa en paz, palabra milenaria,
no siembres más la duda
que ya intrigamos mucho sin tu ayuda.

Ricardo Fernández Esteban © 


Cizaña

(*) DRAE (Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua)
Cizaña:
1) Planta anual de la familia de las Gramíneas, cuyas cañas crecen hasta más de 1 m, con hojas estrechas de 20 de largo, y flores en espigas terminales comprimidas, con aristas agudas. Se cría espontáneamente en los sembrados y la harina de su semilla es venenosa.
2) Vicio que se mezcla entre las buenas acciones o costumbres. 
3) Cosa que hace daño a otra, maleándola o echándola a perder.
4) Disensión o enemistad: Meter, sembrar cizaña.





Aquí tenéis otros poemas que también están el la órbita de ese poemario inédito que podría tomar el nombre de este blog "La palabra es mágica"

1 comentario:

Unknown dijo...

Está muy bueno, Cizaña, me hace recordar un dibujito animado donde la Cizaña no permitía crecer los rosales, la verdad me encanto...